Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quiebra del tercer operador turístico | Duras consecuencias en Canarias

Sergio Moreno: "Trabajamos para activar un plan de choque para la conectividad"

El viceconsejero de Turismo del Ejecutivo regional no esconde que la quiebra de Thomas Cook lleva al Archipiélago a una situación "crítica"

El viceconsejero de Turismo del Ejecutivo regional, Sergio Moreno, ayer durante la entrevista. tony hernández

La quiebra de Thomas Cook

La situación es muy compleja. Están las relaciones comerciales entre EEUU y China o Reino Unido y el brexit con la devaluación de la libra, que ya alcanza el16% en los últimos tres años. Luego está la economía alemana con un constipado que parece la antesala a una recesión o medidas en Europa con indicativos a un aumento de las tasas aéreas por volar por el impacto de CO2. Todo esto se une a los problemas de competitividad de muchas compañías aéreas y así hemos visto quiebras recientes como las de Monarch, Air Berlin, Germania o Niki. Y ahora el caso concreto de Thomas Cook, que es de una envergadura enorme porque es el segundo turoperador europeo más importante para Canarias, con un 12% de cuota de mercado y con un impacto muy fuerte en la conectividad y en el número de turistas.

¿El cese de Thomas Cook también afectará, a la larga, a Condor?

Thomas Cook es un grupo que tiene tanto turoperador como aerolínea. Ahora mismo estamos hablando de que el cese de operaciones ha afectado a Reino Unido. Es decir, Condor, en el caso de Alemania, sigue operando en estos momentos. Es previsible que en un futuro también haya impacto en este caso, pero más estructurado como pasó con Air Berlin.

¿Cuáles son las primeras medidas para amortiguar el impacto y la afectación del sector?

A corto plazo está la gestión de la repatriación, que está garantizada por Aviación Civil Británica. Para esta semana ya hay previstos 79 vuelos de rescate. Por otra parte, hay una deuda pendiente muy importante porque los procesos de pago tardan entre 45 y 80 días, aproximadamente. Esa deuda acumulada es muy importante para las compañías, tanto para las grandes como para las pequeñas, ya que algunas tienen una dependencia muy fuerte de este turoperador. Este asunto es fundamental. Estamos tratando de coordinar con todas las empresas para reclamar esa deuda y hacer presión ante la concursal para intentar sacar el máximo.

¿Y qué pasa con la conectividad?

Nos enfrentamos al invierno, donde la situación es compleja y hay un margen de actuación corto. La idea es que los aparatos que no pertenecen al grupo y que estaban en leasing, que eso sí lo recupera la compañía propietaria, se puedan poner en el mercado. Desde Promotur se está teniendo negociaciones al máximo nivel para conseguir colocar esos aviones en el aire y que vengan a Canarias. También trabajamos con otras aerolíneas y, además, estamos en coordinación con Aena y con el Gobierno central para diseñar y estructurar con fondos adicionales un plan de choque para nuestra conectividad de cara al invierno, así como un plan de promoción especial. Necesitamos más fondos, del propio Gobierno de Canarias, del estatal, ayuda y colaboración de Aena, de Enaire y de todos los agentes para trabajar en esta línea.

¿Se puede hacer algo desde Europa?

También trabajamos en Bruselas. Tenemos la condición de ultraperificidad y territorio fragmentado, por lo que tenemos que garantizar que las tasas que vienen alineadas por las emisiones de CO2 y por otros motivos no se apliquen al Archipiélago por nuestra singularidad. Canarias es un territorio de la UE que hay que defender porque depende única y exclusivamente de su conectividad aérea.

¿Está Canarias en una situación crítica?

Sí. Es una situación crítica porque estamos hablando de la mayor quiebra turística de la historia de un grupo histórico. Y no solo histórico por los años que lleva operando, sino por el peso que tiene. Es un hecho excepcional.

¿Cómo va a afectar al empleo?

Ahora mismo es imposible predecir cuál va a ser el impacto concreto. ¿Va a tener impacto en el empleo? Evidentemente. Por eso también nos preocupa tanto, pero especular con una cifra ahora sería una imprudencia.

Thomas Cook es el segundo turoperador europeo más importante para Canarias y Reino Unido su principal mercado emisor de turistas. ¿Qué salidas hay? ¿La búsqueda de mercados alternativos?

En Reino Unido hay muchos clientes que son fieles y quieren venir. Tenemos que garantizar que esos clientes puedan venir. Eso significa que tienen que encontrar plazas a un precio razonable, porque las pocas plazas libres que hay de otras compañías subirán de precio. Ese es el plan fundamental. ¿Cómo? Como le dije, con un plan de choque de conectividad. Todos los agentes tenemos que estar alineados, ahora más que nunca, para conseguir dotarlo de fondos para que tenga un impacto y una eficacia. Por otro lado, también cabe explorar otros segmentos dentro de los mercados tradicionales e impulsar nuevos como Canadá, EEUU, Hungría o Israel.

¿Ha fallado el Fondo de Desarrollo de Vuelos? A raíz del anuncio del cierre de las bases de Ryanair

El Fondo de Desarrollo de Vuelos ha sido una magnífica herramienta desarrollada por Promotur, con una gestión extraordinaria y un impacto fantástico. Ahora estamos en un ciclo que no es expansivo. Todo lo contrario. Estamos en descenso del número de turistas y, por tanto, tenemos que pensar en la reestructuración de esa herramienta teniendo en cuenta que hay una legislación europea que regula y dificulta mucho las ayudas al sector privado. Nuestra intención es conseguir las mejores condiciones de mercado para que en libre competencia las compañías vuelen a Canarias y que lo hagan porque los turistas quieren venir.

En cuanto a la caída de turistas, tanto el sector como el Gobierno habla de una normalización de los números tras años récords. Tendiendo en cuenta las circunstancias actuales, ¿hasta cuándo debe durar esa caída y hasta cuánto se debe caer?

Es algo que todo el mundo sabía y preveía después de cinco años de récords seguidos; hay que considerarlo dentro de lo normal. Lo que sí es excepcional es lo de Thomas Cook, que supone un descenso muy importante. Dicho esto, es importante entender que nuestra estrategia está centrada en el desarrollo y no en el crecimiento. Crecimiento es contar turistas que suben o que bajan. Desarrollo es mejorar la competitividad del destino para garantizar que el beneficio social, en el que incluimos el beneficio empresarial y el de la sociedad en su conjunto, sea máximo.

¿No se aprovecharon los mejores años del turismo en Canarias

Miro hacia delante, no hacia atrás. Lo que es importante es que tenemos muchas asignaturas y tareas pendientes. Por eso nuestro plan se centra en ello. En mejorar la diversificación, la diferenciación, la digitalización, la deslocalización y en que más zonas de las Islas, pese a la dispersión geográfica, participen en mayor medida de los beneficios que genera el turismo.

En una situación como la actual, ¿es apropiado aplicar una tasa turística?

Ahora mismo no está en nuestra agenda y no le dedico ni un minuto al día.

¿Pero sería o no apropiado? Es una de las líneas del pacto de Gobierno.

No está en mi agenda y, segundo, no podemos hablar de tasa turística sin hablar de lo que serían los detalles y los elementos. Hablar de eso sin entrar en los detalles es absurdo.

Compartir el artículo

stats