Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo el 1% de los negocios en pérdidas solicitan la ayuda estatal el primer día

Sin avalanchas en la apertura de un plazo que se extiende hasta el próximo 28 de julio

La hostelería es uno de los sectores más afectados por las restricciones sanitarias y la ausencia de turistas. | QUIQUE CURBELO

La hostelería es uno de los sectores más afectados por las restricciones sanitarias y la ausencia de turistas. | QUIQUE CURBELO

Hasta las cuatro de la tarde de ayer, 597 autónomos y empresas canarias habían solicitado las ayudas estatales para empresas que padecieron una caída de la facturación de al menos el 30% durante el pasado año. Al contrario de lo ocurrido en marzo, cuando se tramitaron los 84 millones de euros en subvenciones aprobadas por el Gobierno canario, no se produjeron avalanchas ni caídas de los sistemas telemáticos.

Ahora son 1.144 los millones de euros que se reparten y 58.000 los negocios del Archipiélago –según cálculos del Ejecutivo autonómico– a los que deberían llegar. Sin embargo, solo un 1% optó por la vía rápida y existen dos razones principales para ello: el amplio plazo, se admitirán expedientes hasta el 28 de julio, y la labor didáctica de la Consejería de Economía para desterrar la idea de que quienes demoren sus peticiones corren el peligro de encontrarse con los fondos agotados. «Todas las empresas que cumplan los requisitos accederán a estas ayudas», afirmó hace diez días el presidente Ángel Víctor Torres.

597 autónomos y empresas inician el trámite en el día de apertura del plazo

decoration

“Hay tiempo, se han simplificado mucho los trámites y lo más importante es que los datos que se consignen sean correctos para evitar requerimientos posteriores”, insistió ayer en la misma idea la consejera canaria de Economía, Empleo y Conocimiento, Elena Máñez. Con el añadido de poner en valor la precisión frente a una velocidad que puede provocar que el trámite se alargue con posteriores requerimientos.

La intención es inyectar los 1.144 millones de euros en el tejido productivo de las Islas en el menor tiempo posible. De hecho, se comenzarán a girar las cantidades a las mercantiles y trabajadores por cuenta propia desde el momento en que se completen sus expedientes, sin esperar a que finalice el plazo para la presentación de solicitudes. Los beneficiarios deben destinar el dinero que perciban a los pagos pendientes con proveedores y otros acreedores; satisfacer deudas financieras (contraídas antes de la pandemia) y no financieras y cubrir las pérdidas acumuladas por la pandemia, entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021.

Otra de las diferencias que existe en comparación con las subvenciones canarias de marzo es que en esta ocasión se ha abierto al máximo el abanico de sectores que pueden aspirar. Solo las empresas del ámbito financiero y las aseguradoras han quedado fuera. En la anterior convocatoria existieron quejas de quienes fueron excluidos y el Gobierno canario insistió ante Madrid en la necesidad de ampliar el espectro dada la influencia que la actividad turística tiene sobre la práctica totalidad del tejido productivo de las Islas.

En esa negociación también se lograron incluir excepciones a la condición indispensable de no haber tenido pérdidas en 2019 para ser aspirante. Bruselas prohíbe que el dinero público vaya a parar a empresas que no son viables, pero no contempló que en ese año varias compañías canarias se vieron afectadas por la quiebra del turoperador Thomas Cook. Es solo un ejemplo, tampoco obtuvieron un resultado positivo los hoteles que decidieron cerrar para hacer reformas o las empresas agrícolas afectadas por una plaga.

En la distribución de los 1.144 millones de euros, 70 millones de euros se han reservado a los autónomos que pagan impuestos por tributación objetiva. Cada uno recibirá un máximo de 3.000 euros.

Los autónomos sin trabajadores recibirán un máximo de 3.000 euros y el resto de negocios, un minimo de 4.000 euros y un tope en función del número de empleados

decoration

El resto de negocios percibirán un mínimo de 4.000 euros y unos topes que se definirán en función del número de trabajadores. Las empresas de entre cero y diez trabajadores pueden llegar hasta el medio millón de euros y acaparan 650 millones del total. En el caso de las que tienen entre once y 49 empleados, el límite está en los 1,8 millones y se espera hacerles llegar 212 millones. Por último, las que mantengan al menos medio centenar de puestos de trabajo pueden llegar hasta los cinco millones de euros y también se repartirán 212 millones del total.

De este modo, el 81,5% de las subvenciones van a parar a pymes y autónomos, que conforman la gran mayoría del tejido empresarial de las Islas. Además, si en un nivel se agotan los fondos, puede recibirlos de otro en el que sobren.

Preguntas y respuestas

¿Qué empresas pueden solicitar las ayudas?

  • Todas, excepto bancos y aseguradoras, con caídas de la facturación de al menos el 30% el año pasado. Deben estar al día con Hacienda y la Seguridad Social, y no haber tenido pérdidas en años anteriores, salvo causas concretas que las justifiquen.

¿Cuándo y cómo?

  • El plazo se inició ayer y está abierto hasta el 28 de julio. La documentación se presenta por vía telemática, a través de la Sede Electrónica del Gobierno; autónomos por tributación objetiva, en sede.gobcan.es/sede/tramites/6894, y el resto, en sede.gobcan.es/sede/tramites/6890

 ¿Quién asesora?

  • Como ya ocurrió en marzo, las cámaras de comercio se encargan de la gestión. No solo tramitan las solicitudes, sino que también asesoran telefónicamente (900 909 519) a los aspirantes. Además, micropymes y autónomos podrán solicitar cita para obtener atención presencial.

¿Cuánto se reparte?

  • Los autónomos sin empleados recibirán un máximo de 3.000 euros; el resto, entre 4.000 euros y cinco millones en función del número de trabajadores de la plantilla.

Compartir el artículo

stats