Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio siglo juntos en la capital

Pedro Cano Ramos y Ana María de León acuden a su fiesta en honor a la Virgen del Rosario con mucha alegría

Pedro Cano Ramos y Ana María de León cumplen medio siglo juntos en las fiestas del Rosario de la capital majorera.

Pedro Cano Ramos y Ana María de León cumplen medio siglo juntos en las fiestas del Rosario de la capital majorera. GABRIEL FUSELLI

Pedro Cano Ramos, que pertenece a la familia Ramos de la cuesta de Perico de la capital majorera disfrutó ayer de su día favorito junto a su mujer Ana María de León Pérez. Ambos cumplen medio siglo juntos en las fiestas de Puerto del Rosario

Ana María de León procede de Casillas del Ángel pero se casaron hace 48 años, desde entonces residen en el barrio de Fabelo y siempre acuden con sus mejores galas y deseos a disfrutar de la fiesta del Rosario.

"Cocinamos el puchero para nosotros y mis tres hijos Pedro Ángel, Soraya y Enrique que acostumbran a venir este día a casa pero cada vez es más complicado con el trabajo y la familia, pero nos reunimos todos los que podemos", cuenta Ana.

Pedro trabajó como bombero en el Aeropuerto, ya está jubilado, y el 7 de octubre es muy entrañable para él. Lo vive con una gran devoción y alegría junto a su esposa desde hace medio siglo.

"Siempre venimos a la función y a la procesión, nos gusta mucho porque vemos a los amigos, a la familia, es un acto dentro y fuera de la iglesia muy emotivo y siempre le pedimos salud a la Virgen para seguir muchos años disfrutando de nuestra fiesta favorita", destacan. Un año en el que también han pedido a la Virgen al igual que muchos vecinos que mejore la sanidad en Fuerteventura "porque todos la necesitamos".

Un matrimonio que derrocha vitalidad, salud y energía. Ambos gozan de una memoria prodigiosa y cuentan cómo se celebraba antes la fiesta. "Se hacía un baile y el programa de fiestas no tiene nada que ver ahora con nuestra juventud. Antes se hacía un baile y se vivía con alegría, se aprovechaba para bailar y ver a la novia pero los tiempos han cambiado mucho", asegura Pedro, con 72 años.

Ana recuerda los bailes en Casillas del Ángel su pueblo natal y la fiesta del Rosario que tanto adora. "Soy muy devota a la Virgen del Rosario, que siempre me ayuda, y por eso nosotros celebramos este día con mucha tradición y con la ilusión de que no se pierda la procesión y esta fiesta tan bonita", afirma Ana. Un matrimonio que también acudía en su juventud a la fiesta con sus niños pequeños y "siempre lo hemos pasado muy bien este día, tenemos recuerdos muy bonitos de esta fiesta", comentan. "Antes no venía la Banda de Agaete pero lleva ya muchos años seguidos animando este día y nos parece muy bonito como se desarrolla todo el acto festivo alrededor de la iglesia con la suelta de palomas, la música de la banda, la procesión por las calles de Puerto y los vivas a la Virgen", aseguran sonrientes.

De todos los actos festivos para este matrimonio el de la misa y procesión religiosa es el más especial y emotivo con diferencia, y lo viven con una gran ilusión. "La procesión y el puchero es lo más bonito para nosotros, también nos gusta la ofrenda a la Virgen, y ya la fiesta en el recinto ferial es para la gente más joven" reflexionan.

En su hogar del barrio de Fabelo la jornada festiva continuó ayer alrededor de la mesa con el plato típico, el puchero de las fiestas, la reunión familiar con sus hijos y con los vecinos y con una gran alegría.

Otro de los personajes populares que es fiel a la fiesta como cronista y fotográfo del día grande en honor a la Virgen del Rosario es Rafael Pérez, más conocido por su nombre artísticoTamariche. Lleva más de 20 años consecutivos retratando a los vecinos en el día grande de las fiestas de la capital y con su cámara ha compartido numerosas anécdotas. "Tengo un archivo enorme, un gran material fotográfico de las fiestas desde hace muchos años, y ya desde hace unos 20 de forma consecutiva. No me pierdo nunca tres fiestas: las de la patrona, la Virgen de la Peña, el día principal de la Virgen del Rosario y las fiestas del Pino de Puerto Lajas", anuncia Tamariche.

Tres fechas entrañables para él que ha inmortalizado desde hace décadas, y su casa del barrio de El Charco hace historia.

"Estos días publicaba en mi perfil de facebook fotos antiguas, incluso en blanco y negro, y recordaba a amigos que ya no están porque han fallecido pero creo que este gesto y recuerdo hacen que sigan presentes con nosotros aquellas buenas personas y amigos", recuerda. Más de 50 fotos sumó ayer con su cámara el cronista Tamariche en el día grande de la capital.

Con una gran habilidad y desparpajo colocó a los grupos de amigos y vecinos en diferentes momentos y lugares de la fiesta, en la Plaza de la iglesia, para prolongar momentos y vivencias de esta jornada festiva irrepetible.

Un año en el que también destacó la actividad de los agentes voluntarios de Protección Civil de Pueto del Rosario ,coordinados por Esperanza Bardanca, que han asistido a casi todos los actos del programa festivo. Agentes invisibles que están siempre preparados y dispuestos para ayudar a los vecinos en apuros.

Compartir el artículo

stats