Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Qué otras ciudades de España quieren implantar la tasa turística?

Sevilla, Málaga, Granada, Santiago de Compostela y San Sebastián están decididas a aplicar el nuevo tributo, en la línea del gobierno local de València

Un grupo de turistas pasea por el centro histórico de València. / GERMAN CABALLERO

València no es la única capital de España que es partidaria de implantar la tasa turística y tampoco la única en la que las fuerzas políticas que gobiernan tienen diferencias sobre cómo aplicarla. Hasta 5 grandes capitales del país, auténticas potencias turísticas, como Sevilla, Málaga, Granada, Santiago de Compostela y San Sebastián están decididas a aplicar la tasa turística y en algunos casos lo han aprobado en sus plenos municipales. El principal obstáculo que encuentran todos esos ayuntamientos a la hora de materializar el nuevo tributo a día de hoy es que no hay un marco legal en sus respectivas autonomías que los habilite para aprobar y poner en marcha este impuesto. 

Además, en contra del argumento que lanzaba el otro día la lideresa del PP de València María José Catalá, la idea de cobrar una tasa a los turistas no es una cuestión que tenga que ver con una supuesta «turismofobia» achacable a las fuerzas de izquierdas. Su compañero Francisco de la Torre, alcalde de Málaga del PP y al que Catalá pone como ejemplo en múltiples cuestiones, se ha mostrado de acuerdo en aplicar esta tasa, previo consenso con el sector y siempre que los ayuntamientos tengan plena autonomía para ejecutarla. El alcalde de Málaga, en esta materia, mantiene la postura contraria a su jefe de filas y presidente regional Juanma Moreno, que rechaza una medida impositiva así ya que, a su juicio, ahuyenta a los visitantes. 

Por su parte, los alcaldes socialistas de Sevilla (Antonio Muñoz) y de Granada (Francisco Cuenca) son partidarios de la tasa turística, y como su colega malacitano, abogan por un tributo a la manera del president valenciano Ximo Puig. Es decir, cada municipio podrá cobrarlo como desee y en cuantas actividades estime oportuno. El alcalde de la ciudad de la Alhambra, ante la negativa del gobierno del PP de la Junta de Andalucía, ha lanzado un documento, al que ha pedido que se unan todas las ciudades andaluzas interesadas, para que se cree el marco legal necesario para implantar la tasa, por la vía de la Federación Española de Municipios y Provincias, o por la vía del Gobierno Central.

En Donostia, el alcalde Eneko Goia, del PNV, también quiere implementar este tributo con vistas a gravar sobre todo a los apartamentos turísticos ya que en su ciudad se halla el 40% del total del Pais Vasco. Sin embargo, el ejecutivo del lehendakari Iñigo Urkullo ha descartado implementar la medida ya y la reconsiderará en el próximo mandato. Por último, en Santiago de Compostela, todas las fuerzas progresistas con la abstención del PP, aprobaron en el pleno una moción en la que instaron a la Xunta a regular esta tasa. El alcalde socialista Xosé Sánchez Bugallo defiende cobrarla para mejorar el servicio que se presta a los visitantes.

Cataluña, Baleares y cerca de 150 destinos en 30 países del mundo ya cobran

En España hay dos comunidades autónomas que ya cobran la tasa turística: Cataluña y las Baleares. Palma de Mallorca, Menorca e Ibiza ocupan los tres primeros puestos del país con tasas más altas. De hecho, varían entre los 1 y 4 euros. En Formentera también se cobra. Les siguen las ciudades catalanas de Barcelona (entre 1,10 y 2,25 euros) y Girona (entre 0,50 y 2,25), como las más caras. Sin embargo, tal como explicaba el vicealcalde Sergi Campillo este tributo está generalizado en toda Europa. La patronal Hosteltur habla de cerca de 150 destinos donde se cobra esta tasa, y solo en Europa, 21 capitales como Roma, Munich, Frankfurt, Florencia, Lyon, Bruselas, Berlín, París, Viena, Praga, Venecia, Zurich, Ginebra, Milán o Niza. En el resto del mundo, también existe este tributo bien por entrada u estancia. Así se paga en ciudades y países como Nueva York, San Francisco, Egipto, Túnez, Marruecos, Maldivas, Riviera Maya, Dubai o Thailandia.

Compartir el artículo

stats