Alerta por el precio del plátano: en la Península pagan por él un 26% menos

Asprocan culpa al calor del exceso de producción de la fruta

Los agricultores se concentran el sábado en La Palma para pedir la entrada en la Ley de Cadena Alimentaria

Un platanero trabajando en una finca de Los Llanos de Aridane, en La Palma.

Un platanero trabajando en una finca de Los Llanos de Aridane, en La Palma. / Andrés Gutiérrez

Clara Morell

El sector del plátano no pasa por uno de sus mejores momentos en Canarias. Más allá de los efectos que el verano suele tener en la principal fruta de las Islas, que tiende a caer en popularidad en julio y agosto ante el cierre de los colegios y frente al atractivo de productos de temporada como la sandía y el melón, el valor del plátano está bajando en exceso en estos últimos meses.

Desde la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan) cifran en un 26% la caída del precio al que se paga la fruta que se exporta a la Península, que ha pasado a venderse a 70 céntimos el kilo cuando su media habitual rondaba antes de verano los 95 céntimos. Este problema ahonda en el conflicto entre productores –como las plataformas Amigos del Plátano y Por un precio justo– y Asprocan, que siguen discrepando en sus ideas para contener la sangría en el sector.

Ni siquiera a la hora de señalar cuál es el origen de los bajos precios hay acuerdo entre plataneros. Desde Asprocan, entienden lo poco que se paga por el plátano responde al exceso de producción durante los meses de calor. Según su gerente, Sergio Cáceres, en julio y agosto las temperaturas subieron un grado y medio en las Islas, favoreciendo la producción de la fruta. Como consecuencia, el mercado ha puesto en circulación en lo que va de año 268 millones de kilos de plátanos, cuando lo habitual en la última década ha sido que a estas alturas del año hubiera la nada desdeñable cifra de 235 millones de kilos. En total, el excedente de fruta es de 33 millones de kilos, un 14% más. De esta forma, si antes de que se produjeran los episodios cálidos ya había más plátano del que se demandaba, las altas temperaturas han venido a acrecentar el problema.

Cadena de distribución

La opinión de productores como los que se unen en la plataforma Amigos del Plátano es muy distinta. Jorge Eulogio Hernández, uno de sus integrantes, cree que la raíz de los bajos precios está en la cadena de distribución y señala directamente a Asprocan por «no trabajar profesionalmente ni con transparencia» sobre la misma. «Los agricultores solo cogemos los plátanos y se los damos al empaquetador, que es quien lo manda a la Península. Ahí lo que media es un contrato, un acuerdo con la cadena de distribución en el que se establece el precio. Si se prevé un pico de producción, como es el caso, se realizan promociones», expone. 

Asimismo, Hernández asegura que siente «escalofríos» cuando escucha hablar al presidente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias, Domingo Martín Ortega, sobre una «mala organización de los productores» y les «recrimina » no haber realizado las picas de plátanos, que es como se llama a la eliminación de la producción excedente, con mayor antelación. Amigos del Plátano cifra en 97 mil millones los kilos de fruta «tirados a la basura» en los últimos 12 años.

Pérdida de mercado y precios nefastos

La misma plataforma ha hecho llegar esta semana a la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias un documento titulado Breve Análisis del Sector Platanero y Algunas Propuestas de Mejora en el que también culpa a la banana de la alerta existente en torno a los precios. «En el primer semestre de 2023 entraron en el mercado 211.212 toneladas de banana, frente a las 205.668 toneladas de plátano de Canarias. Hemos perdido mercado a la vez que hemos tenido precios nefastos», puede leerse en el documento. 

En medio de esta crisis, Hernández apunta que los productores de plátano tradicional han llegado a cobrar dos céntimos por kilo, mientras que los que cultivan plátano ecológico –como es su caso– apenas están recibiendo 60 céntimos, frente al euro habitual, que es «un precio muy bajo para los gastos que supone su producción». Todo esto le lleva a dudar sobre el «relevo generacional en el campo» al «no ser rentable» para un joven iniciarse en el cultivo del plátano, que solo es «viable para quien vive de ayudas».

Picas de plátanos

La eliminación de plátanos como intento de frenar la bajada de precios lleva trayendo de cabeza a los plataneros canarios desde hace años. La solución para evitar llegar a esta excesiva medida pasa para las plataformas Amigos del Plátano y Por un precio justo por eliminar la excepción del plátano de la Ley de Cadena Alimentaria, que se creó con la intención de obligar a que se pague al agricultor los costes de producción. Con esta idea, se celebrará una manifestación este sábado a las 11.00 horas frente al Cabildo de La Palma. Sin embargo, desde Asprocan creen que la Ley de Cadena «no garantiza que el producto se compre» y que vincular al sector a la misma «obligaría a asumir multas millonarias que generarían pérdidas irreparables a las cooperativas».

Con el fin de conocer las distintas posiciones, fuentes de la Consejería de Agricultura confirman a este diario que a finales de mes se reunirán con Asprocan y también atenderán a los productores que lo soliciten. «Existe predisposición y voluntad para mediar», han manifestado.