Transporte

Portugal anuncia para junio el inicio de la línea Alta Velocidad hacia Oporto

El gobierno luso ya ha solicitado fondos europeos y entregado el informe medioambiental | Combina el proyecto con el contrato de obra para acortar plazos y estar operativo en 2028

El vicepresidente de Infraestruturas de Portugal, Carlos Fernandes, durante la presentación de la línea de Alta Velocidad entre Oporto y Lisboa.

El vicepresidente de Infraestruturas de Portugal, Carlos Fernandes, durante la presentación de la línea de Alta Velocidad entre Oporto y Lisboa. / Infraestructuras de Portugal

Víctor P. Currás

Pistoletazo de salida para la gran carrera de la Alta Velocidad ibérica. Después de meses de anuncios, detalles y cruces de declaraciones, Portugal ha comenzado a “mover papeles” en la futura línea que conectará toda la fachada atlántica desde Galicia hasta Lisboa y ya pone fecha para la licitación del primer contrato.

Según adelantó el vicepresidente de Infraestruturas de Portugal (IP), Carlos Fernandes, los concursos públicos para el primer tramo de la línea entre Oporto y la capital lusa deberán ser lanzados en el primer semestre de este 2023, concretamente en el mes de junio.

El número dos del administrador ferroviario informó de estos avances en la presentación del proyecto de reforma de la estación de Coímbra B, una de las que recibirá a los nuevos trenes rápidos a partir del 2028. “Ya se entregó el Estudio de Impacto Ambiental y la primera candidatura a fondos comunitarios” señaló el miércoles.

Según el proyecto presentado por Antonio Costa en el mes de septiembre, esta línea está formada por dos lotes de 71 kilómetros cada uno entre Oporto y Oiã (al sur de Aveiro), y otro a Soure, entre Leiría y Coímbra.

El coste estimado es de 1.650 y 1.300 millones de euros cada uno, pudiendo recibir hasta 500 millones en cada tramo de fondos europeos. De esta forma el tiempo de viaje entre las dos mayores ciudades del país se reducirá de 2:49 horas 1:59, mientas que con las dos siguientes fases –hasta Carregado y Lisboa– se recortarán otros 41 minutos de trayecto.

[object Object]

1) Primer paso serio desde Portugal

El salto a la alta velocidad del país vecino lleva siendo anunciado desde 2020, pero hasta ahora no habían licitado ningún contrato.

2) Reducción de 50 minutos del viaje

Las obras que afectarán a Aveiro y Coímbra reducirán en 50 minutos el tiempo de viaje entre las dos mayores ciudades del país.

3) Carrera contra España hacia 2030

Junto al eje Soure-Oporto el país vecino aspira a tener lista la línea entre Braga y Valença en 2030, llegando al Miño antes que España.

La legislación lusa les concede una pequeña ventaja en esta “competición” al poder acortar los plazos de forma significativa al licitar de forma conjunta el proyecto constructivo y la propia obra, dos procedimientos que en España van por separado y requieren hasta dos años y medio en total.

El propio Fernandes, quien ha tenido un papel notable en los últimos meses como cargo técnico en el gestor ferroviario, estuvo presente también en la presentación de la nueva intermodal de Campanhã, que al igual que la de Coímbra llevará la firma del catalán Joan Busquets y buscará repetir el 'efecto Vialia' en la parte oriental de Oporto.

En ella adelantó que tanto Valença como Braga tendrán nuevas estaciones alejadas de los cascos urbanos para los nuevos trenes rápidos hacia norte y sur.

El BNG reclama avances

denunció la “continua improvisación” del Ministerio de Transportes 

El pasado lunes la Dirección General de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria anunciaba en la Plataforma de Contratación una prórroga en la licitación para el estudio informativo de seis semanas. Fuentes gubernamentales apuntan a que se debe a que varias empresas interesadas en el contrato, de 18 meses de duración y 1,2 millones de euros, solicitaron información adicional, por lo que de esta forma se evitarán impugnaciones.

Junto al candidato del BNG a la alcaldía y portavoz local también denunció los retrasos en los nuevos trenes de Renfe que acortarán en 20 minutos el viaje a Madrid. Xabier P. Igrexas insistió en que “ya basta de excusas y retrasos, de calendarios de ir y venir y de promesas reiteradamente incumplidas.