Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

De asadero en plena alarma sanitaria

Los participantes en la fiesta en la playa Jacomar se enfrentan a una multa que ronda los mil euros - La Guardia Civil los sorprendió comiendo chuletas y chorizo

Una patrulla de la Guardia Civil durante un control en la zona industrial de Nuevo Horizonte, en los aledaños de Mercadona, ayer.

Una patrulla de la Guardia Civil durante un control en la zona industrial de Nuevo Horizonte, en los aledaños de Mercadona, ayer. FUSELLI

De asadero en plena crisis sanitaria. Un grupo de 16 personas participaban en un asadero en la playa de Jacomar, ubicada entre los municipios de Tuineje y Antigua, cuando fueron sorprendidos por una patrulla de la Guardia Civil por incumplir las normas dictadas tras la declaración del estado de alarma. Los denunciados pueden enfrentarse cada uno a una multa cercana a los mil euros.

Nunca un asadero de chuletas y chorizos parrilleros ha salido tan caro por barba. De los participantes en la comida, la mayor parte vecinos del municipio sureño de Tuineje, 14 eran adultos y cuatro menores de edad. A los primeros se les imputa un delito al no estar dentro de los preceptos que autoriza el Gobierno para salir de casa. Este incumplimiento a las citadas normas del Gobierno les puede acarrear multas que oscilan de los 630 a los 30.000 euros, aunque todo hace pensar que la Delegación del Gobierno las cifrará finalmente entorno a los 1.000 euros. Respecto a los cuatro menores, sus casos han sido puestos en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

Una patrulla del instituto armado, de las numerosas que realiza en la costa majorera, detectó la citada fiesta en Jacomar, una playa que se encuentra en el termino municipal de Antigua, pero que es usada frecuentemente por los vecinos de Tuineje. Tras comprobar los agentes que incumplían de forma flagrante las normas de la crisis sanitarias, que no se respetaban las medidas de seguridad y distancia, procedieron a la identificación de los mismos. Tras el levantamiento del correspondiente acta de denuncia las mismas fueron remitidas a la Delegación del Gobierno que será finalmente quien impondrá la sanción económica a los denunciados.

La Guardia Civil ha intensificado sus controles en todo el territorio majorero, no sólo en el extrarradio de las localidades urbanas sino en las rotondas y en el litoral para evitar que se incumplan las normas establecidas en el real decreto.

Si bien es cierto que la mayor parte de la población de la isla está acatando la normativa de la cuarentena, muchos desaprensivos continúan desafiando las normas del Estado poniendo en riesgo no sólo su vida sino la de las personas en el entorno donde se desenvuelven. Por ello, es frecuente observar como numerosas personas se lanzan a la pesca en la mar del norte o litoral de Barlovento, así como al marisqueo a pesar de su prohibición.

Denuncias

El municipio de La Oliva suma 209 denuncias interpuestas por desobediencias desde que se decretó el estado de alarma en el país por la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

La Policía Local norteña ha tramitado 89 propuestas de denuncias, mientras que los soldados del Regimiento de Infantería Ligera Soria 9 y la Guardia Civil en Corralejo han levantado 120 expedientes de denuncias.

Todas las denuncias interpuestas se tramitaron por infracción grave de estas limitaciones, en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, y remitidas a la Delegación del Gobierno para su instrucción, cada denuncia puede acarrear sanciones de entre 601 y 30.000 euros.

Tras el desconcierto inicial, el Jefe de la Policía Local de La Oliva, Francisco González, señaló que "la situación en este momento está bajo control. La seguridad en el municipio está plenamente asegurada, pues se reduce prácticamente a cero las denuncias por motivos distintos a las limitaciones del estado de alarma".

En este sentido, señala que el menor número de infracciones corresponde a ciudadanos reincidentes, así como también a las denuncias por no cumplir el distanciamiento.

Compartir el artículo

stats