Entrevista al presidente del Clúster TIC

“Ahora no hay ningún negocio que no necesite IA, aplicaciones, servicios en nube...”

“Hay buenas ideas comerciales impulsadas por quien no sabe de tecnología”

“A veces el emprendedor cree que con la web ya funciona su negocio y descuida aspectos comerciales”

Antonio Rodríguez del Corral, presidente del Clúster TIC.

Antonio Rodríguez del Corral, presidente del Clúster TIC. / ARCAY / ROLLER AGENCIA

Rubén D. Rodríguez

Acceder a herramientas tecnológicas puede resultar más complejo de lo esperado para cualquier emprendedor que quiera poner en marcha un negocio que necesite, por ejemplo, soluciones de Inteligencia Artificial para ofrecer un servicio. El Clúster TIC de Galicia prestará a las empresas emergentes, a través de sus socios, una ayuda en transformación digital con el programa Tech Angels. Hasta el próximo viernes 15 pueden enviar sus solicitudes los responsables de proyectos de emprendimiento que precisen ese apoyo tecnológico; habrá una selección según criterios de calidad y en enero dos talleres asesorarán a las start ups para exponer su plan ante los socios del clúster. Antonio Rodríguez del Corral, presidente del Clúster TIC, explica el alcance del programa.

¿Qué es un ángel tecnológico?

Viene del concepto business angel: alguien con recursos que invierte en las fases tempranas de un proyecto. Por analogía, un tech angel es quien aporta la tecnología que un proyecto necesita. Se da en muchos casos de emprendimiento comercial, en ideas que no tienen que ser puramente tecnológicas pero que necesitan tecnología para el desarrollo de un proyecto, o en ideas muy tecnológicas que tienen algoritmos de IA pero carecen de web para vender, plataformas de servicio, orquestación cloud… En las empresas del Clúster TIC tenemos ya esa tecnología disponible.

¿Eso tech angels son los socios?

Si el clúster ve una idea que es buen proyecto de negocio, nos podemos asociar, y en vez de aportar dinero aportamos recursos tecnológicos. Por ejemplo: quiero abrir un tipo de hotel que funcione sin recepcionista, con reservas mediante aplicación; pues el clúster aporta eso y el emprendedor se encarga de atraer clientes, visitas… Es decir, somos un experto socio que entra para cubrir la parte tecnológica. Ahora no hay ningún negocio que no necesite aplicaciones, servicios en nube, programas informáticos, IA…

¿El tech angel es producto de la creciente dependencia tecnológica?

Creo que es producto de la madurez del sector tecnológico gallego, con empresas que han acumulado mucha tecnología en su interior, que la venden caro a empresas, pero que si ven que hay emprendedores que pueden crecer y la necesitan, se pueden asociar en vez de vender.

¿Sin un tech angel es mucho más difícil desarrollar un proyecto?

Hemos visto que hay buenas ideas comerciales impulsadas por alguien que no sabe de tecnología. No es tan fácil hacer una buena web si no sabes del tema, si confundes especificaciones, y tienes dinero pero lo gastas mal. Con un tech angel te pones en manos de un experto, te dejas aconsejar. Es dinero con doble valor: dominas la tecnología y dominas cómo se aplica en el mercado.

¿Cuántas empresas nuevas aspiran a atraer?

Puede concurrir cualquier empresa, tecnológica o no. No queremos que se presenten cien, con tres o cuatro buenos proyectos sería fantástico para la primera edición, y prevemos que haya más ediciones.

¿El abuso de la tecnología puede generar problemas en el emprendimiento?

Estamos de acuerdo en que a veces hay sobrecarga de tecnología. Ahí también puede ayudar el tech angel. A veces los emprendedores creen que con la web ya va a funcionar el negocio y no se concentran en aspectos comerciales.

Además de la tecnología, ¿qué otros factores son claves para que funcione un proyecto?

Lo importante es tener clara la necesidad de mercado que se va a cubrir, verificar que quien necesita algo puede pagar por ello al precio que necesitas que lo pague. No hay que construir la solución y ver después que el precio encaja, que hay necesidad de mercado. Hay que analizar bien el segmento y ver que la demanda tenga la capacidad de pagar lo que cuesta.

El Clúster TIC es uno de los impulsores de la Ciudad de las TIC, que lleva más de un mes y medio de actividad. ¿Qué balance inicial hace?

Estamos muy satisfechos, no hemos recibido más que felicitaciones tras una decena de eventos y estamos deseosos de que se muevan las empresas. La gente está encantada con los servicios prestados, y eso hay que reivindicarlo. En el entorno del Centro de Servicios Avanzados aún no terminó la obra de urbanización.

¿Qué expectativa tiene respecto a los fondos para próximas naves?

Los edificios no empresariales ya tienen programa de financiación, falta la financiación de los empresariales. Debemos encontrar esquemas mixtos de préstamos o préstamos combinados con subvención. No tenemos ninguna duda de que los fondos van a aparecer.