Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia destruye en Canarias el triple de empleo que la media estatal

Las Islas tienen 57.132 afiliados menos que en febrero y los servicios concentran el 96% de las bajas - La mitad de los trabajadores que estuvieron en ERTE ya han retornado

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La pandemia de coronavirusha destruido en Canarias el triple de empleo que la media del conjunto del Estado. Las Islas han perdido desde febrero el 6,98% de sus afiliados a la Seguridad Social (57.132 trabajadores), mientras que en toda España la variación relativa en ese periodo es del 2,41% (464.675 bajas). Con todo, el paro registrado descendió en julio en 4.065 personas en las Islas, con lo que el número de ciudadanos en busca de un puesto de trabajo se queda en 257.649.

El país ataca las primeras rampas de un trayecto empinado que amenaza con hacerse muy largo y desde el inicio de esa cuesta arriba ya se percibe que el Archipiélago lo tiene aún más crudo. Las Islas están en manos de un sector turístico que va a tardar en recuperar la velocidad de crucero, al menos hasta que aparezca un remedio contra el Covid-19 y, además, sometido a golpes imprevistos como la cuarentena impuesta por Reino Unido a todo aquel que llega de España.

En el Estado, la mejoría en el paro registrado durante el séptimo mes del año fue del 2,33% (89.849 desempleados menos) y en Canarias, de solo el 1,55%. Si se observan los datos en términos de creación o destrucción de empleo, mientras en el conjunto del país el número de afiliados a la Seguridad Social creció un 0,87% (161.218 nuevas altas), el Archipiélago registró una caída del 0,26% (1.992 bajas).

En medio de todo este panorama se multiplican las voces que advierten de que lo peor está por llegar. Hacen referencia al momento en que la economía tenga que volver a funcionar por sí sola y se retiren las ayudas estatales que la han mantenido con vida en estos meses.

Más de cien mil en ERTE

Las cifras actuales no contabilizan a las personas que continúan afectadas por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). De hecho, ese mecanismo de la legislación laboral funciona precisamente para preservar los puestos de trabajo. En esa tesitura se hallan 114.117 trabajadores al terminar el mes de julio, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo.

Un total de 42.004 asalariados (26,9%) salieron de esa situación y se reincorporaron a sus puestos durante el séptimo mes del año. En trazo grueso, la directora del Servicio Canario de Empleo (SCE), Dunnia Rodríguez, señaló que han hecho ese viaje ya "la mitad" de los incluidos por sus empresas en un ERTE desde que se declaró el estado de alarma en marzo.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, visita hoy precisamente las Islas, a donde llega para firmar el Plan Integral de Empleo para Canarias. La directora del SCE avanzó que en la reunión que Díaz mantendrá con el presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Empleo, Elena Máñez, uno de los asuntos a tratar será el de la prolongación de los ERTE hasta final de año. Así lo demandan los empresarios, que ya han advertido de que si no sucede así, los despidos serán moneda corriente.

Tampoco computan como parados la gran cantidad de autónomos que se acogieron a los subsidios ideados por el Gobierno central para que pudieran atravesar este tiempo sin tener que bajar la persiana para siempre. La presidenta del PP en Canarias, Australia Navarro, advirtió ayer de que el Archipiélago es la cuarta comunidad autónoma que más trabajadores por cuenta propia "ha perdido, cinco veces más que la media nacional".

El número de altas en el régimen especial de autónomos creció mínimamente, el 0,5%, en las Islas durante el mes de julio, incremento que supuso 623 trabajadores por cuenta propia más. Eso sí, de los 127.751 que hay en la actualidad, más de la mitad (68.310) tuvieron que recurrir a la prestación extraordinaria que estuvo vigente hasta el 30 de junio. Hasta el momento, son 7.578 los que se han acogido al nuevo subsidio, compatible con el inicio de la actividad.

Por sectores, los servicios concentraron el 96% (-54.877) del empleo que se destruyó en julio en Canarias. La hostelería (-18.713) y el comercio (-8.509) se llevaron la palma, secundadas por la educación (-10.299), en este caso muy influida por el final de curso.

¿Cómo se tradujo este movimiento en las oficinas de empleo? De manera muy desigual, con el propio sector servicios anotándose una reducción de 3.158 desempleados. El mismo camino siguieron la construcción (-753) y la industria ?(-183), mientras que el colectivo de quienes buscan su primer empleo (28) y la agricultura (1) empañaron mínimamente los datos.

Fueron los hombres los que más se beneficiaron de la mejoría de los números. Un total de 3.409 dejaron las listas del paro, donde continúan 115.023. La cifra es muy inferior a la de mujeres (142.626). Sin embargo, esta solo se redujo en 656.

En cuanto a la protección social, el Covid-19 ha introducido una disfunción. Antes del estado de alarma eran alrededor de la mitad de los parados los que cobraban algún subsidio. Como las ayudas por los ERTE se contabilizan en ese capítulo, hoy el número de personas que las perciben supera en 52.936 al de desempleados registrados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats