Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia no logra arruinar la tradición de las uvas

Los canarios romperán el año sobre todo con frutas de Murcia, cuyo precio ha subido un 43%

Judith Quintana, en la frutería familiar de la calle Venegas, coge una caja de uvas blancas en venta para la Nochevieja.

La pandemia ha roto muchas rutinas establecidas durante décadas, pero no ha logrado vencer la tradición de romper el año con las 12 uvas de la suerte, que esta Nochevieja seguro que se engullirán con ansia ante el deseo de dejar atrás un 2020 nefasto. Desde hace días, el movimiento de esta fruta en Mercalaspalmas ha aumentado, con la uva blanca procedente de Murcia como la más comercializada y un aumento de precio del 43%, pues mientras que el año pasado costaba 1,45 euros el kilogramo ahora asciende a 2,55 euros.

La uva Aledo Blanca (2,65 euros el kilogramo), que proviene también de tierras murcianas y del valle del Vinalopó, en Alicante, se ha importado este año un 10% menos, tal y como explica Óliver Solís, jefe de Mercado de Mercalaspalmas. También ha caído un 15% la llegada de la uva roja Red Globe, que aumenta su precio un 13,7%, –pasa de 2,20 euros/kilo a 2,55 euros– y cuenta con una producción local de unos 2.000 kilogramos, mientras que 36.000 kilogramos proceden de Italia. Un país del que este año llega hasta casi un 200% más de la variedad Italia o Ideal (moscatel) debido principalmente a su precio, que se mantiene en 1,95 euros doce meses después.

Las restricciones y la falta de turistas aumentan las ventas minoristas en los mercados

decoration

Las restricciones de la pandemia han dejado a los hoteles sin turistas y han cancelado todas las macrofiestas, pero no evitarán que el año se rompa en petit comité. Por eso, las ventas minoristas en mercados y supermercados se han disparado. “En la ciudad se vende más porque la gente no sale a los restaurantes ni a los hoteles, sino que lo celebra en casa”, afirma el consejero delegado de DinoSol Supermercados, Javier Puga, que explica que precisamente ésta es la época del año en que menos cuesta la uva debido a la competencia entre las cadenas alimentarias. Según los datos que maneja Puga, la media del precio de mercado hace una semana era de unos 2,45 euros por kilogramo, mientras que ayer las uvas se vendían a 2,19 euros/kilo en Spar, a 1,60 euros en Mercadona, a 1,59 euros en Carrefour, 1,58 euros en Lidl y 1,57 euros en Hiperdino.

“Sin duda, este año los supermercados están vendiendo más porque el consumo se ha derivado a estas superficies”, asegura Alonso Fernández, secretario general de la Asociación de Supermercados de las Islas Canarias (Asuican), que resalta la especialización que existe a la hora de ofrecer este producto, “lo que ya no obliga al cliente a comprar el racimo, sino que puede optar por cajitas que llevan las 12 uvas separadas entre sí y ya limpias, sin piel y sin pepitas”.

Con pipas, sin pipas, blancas, rojas... Esta variedad se encuentra también en la frutería Martín, ubicada en el Mercado Central de Alcaravaneras. Su propietario, Jonathan Lorenzo, asegura que las ventas marchan “mucho mejor de lo esperado en plena pandemia” y que moverán entre 50 y 60 cajas este año. La uva sin pipa, de precio más elevado, es sin embargo la que mejor se vende, así como las bolsas preparadas para una familia de cuatro miembros.

Compartir el artículo

stats