El viernes pasado un vídeo de unos cazadores furtivos de Fuerteventura se viralizó por WhatsApp y las redes sociales. En esa ocasión varias personas presumieron de una matanza de conejos.

Nuevo vídeo de los cazadores furtivos de Fuerteventura

Ahora, dichos cazadores han vuelto a ser 'cazados' por las redes sociales con un nuevo vídeo se sienten orgullosos de la cuantía de la caza, que excede ampliamente en el número de ejemplares permitidos.

Cazadores majoreros exhiben sus conejos

Este nuevo vídeo ha causado más indignación en las redes sociales. "Seguimos con los cazadores borrachos e incontrolados de Fuerteventura. Al menos sale una matrícula, a ver qué hace el Seprona", afirma Leales.org.

Denunciado tras difundir un video soltando conejos sin autorización

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Fuerteventura denunció administrativamente el 29 de octubre a un vecino de Tuineje de 36 años y con antecedentes por infringir la Ley de Caza de Canarias al difundir un video por Whatsapp soltando doce piezas de caza --conejos-- en el campo sin autorización del Cabildo.

Así lo ha informado la Guardia Civil, que añade que la investigación comenzó tras la difusión del video para determinar la identidad de su protagonista y las circunstancias del video, así como comprobar si disponía de la autorización administrativa correspondiente.

Tras identificar al hombre, los agentes acudieron a su domicilio y se entrevistaron con el protagonista, que colaboró y reconoció que era él quien aparecía en el video y que no disponía de la autorización.

Por todo ello, la Guardia Civil lo denunció a la Ley 7/1998 de Caza de Canarias, concretamente por infringir el artículo 49, apartado 15, que castiga con multas --y otra serie de medidas accesorias según el artículo 51.2-- de 601 a 3.000 euros a quien reintroduzca, repueble o traslade piezas de caza sin contar con autorización expresa del Cabildo.

Finalmente, la denuncia ha sido remitida a la autoridad administrativa correspondiente y competente para la apertura del oportuno expediente sancionador según la Ley de Procedimiento Administrativo Común.