Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Mohamed Ould Daf

"Queremos que el puerto de Nuadibú sea la entrada de Europa a África"

"Hay más de una decena de empresas del Archipiélago en la Zona Franca y todas están creciendo", afirma el presidente de la Zona Franca de Nuabidú (Mauritania)

Mohamed Ould Daf, presidente de la Zona Franca de Nuadibú.

Mohamed Ould Daf, presidente de la Zona Franca de Nuadibú. JOSÉ PÉREZ CURBELO

¿Qué importancia tienen las relaciones bilaterales entre Canarias y Mauritania?

Este encuentro representa una gran oportunidad para hablar de las inversiones en la Zona Franca de Nuadibú y ver en qué medida se podrían establecer marcos de cooperación con las autoridades del país. La zona franca se creó en 2013 y consta de una zona económica especial, numerosas ventajas fiscales y un marco institucional propicio para todo tipo de inversiones. Desde este año, no se aplica ningún tipo de impuesto en las 130.000 hectáreas que esta área.

¿Qué oportunidades aporta esta zona franca a las empresas canarias?

Antes de todo, lo que tiene esta zona de especial es que tiene un marco legal y fiscal muy ventajoso, las empresas que operan allí no pagan impuestos ni tasas aduaneras, por lo tanto ya tienen ese aliciente. Ya hay principalmente empresas de servicios e industriales, y más de una decena de compañías canarias operando en esta localidad. Todas ella, las canarias incluidas, ven crecer sus cifras. Desde que la zona franca se creó, no he visto ninguna empresa cerrar, sino que todas crecen.

¿Qué sectores busca potenciar Mauritania en esta área libre de impuestos?

Hay varios sectores que se ven beneficiados de este régimen exclusivo. La pesca es uno de ellos, obviamente, tenemos una gran riqueza de pescados en nuestras costas. El turismo que es un sector clave para nosotros también y el sector de la industria. Consideramos que en todos estos ámbitos podemos beneficiarnos tanto canarios como mauritanos, por lo que este foro es la ocasión perfecta para debatir cómo podríamos promover iniciativas conjuntas y estrechar lazos entre territorios.

¿Cómo valora la relación entre los empresarios canarios y mauritanos?

Creo que, hasta el momento, ha sido muy ventajosa y, sobre todo, fácil. Canarias y Mauritania tenemos una relación muy antigua. En el Archipiélago todos conocen nuestro país y hay una comunidad muy potente de mauritanos. Además, llevamos impulsando iniciativas empresariales conjuntas desde hace años. Es una oportunidad perfecta para promocionar la Zona Franca para garantizar que se mantengan las tasas de crecimiento empresarial de los últimos años.

¿Qué ventajas económicas tiene la cercanía de estos territorios?

Las Zonas Francas pueden ser complementarias y puede haber oportunidades de negocio en las dos orillas. Nuadibú puede ser la entrada para los productos europeos, no solo para Mauritania, sino para los países de la región. Sobre todo para el grupo Sahel, del que formamos parte y en el que somos los únicos que tenemos costa. Permite la entrada a los mercados de Burkina-Fasso, Mali, Níger y Chad a través de los puertos mauritanos. Queremos que Nuadibú sea la puerta de Europa y del mundo a África. La Zona Franca de Las Palmas puede ser interesante para las empresas mauritanas, ya que facilita la entrada de nuestra mercancía en Europa. Al colocar o transformar productos en Canarias, estos pasan a tener los certificados de la UE, y pueden penetrar en todos los territorios comunitarios.

¿Qué otros planes tiene Mauritania para convertirse en un país clave para la economía de África Occidental?

Obviamente la Zona Franca es una parte fundamental de este crecimiento y es el principal atractivo para captar inversiones. El gobierno ha hecho un sacrificio, en términos tributarios, para convertir a Nuadibú en la capital económica del país. Esta pérdida de ingresos se ve compensada por los empleos y negocios que se están generando en la Zona Franca. Se han creado las condiciones perfectas para explotar el enorme potencial que tiene Nuadibú para ser un punto clave de la economía de la región y de toda África Occidental. Mauritania está viviendo una transformación económica muy importante en la que, además del puerto libre de aduanas, se está haciendo una fuerte apuesta por las infraestructuras. Transportes, energía, agua y saneamiento son algunas de las áreas en las que el gobierno está invirtiendo, lo que facilitará la dinamización y el desarrollo del sector privado y la captación de capital extranjero. Ya estamos exportando energía a Malí y Senegal y queremos seguir aumentando nuestra potencia económica en la zona. También se ha invertido en el aeropuerto internacional de Nouakchott y varios puertos en la costa mauritana, con lo que el gobierno quiere posicionar a Mauritania a la cabeza de África Occidental.

¿Qué puede aprender Canarias de este partenariado?

Yo considero que todos ganamos con estos acuerdos entre Canarias y Nuadibú. Vincular dos zonas económicas tan importantes es muy positivo, sobre todo porque el Archipiélago significa el acceso al mercado español y comunitario para Mauritania. Mientras que nuestro país abre nuevos mercados para las Islas. Cuanto más interactuemos, más se beneficiarán nuestras economías.

¿Cómo quiere promover la inversión canaria en Mauritania?

Tenemos dos rutas. Por un lado queremos mostrar, a través de las compañías españolas y canarias que ya operan en Nuadibú, que realmente funciona el marco institucional propicio para la inversión y que las ventajas fiscales son reales en Mauritania. En definitiva buscamos destacar el enorme crecimiento y desarrollo que experimentan la pesca y el turismo en la zona, para que los empresarios españoles y canarios se animen a invertir y fortalecer estas relaciones entre los dos territorios.

Compartir el artículo

stats