Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde más solitario del país

Pedro Amador, regidor del Ayuntamiento de La Oliva, es el único miembro del grupo de gobierno - El político inicia conversaciones con los grupos para conformar una mayoría

El alcalde de La Oliva, Pedro Amador, saluda a un vecino del municipio, ayer.

El alcalde de La Oliva, Pedro Amador, saluda a un vecino del municipio, ayer. GABRIEL FUSELLI

El Ayuntamiento de La Oliva tiene 21 concejales. Sin embargo, el grupo de gobierno lo conforma solo un edil: el alcalde Pedro Amador que sustituyó en la Alcaldía al inhabilitado González Arroyo. El regidor sabe que la moción de censura pesa sobre su cabeza, pero no arroja la toalla y confía en buscar una mayoría estable para continuar al frente del Consistorio.

El Ayuntamiento majorero continua viviendo una situación surrealista e incluso kafiana. Un municipio que durante varios días tuvo dos alcaldes, un exregidor que se atrinchera desafiando a la Junta Electoral Central y a la Delegación del Gobierno en Canarias, funcionarios que obstaculizaban el cese de Arroyo, y el alcalde actual que gobierna en solitario y sin ningún concejal en el gobierno local. Todo un récord digno de inscribirse en el Libro Ginness.

A pesar de la situación de inferioridad, Amador no arroja la toalla. Ha logrado en los escasos días que lleva en la Alcaldía desbloquear tres asuntos de vital importancia para el municipio y sus vecinos. Ha firmado el convenio colectivo con los funcionarios que llevaba años empantanado. También acordó el pago del 26% de la paga extra de los empleados públicos antes de fin de mes y el resto antes de fin de año. Además, ordenó la reapertura del Departamento de Servicios Sociales en Corralejo, que se cerró y fue trasladado hasta el pueblo de La Oliva. "Esto nunca debió de suceder porque Corralejo es la localidad del municipio con mayor número de población. Mañana (hoy para el lector) se procederá a su apertura".

Sin embargo, uno de sus mayores logros ha sido la indemnización a los trabajadores del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó en su día a 46 trabajadores, de los que dos han fallecido y con cuatro se llegó a un acuerdo inicial.

Amador denunció que en el tiempo que duró el proceso de sustitución del anterior alcalde González Arroyo se sintió al principio solo. "Ahora no opino igual. Tengo la colaboración de los funcionarios que están implicados al máximo para solventar la situación en que se encontraba el Ayuntamiento. Ya no existe la presión de antes, los trabajadores están más relajados y dedicados a su labor como funcionarios públicos y al servicio de los vecinos".

El alcalde de La Oliva inició y las negociaciones con el resto de los grupos políticos con el objetivo de tratar de garantizar una mayoría que proporcione estabilidad a la institución. "Mi intención es reunirme con todos los partidos, explicarles cuales son mis intenciones y tratar de encontrar un grupo de gobierno. La verdad es que soy muy optimista porque confió en la responsabilidad de todos las formaciones que forman parte de la Corporación".

A juicio de Amador "en los pocos días que estoy al frente del Ayuntamiento he tratado de establecer la máxima transparencia con el resto de compañeros y con los vecinos".

Sin rastro

Amador, en las escasas jornadas como alcalde, fue proclamado el pasado viernes por imperativo legal al no proponerse más candidatos, ha descubierto algunas cuestiones que presentan muchas dudas legales. "El mismo día que Domingo González fue desalojado por la Policía Local del Ayuntamiento firmo varios certificados y escritos respecto a unos terrenos. Lo curioso es que no dejó rastro de esos documentos y ahora estamos investigando la finalidad de los mismos. También existen escritos pendientes de contestar del año 2013", dijo Amador.

Compartir el artículo

stats