Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Hasta la puerta de casa

Las empresas de transporte de paquetes incrementan el número de pedidos en farmacias

Un trabajador de MRW guarda uno de los paquetes en el furgón. ANDRÉS CRUZ

La crisis del coronavirus ha paralizado la vida social y económica de todo el país, a excepción de algunas profesiones que todavía mantienen su actividad. En este grupo se encuentran las compañías de transporte de paquetería que continúan prestando su servicio, a pesar de haber tenido que adaptarlo a los tiempo de pandemia que corren. Algunos con pedidos especiales. Otros sorteando el cierre de fronteras. Todos con mascarillas y guantes.

"La llegada de envíos de Península y las Islas ha caído muchísimo", explica Salvador Rodríguez, gerente de la oficina de MRW de la calle Dr. Juan de Padilla de Las Palmas de Gran Canaria. Una realidad que ha venido impuesta por la caída del tráfico aéreo y marítimo que también ha traído consigo el Covid-19. No obstante, lo que sí han subido son los servicios de prestaciones sociales tales como recoger y llevar pedidos de la farmacia.

"Nosotros siempre hemos tenido este tipo de servicio, pero antes lo hacíamos un par de veces al mes, pero ahora son cuatro o cinco diarias", señala Rodríguez. Y es que son muchas las personas que optan por estas prestaciones para evitar salir de casa, tal y como se ha decretado por el Gobierno central. "Hay cierto pánico", apunta el gerente de la céntrica sede de MRW que cuenta que estos días han llegado a llamarles para cosas tan curiosas como pedirles que compren un pan y lo transporten.

Asimismo, estas semanas también están realizando entregas de pedidos online de maquillaje y ropa, puesto que muchas marcas han decidido mantener este tipo de servicios, a falta de poder vender en las tiendas físicas. Algo que en esta empresa aseguran que tendrán que seguir haciendo, a no ser que el Estado diga lo contrario.

De hecho, desde Nacex aseguran que la venta online se ha disparado en base al número de paquetes que ellos siguen recibiendo. "La gente está en casa, tiene más tiempo y compra por internet", asegura un trabajador de la empresa que prefiere mantener su anonimato. El problema de esto es que si llega el envío hay que hacer el reparto, por lo que las personas que realizan el transporte se exponen más al contagio del virus por cosas que, desde el punto de vista de este trabajador, pueden esperar porque "son triviales".

No obstante, los transportes que más están realizando estos días en esta compañía son los encargos que les realizan desde hospitales y farmacias, sector al que esta franquicia está muy vinculado desde siempre. A pesar de ello, el volumen de trabajo ha caído hasta tal punto de que en una de las franquicias de la marca la plantilla ha quedado reducida a la mitad.

En Liberty Express no han tenido que llegar a ese extremo, si bien su actividad también se ha visto mermada debido a la situación de pandemia global. "Nosotros somos una empresa de paquetería especialista en envíos a Latinoamérica", explica Gerardo Chinea, propietario de la compañía en Gran Canaria que ahora tiene sede en la capital y que opera con más de una decena de países, entre ellos Venezuela. Precisamente allí, es donde más problemas han encontrado para poder entrar ya que todos los vuelos están cancelados.

"Dada la situación que hay en Venezuela nosotros somos como un puente importante y esto no puede parar porque muchas personas dependen de ello para que les lleguen, por ejemplo, medicamentos", asegura el dueño de la compañía que, por suerte, ha conseguido hacer una triangulación con aviones de carga y están pudiendo llevar a la citada nación los paquetes que en muchas ocasiones se encargan de recoger también ellos ya que, como asevera Chinea, "la gente no quiere salir".

Asimismo, a nivel local mantienen las entregas a domicilio de pedidos que se realizan de forma online. Para ello, al igual que en las otras dos compañías, han activado un protocolo de protección, acorde a las recomendaciones realizadas por las autoridades políticas y sanitarias, para minimizar el riesgo de contagio, especialmente de los trabajadores que tienen que salir a la calle. En este caso, todos llevan mascarillas y guantes y aseveran que se desinfectan los vehículos, así como las oficinas donde también se cuida el cumplimiento de las distancias.

Compartir el artículo

stats