Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juez investiga un fraude en el reparto de ayudas del Cabildo a la ganadería

El fiscal denuncia al jefe de Agricultura por dar fondos a granjas que contratan servicios veterinarios con su empresa

Un ganado de cabras en un corral de Fuerteventura.

Un ganado de cabras en un corral de Fuerteventura. FUSELLI

Una investigación de la Guardia Civil y de la Fiscalía de Las Palmas ha destapado un supuesto fraude en el Cabildo de Fuerteventura por la concesión de subvenciones públicas a la ganadería . El Ministerio Público ha denunciado al jefe de Agricultura, Ganadería y Pesca, Casto Berriel Martínez, tras analizar numerosos expedientes en los que debió de abstenerse por su vínculo con Microtón Fuerteventura SL, una empresa de la que es administrador único desde el año 2000 y desde la que presta servicios veterinarios a las principales agrupaciones ganaderas de la Isla. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) también ha documentado ayudas otorgadas a esa sociedad que no se ajustan a su objeto social, así como intentos de recibir fondos europeos al desarrollo rural y facturas utilizadas para justificar la compra inexistente de un tractor agrícola. Esta última subvención, que asciende 10.860 euros y es la de menor cuantía de las investigadas, fue solicitada por un sobrino del funcionario en calidad de dueño de la entidad Servicios Agrarios Capraria SL. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Puerto del Rosario ha abierto diligencias por un delito contra la Administración Pública al aceptar la denuncia interpuesta por la Fiscalía contra Casto Berriel.

Según un informe del Seprona, el jefe de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, que es hermano del consejero del Gobierno de Canarias Domingo Berriel, lleva desde el año 2000 dando servicios veterinarios "en exclusiva" a la principal Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADS) de Fuerteventura. Esta cooperativa es Tinea, que surgió en 2010 tras la fusión de Tejibite y Tajorase, dos de las agrupaciones más fuertes de la Isla, pues doblan en cabezas de ganado a sus competidores, entre ellos Desafu, Magnasors y La Angarilla.

La Guardia Civil ha constatado que Microtón tuvo relación profesional con Tejibite y Tajorase desde 2000 hasta el 2009, para luego seguir con Tinea tras la fusión de ambas agrupaciones. Como medio de prueba señala que Tinea y Microtón comparten domicilio social, sita en la calle Reyes Católicos número 62 de Puerto del Rosario.

El informe del Seprona, a modo de ejemplo, detalla que Tinea ha presentado facturas expedidas por Microtón para justificar una subvención de 36.806 euros concedida en 2010 a esa ADS. Se trata de ayudas para desarrollar medidas higiénicas y sanitarias comunes, con la finalidad de disminuir las bajas y mejorar la calidad de los rebaños. Los agentes concluyen que la participación de Casto Berriel en ese expediente fue "decisiva" por las potestades atribuidas como jefe de servicio, las cuales "pueden ser incompatibles" con su actividad en Microtón, entre otros motivos porque debe supervisar a la ADS a la que su empresa presta servicio. De hecho, las facturas que su sociedad giró ese año a Tinea ascendieron a 37.500 euros, una cifra ligeramente inferior a la finalmente subvencionada por el Cabildo majorero en ese ejercicio.

La Guardia Civil llega a esa conclusión tras indagar en una gran cantidad de expedientes administrativos intervenidos por los agentes del Seprona de Las Palmas en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, el Consejo Insular de Aguas y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

El Instituto Armado inició la investigación por irregularidades urbanísticas vinculadas a la concesión de una calificación territorial solicitada por Casto Berriel para la construcción, en representación de Microtón, de una granja de ganado vacuno en Los Estancos (Puerto del Rosario).

Los agentes también investigaron al hermano de Casto, Domingo Berriel, pues es consejero regional de Obras Públicas y Política Territorial, al tiempo que ocupó la cartera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente en la legislatura pasada, pero no hallaron vinculaciones con los hechos investigados. Es más, las pesquisas por el supuesto delito urbanístico se archivaron, por lo que los agentes se centraron en las irregularidades de las ayudas concedidas por el Cabildo de Fuerteventura a las agrupaciones ganaderas.

El Seprona destaca en su informe que se hallaron en los expedientes dos subvenciones de "muy difícil justificación", las cuales fueron otorgados en 2008 a las agrupaciones ganaderas Teberite y Tajorase. Ambas solicitaron, conforme a las bases de la convocatoria, una ayuda para alquilar un coche durante 15 meses y emplearlo en labores de ganadería. En concreto presentaron un presupuesto de 15.803 euros elaborado por una empresa de vehículos de alquiler, pero luego justificaron el gasto con sendas facturas expedidas por Microtón. La Guardia Civil considera que el responsable de esa sociedad, Casto Berriel, participó de forma directa en esos expedientes y dio por buenas las facturas para justificar la inversión.

También destaca la Guardia Civil que el jefe del servicio verificó la compra de un tractor con dinero público solicitado por un sobrino, pero los agentes comprobaron en el concesionario que esa maquinaria nunca fue vendida, pues Casto Berriel "pidió como favor" al responsable del establecimiento una factura "para justificar el precio de venta de un vehículo". Éste accedió por la relación de amistad que tiene con el alto cargo, aunque se sorprendió por el uso real que finalmente le dio a esa factura.

Asimismo Microtón se presentó a las subvenciones convocadas en 2013 por el Cabildo para modernizar las explotaciones ganaderas con fondos Feader al desarrollo rural en Canarias, aunque esas ayudas le fueron denegadas por incumplir las obligaciones tributarias y con la seguridad social.

Más suerte tuvo con el Consejo Insular de Aguas, cuyo presidente, Mario Cabrera, también máximo responsable del Cabildo, incluyó a Microtón en la lista de admitidos a las ayudas convocadas en 2004 y 2007, por importes de 47.600 euros y 16.036 euros, respectivamente. El Seprona resalta que esa sociedad logró las subvenciones más altas en materia de aguas, "a pesar de ser una entidad que desarrolla actividades veterinarias y proyectos agropecuarios", subraya el informe.

Compartir el artículo

stats