La lucha contra la contaminación

Coches de combustión: ¿Cómo me afecta la nueva normativa si tengo o quiero comprar uno y a partir de cuándo?

El contenido pactado por los ejecutivos nacionales tampoco altera el horizonte final y los límites progresivos para la descarbonización de la industria del automóvil

Coches de combustión: ¿Cómo me afecta la nueva normativa si tengo o quiero comprar uno y a partir de cuándo?

Coches de combustión: ¿Cómo me afecta la nueva normativa si tengo o quiero comprar uno y a partir de cuándo?

Gabriel Ubieto

Los gobiernos de la Unión Europea (UE) han acordado retrasar el recorte de emisiones contaminantes de los coches de combustión, con el fin de proteger su industria del motor. El principio de acuerdo para la normativa conocida como Euro 7 está cerrado, lo que promete modificar las condiciones en las que se fabricará los vehículos no eléctricos, especialmente los ligeros. Y que también tendrá efectos sobre los mercados de segunda mano u ocasión.

La nueva normativa, no obstante, todavía no está aprobada definitivamente. Y el contenido pactado por los ejecutivos nacionales tampoco altera el horizonte final y los límites progresivos para la descarbonización de la industria del automóvil. Si bien lo que parece seguro es que los cambios pactados prometen tener un impacto en el bolsillo de los consumidores.

¿Qué nuevas restricciones impone la Euro 7?

La principal novedad que contempla el acuerdo alcanzado por los ministros de Industria de la UE es que retrasa la entrada en vigor de las nuevas restricciones para la fabricación de coches con motor de combustión. La UE lleva inmersa en un proceso progresivo -la Euro 1 se remite a 1992- de limitación del tipo de coches que se pueden fabricar, ya que estos son una importante fuente de contaminación atmosférica.

Para que un coche pueda venderse y ponerse en circulación debe cumplir una serie de requisitos de homologación, como que las piezas estén fabricadas de tal manera que la contaminación que generen no supere un determinado umbral. Principalmente la nueva normativa pretende actuar en las emisiones derivadas de las partículas de frenos o la tasa de abrasión de los neumáticos, entre otros.

Y el nuevo acuerdo entre los Estados lo que contempla es retrasar la entrada en vigor de esas nuevas restricciones al 2027 (antes era 2025) para los vehículos ligeros y 2029 (antes era 2027) para los vehículos pesados.

¿Afecta a los vehículos ya en circulación?

"No, toda limitación es a fabricación, no a venta", según explica el secretario general de FacuaRubén Sánchez. Es decir, las restricciones que vaya introduciendo esta norma son solo para los coches de combustión que todavía no existen. No afecta a aquellos conductores que ya tienen en circulación su vehículo, ni tampoco condicionará la venta de vehículos de segunda mano.

¿Afecta a los vehículos ya fabricados pero todavía por vender?

No, de la misma manera que los coches ya en circulación, todo aquel vehículo que haya salido ya de fábrica y pasado la homologación no tendrá restricciones a su venta. Los fabricantes y las marcas no podrán incrementar el precio de estos vehículos argumentando el impacto de la Euro 7.

¿Encarecerá los nuevos coches por fabricar?

Una vez entre en vigor sí, pero hasta entonces no. Al menos por dicho motivo, siempre puede el precio subir por motivos derivados de la escasez de semiconductores, encarecimiento de materias primas o por decisiones empresariales. Una vez entren en vigor, desde el sector han cuantificado que el precio de determinados modelos puede aumentar unos 2.000 euros.

¿Afecta igual a diésel, gasoil y eléctricos?

Sí, ya que las nuevas restricciones previstas a partir del 2027 no son restricciones al motor de combustión (para eso hay otras normativas), sino para otras piezas que conforman el coche, como los frenos o los neumáticos.

¿Podrán los fabricantes trasladar ese aumento de precios al consumidor?

Sí, de hecho en el sector asumen que lo harán en gran parte. El responsable del auto de CCOO de Cataluña, Rafa Guerrero, afirma que el incremento de precio de venta de determinados modelos que implicarán las nuevas restricciones provocará que varias marcas dejen de fabricar parte de su catálogo.

Especialmente aquellos coches más pequeños o ligeros, con precios más ajustados y que ante un incremento de precio pueden dejar de parecer competitivos a ojos del consumidor. Es decir, a partir del 2027 es posible que las marcas actualicen su catálogo y el consumidor vea como desaparecen algunos de los modelos más económicos.

¿Cuándo entrarán en vigor los cambios?

Las nuevas restricciones entrarán en vigor en 2027 para vehículos ligeros y en 2029 para vehículos pesados, según hizo público en un comunicado el Ministerio de Industria.

No obstante, aquí hay un elemento importante pendiente de aclarar y es que el consenso de los Estados debe superar ahora los equilibrios del Parlamento Europeo. Este puede llegar a bloquear el acuerdo y/o modificar determinados aspectos del mismo, con lo que los efectos finales podrían variar.

¿Afecta a la prohibición de circular con coches de combustión a partir del 2035?

No, el horizonte final de la UE para que en el Viejo Continente no se fabriquen más coches de combustión sigue siendo 2035. La Euro 7 es una normativa 'intermedia', que pretende modular el camino hasta ese horizonte, pero no retrasar la fecha final.