Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adrián Guerra: "Las Islas han multiplicado su atractivo"

Adrian Guerra.

Adrian Guerra. LP / DLP

Adrián Guerra, productor grancanario que ha rodado varias películas internacionales en Canarias, defendió ayer, en la II Conferencia sobre la Economía de los rodajes en España, las ayudas fiscales al sector por el impacto que tienen en el economía y en el empleo y lo comparó con las que se dan a otros sectores industriales. Recordó que su reciente rodaje de la película The Gunman dejó seis millones de euros en impuestos en sólo dos meses, además de seis millones en nóminas, con más de cien empresas trabajando para la película, así como varios millones de euros en gastos de hotel y otros servicios. En Gran Canaria filmó una película en 2013 y otras dos el año pasado, en las que contrató a más de 4.000 personas con un gasto superior a los 8 millones. "Pocas empresas o eventos pueden presumir de haber generado tanta actividad. Es un filón económico muy potente que además da visibilidad turística al Archipiélago", sostiene.

Guerra, que espera volver este verano a Gran Canaria para rodar El hombre que mató a Don Quijote, dirigida por Terry Gillian (Monty Python), dice que con las nuevas normas tributarias en las Islas los rodajes internacionales ya no tienen necesidad de contactar con terceros para poder optar a los incentivos. "Hasta ahora, para poder convertir las ayudas en dinero efectivo para las producciones tenías que buscarte una empresa que decidiera invertir en tu película y no pagar impuestos. Eso actuaba de cuello de botella. Ahora ya tenemos la posibilidad de una inversión directa, con lo cual todas las producciones que quieran rodar en Canarias podrán hacerlo hablando con un banco o con un asesor fiscal". Según él, esta nueva posibilidad "multiplica el atractivo de Canarias como escenario de rodajes, y se van multiplicar también las filmaciones". Asegura que junto a otros atractivos como el paisaje, la luz o la gran variedad de escenarios naturales, una industria de servicios de "primer nivel" y el menor "coste efectivo" de producción pueden hacer de Canaria el "gran plató" de España de las producciones cinematográficas extranjeras.

Compartir el artículo

stats