Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ejecutivo planea suprimir el IGIC para las producciones de cine foráneas

Hacienda busca terminar con los costes financieros que soportan las empresas que esperan por la devolución del impuesto

Jornada de la APD sobre el REF.

Jornada de la APD sobre el REF.

El Ejecutivo quiere dar un paso más en la atracción de proyectos cinematográficos a las Islas y planea suprimir el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) en la adquisición de bienes o servicios a las productoras que no estén establecidas en el Archipiélago. El tipo impositivo que se aplica ahora oscila, en función de los casos, entre el 7% y el 13,5%. Con la eliminación de esa tributación indirecta en las compras o alquileres, estas empresas no solo reducirán los costes financieros que se derivan de soportar las cuotas del IGIC durante su permanencia en Canarias, sino que también se potencia el atractivo de la región como plató de cine.

Actualmente, las productoras sin domicilio en las Islas tienen que esperar al siguiente año de su grabación en el Archipiélago para pedir el reintegro del IGIC. Durante los seis primeros meses del ejercicio posterior pueden presentar sus peticiones mediante un procedimiento especial, denominado 'Solicitud de devolución de IGIC para no establecidos'. Una vez que se formaliza esa demanda, Hacienda cuenta con otros seis meses para llevar a cabo la devolución.

El viceconsejero de Hacienda y Planificación del Gobierno de Canarias, Luis Padilla, señaló ayer que la Consejería de Hacienda, a propuesta de Presidencia, está trabajando para simplificar todo el trámite administrativo y tributario al que se tienen que enfrentar las productoras que llegan desde la Península o de otros países. Ayer, durante su intervención en la jornada sobre el Régimen Económico y Fiscal de Canarias, organizada y patrocinada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y JTI en Las Palmas de Gran Canaria, Padilla expuso que la supresión del tipo se aplicará siempre que los bienes o servicios adquiridos por las productoras se usen de forma "efectiva" durante el rodaje del largometraje, serie o documental.

Con esta iniciativa, las productoras foráneas se ahorran costes de financiación, al no tener que destinar parte de su presupuesto al IGIC en el pago, por ejemplo, de elementos de decoración, alquileres de vehículos y espacios o contrataciones de catering. "Al estar la empresa no sujeta al IGIC por encontrarse el destinatario no establecido en Canarias, con un tipo cero evitaríamos los costes financieros de solicitar periódicamente la devolución de las cuotas de ese impuesto soportadas por la adquisición de bienes o servicios", aclaró Padilla.

Para Jaime Sánchez, asesor fiscal y financiero de Nostromo Pictures, esta acción, de salir adelante, contribuirá a colocar aún más al Archipiélago "como lugar de localización de rodajes", destacado. A su juicio, esta medida ayuda, por un lado, a que "el destino Canarias sea más atractivo porque se reduce la carga financiera", y, por otro, se simplifican los trámites formales de solicitud de devolución. "Es interesante porque las productoras no tendrán que soportar una carga que, con el tiempo, se les devuelve", afirmó Sánchez.

Esta medida se alinearía con la fiscalidad diferenciada con la que ya cuenta el Archipiélago para atraer rodajes. En el caso de producciones españolas, hay establecida una deducción de hasta el 40% sobre el impuesto de sociedades para el primer millón invertido y un 38% para el resto de la partida del proyecto cinematográfico siempre que no rebase el límite de los 5,4 millones de euros. Las empresas cinematográficas extranjeras, por su parte, podrán alcanzar una rebaja máxima de 4,5 millones, calculada como el 35% del total de gastos aptos incurridos.

El viceconsejero de Hacienda destacó, de hecho, que uno de los principios estratégicos del nuevo REF hace referencia a la incorporación de un bloque de incentivos fiscales y económicos "que generen decisiones inversoras, diversifiquen la economía isleña e impulsen el empleo", además de perfeccionar los instrumentos que ya existen en este sentido.

Los incentivos fiscales, junto a la diversidad paisajística que ofrece cada una de las islas del Archipiélago, han atraído hasta la región canaria numerosas producciones internacionales de enorme calado en los últimos años. Exodus (Ridley Scott), Palmeras en la nieve (Fernando González Molina), Nadie quiere la noche, (Isabel Coixet), A todo gas 6 (Justin Lin), En el corazón del mar (Ron Howard) o los largometrajes aún pendientes de estreno como 1898. Los últimos de Filipinas (Salvador Calvo), Wild Oats (Andy Tennant), El Titán (Lennart Ruff) o Allied (Robert Zemeckis) -esta última protagonizada por Brad Pitt y Marion Cotillard-, rodaron buena parte de sus escenas en algún rincón de las Islas.

Compartir el artículo

stats