Herramienta interactiva

¿A quién beneficiaría más que baje el IVA de la carne y el pescado?

La Airef ofrecer en su página web una herramienta que permite consultar qué colectivos de población lograrían un mayor alivio en sus gastos con una rebaja del IVA

Una pescadería en el mercado de la Concepción, en Barcelona.

Una pescadería en el mercado de la Concepción, en Barcelona. / ZOWY VOETEN

Rosa María Sánchez

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ha empezado a ofrecer en su página web una herramienta interactiva que permite construir una idea sobre qué colectivos de población, por nivel de renta, lograrían un mayor alivio en sus gastos a partir de una posible rebaja del IVA en cualquiera de los bienes y servicios que integran el presupuesto familiar (alimentos, vestido, vivienda, muebles, sanidad, enseñanza, ocio, restauración y otros). La herramienta también permite averiguar en qué colectivos de ellos se concentraría en mayor medida el esfuerzo presupuestario de adoptar una medida en esta dirección.

La herramienta, sirve, por ejemplo, para determinar a qué tipo de familias proporcionaría un mayor alivio la rebaja del IVA de las carnes y pescados que propugnan algunos grupos políticos -como el PP- y empresas (como la asociación AECOC). También se puede averiguar qué colectivo acabaría obteniendo mayor ventaja del esfuerzo presupuestario que supondría adoptar una rebaja fiscal de este tipo. En general, la herramienta sirve para constatar que la rebaja del IVA de los alimentos lleva al Estado a gastar más dinero en las familias de más renta, según también constató recientemente un estudio de Esade.

En concreto, según se desprende de los datos procesados por la Airef, bajar un punto el IVA de los productos cárnicos permitiría un alivio del 0,12% en el 10% de las familias con menor nivel de renta, mientras que el 10% de los hogares con mayor poder adquisitivo apenas notaría una merma del 0,02% en su gasto. Sin embargo, estas últimas se beneficiarían del 11,5% del coste presupuestario que tendría que asumir la Agencia Tributaria si el Gobierno decide bajar un punto el IVA de la carne; solo el 7,9% de ese impacto presupuestario iría a parar al 10% de las familias con menores ingresos.

Otro ejemplo: un 36% de la pérdida de recaudación que sufriría la Agencia Tributaria si el Gobierno decide bajar un punto el IVA del pescado iría a beneficiar al 30% de las familias españolas con mayor nivel de renta. En el otro lado, el 30% de los hogares con menor poder adquisitivo solo se aprovecharían del 24,1% del coste de este beneficio fiscal para el dinero público (casi 12 puntos menos que las familias del extremo opuesto).

Esta es la tónica general. La herramienta informática de la Airef confirma que, con carácter general, los colectivos con menor nivel de renta logran un mayor alivio en su presupuesto familiar cuando se produce una rebaja del IVA en productos básicos, como los alimentos. Es normal, pues la alimentación absorbe un mayor peso en el gasto familiar de las rentas más bajas. Pero, también con carácter general, la herramienta informática confirma que el coste presupuestario que supone bajar el IVA beneficia en mayor medida a los hogres de rentas más altas pues, aunque los productos básicos pesan menos en su más abultado presupuesto familiar, también suelen consumir más volumen de cualquiera de ellos.

Con efectos desde el 1 de enero, el Gobierno aprobó una rebaja del IVA para una amplia cesta de alimentos (aceite, frutas, huevos, leche, legumbres, pan, pasta, quesos, tubérculos y verduras) como una medida para ayudar a batir la inflación y aliviar a las familias más vulnerables. Esade ya estimó que los hogares con más capacidad de gasto lograrán ahorrar 85 euros anuales con esta rebaja del IVA que entró en vigor el 1 de enero, frente a los 35 euros de las familias menos holgadas.

Según la herramienta interactiva de Airef, bajar un punto el IVA de toda la cesta de alimentos permitiría un alivio del 0,52% en el presupuesto familiar del 10% de la población con menor nivel de renta. En el lado opuesto, el ahorro en el presupuesto familiar apenas sería del 0,09%. Sin embargo, el 10% de la población con mayor nivel de renta se beneficiaría del 11,8% del coste presupuestario de aplicar esta medida, mientras que el 10% con menor renta solo absorbería el 7,9% del impacto (casi 4 puntos menos).

Del listado de alimentos que integra el buscador de la Airef, el 30% de población con mayor nivel de renta siempre obtiene mayor provecho del impacto presupuestario que supone bajar un punto el IVA salvo en casos como los del pan o el azúcar, para los que el mayor beneficio fiscal se concentra en el 30% de las familias con menor capacidad adquisitiva. En otros productos como patatas, aceites, leche o café, la ventaja se reparte de manera similar tanto en un extremo como en el otro. También en las bebidas refrescantes o los huevos.

Sin embargo, si el Gobierno decidiera bajar un punto el IVA de las cápsulas de café, el 30% de la población más pudiente se beneficiaria del 43% de esa rebaja, que apenas llegaría en un 15,8% al 30% de las familias con menor poder adquisitivo. La brecha también se inclinaría claramente a favor de las familias con mayor nivel de renta en el caso de que el Gobierno decidiera bajar un punto el IVA de productos dietéticoscomidas preparadaschocolatealimentos para bebés o cereales para el desayuno.