Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adelantar las compras es vital para que los Reyes Magos lleguen a tiempo

Habrá productos para el Black Friday y Navidad, pero la crisis de la cadena de suministro provocará encarecimientos que no cesarán hasta la mitad de 2022

Establecimiento de Hiperdino en el centro comercial Alisios de la capital grancanaria. | |

No es para alarmarse y en eso coinciden todos los sectores. Va a haber productos a la venta tanto para atender la demanda en el ya consolidado Black Friday como en Navidad. Ahora bien, si todos los años los comerciantes aconsejan no dejar las compras para el último momento, sobre todo si se trata del juguete que todos los niños quieren o del último modelo de smartphone, por ejemplo, en esta ocasión, ante los problemas que está teniendo la red global de distribución, mucho más.

La pandemia obligó a decelerar la engrasada maquinaria que reparte los bienes por todos los rincones del mundo, y ese elefante no va a alcanzar la velocidad de crucero de la noche a la mañana. Mientras algunos economistas sitúan el retorno a la normalidad previa al Covid en la mitad del año próximo, los menos optimistas vislumbran la llegada de ese momento para el final de 2022.

Pero todo ello sin dramas. Cada interlocutor lo recalca una y otra vez. Las escenas de una población enloquecida apilando papel higiénico en sus casas están aún muy recientes. Además, como sostiene el secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina, la situación «no es nueva». Ya en el último trimestre del año pasado comenzaron a asomar las «tensiones en la cadena de suministro».

La especulación dispara el precio de las materias primas y ya escasean el cartón o las botellas

decoration

Se acercan las fechas del año en las que la demanda entra en estado de euforia y por eso, afirma Medina, «ahora se ha hecho más visible». ¿Qué hacen los comerciantes para esquivar en la medida de lo posible la pérdida de ventas por la escasez de la oferta? Incrementan y adelantan sus pedidos. Que llega más género, se almacena; si es que sobra, porque de lo que están seguros es de que demanda hay.

«Va a haber productos», coincide el presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir. Cuestión distinta es el coste, porque los fletes son ahora «15 o 20 veces más caros que antes de la pandemia, sobre todo si vienen desde Asia», afirma el presidente de Grisaleña SL, Sebastián Grisaleña.

Descuentos menores

A ese demencial incremento del precio del transporte se une el del recibo de la luz, y todo ello lleva a anunciar a Moujir que este año se producirá un cambio de concepto en el Black Friday. Los descuentos serán menos intensos, «del 20% en lugar del 50% o el 60%», y su periodo de vigencia se reducirá de forma notable.

Esa minoración de las rebajas ya puede tenerse por subida de precios con respecto al pasado, pero no es nada comparado con lo que está por venir. Así lo afirma al menos Luis Alberto Rodríguez, director general de Rodrigonsa. «Los lácteos están subiendo desde hace cinco o seis meses y no se prevé que dejen de hacerlo hasta mediados de 2022», anuncia.

El funcionamiento del libre mercado es en buena parte responsable, pero lo es incluso más la especulación que se ha desatado en torno a las materias primas. Los medios tecnológicos permiten maniobrar desde cualquier lugar del mundo para hacer que el precio de los cereales se dispare en cualquier otro rincón del planeta. Mientras unos pocos recogen un beneficio no productivo, la inmensa mayoría de los ciudadanos soportan una carestía que puede lastrar la recuperación económica. Más aún si, como recuerda Rodríguez, «la cesta de la compra canaria ya es la más cara de España» y el Archipiélago es una comunidad con altas tasas de pobreza, además de ser la más golpeada por la crisis económica.

En todo el mundo comienzan a escasear «el cartón o las botellas», explica Grisaleña. Esa falta de elementos básicos se traduce en una pelea vía precios entre los productores de, por ejemplo, vino o leche por hacerse con envases. El consumidor es quien termina sufragando ese sobrecoste.

En este contexto anticiparse en todos los ámbitos es de vital importancia como señalaba Alfredo Medina. «Si no se han tomado decisiones a estas alturas, va a ser difícil que los productos lleguen a tiempo», afirma el secretario general de Asodiscan. De ahí la importancia de adelantar las compras navideñas, porque es previsible que los productos estrella se agoten incluso antes que en anteriores navidades.

Los bienes que tienen componentes electrónicos son los que están llamados a agotarse antes

decoration

Todos los bienes que contienen componentes electrónicos, que son muchos en el tiempo actual, tienen todas las papeletas para volar de los comercios. La crisis desatada por el parón en el granero asiático de los microchips tiene la culpa. Una escasez que ha golpeado a la automoción. Desde que se compra un vehículo en las Islas hasta que es posible conducirlo transcurren «entre cuatro y seis meses. Antes teníamos stock, ahora solo los traemos bajo pedido», confirma el presidente de Fredica, Rafael Orozco.

Compartir el artículo

stats