Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Oliva | Saqueo a los recursos naturales

El imparable saqueo de los rodolitos

El expolio de las algas calcáreas en la playa de El Hierro se acrecienta a diario por los usuarios - Instagram propicia el destrozo de la riqueza natural de espacio de costa

El imparable saqueo de los rodolitos

El expolio de rodolitos, conocidos popularmente como roscas o palomitas de millo, en la playa de El Hierro, ubicada entre Corralejo y Majanicho, continua a pasos agigantados ante la falta de vigilancia y control en la zona con el consiguiente daño medioambiental. A pesar del escaso número de turistas extranjeros que actualmente visitan la isla por la pandemia de la Covid-19, los actuales visitantes tienen en esta playa una cita obligada para observar un capricho de la naturaleza.

Las redes sociales, Internet e Instagram han provocado que un espacio único cuya playa se encontraba cubierta de algas calcáreas fosilizadas a semejanza de palomitas de millo, tras la difusión de la imagen sobre la presencia de rodolitos, el nivel de la capa de la playa ha descendido de forma vertiginosa.

De nada han valido las numerosas campañas de sensibilidad ambiental llevadas a cabo por el Cabildo de Fuerteventura, el Ayuntamiento de La Oliva, así como organizaciones como la Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello, para evitar el expolio, porque actualmente continúa realizándose el saqueo diario de los rodolitos ante la pasividad de las instituciones públicas y policiales, lo que supone vía libre para que la gente arrase a su paso por esta playa del norte majorero.

En bolsas, en baldes de juguetes de playa, en botellas de plástico o envueltos en toallas... cualquier recipiente es válido para recoger de la zona estas algas calcáreas. "Es increíble como están arrasando la playa de nuevo. Cada día vienen numerosas personas atraídos por la curiosidad de los rodolitos e informados por las redes sociales. Es una pena porque se está destrozando uno de las zonas costeras más peculiares de Fuerteventura", apunta a este periódico un vecino de Majanicho que pide mantener el anonimato.

El asunto de la playa majorera se hizo viral con el hashtag #PopCornBeach, el sobrenombre conocido popularmente en Istagram, cuyas primeras imágenes aparecieron a finales de junio de 2015 por su arena en forma de palomitas, pero en realidad se trata de algas calcáreas, fósiles llamados rodolitos, que tienen un gran valor y que desde que se hizo famosa por la peculiaridad de su arena continua siendo expoliada.

La condena de la playa de El Hierro tiene la fecha asignada si las autoridades no extreman las medidas necesarias para evitarlo. En la zona de entrada a esta playa desde la carretera de Corralejo existe un cartel en tres idiomas donde lanzan un mensaje para preservar la naturaleza. El cartel es tan pequeño que cuesta leerlo en la distancia, aunque no existe en la otra entrada por Majanicho.

Durante el boom de visitas a la playa con una ocupación turística al máximo, la Guardia Civil y personal del filtro del aeropuerto majorero requisaron cientos de kilos de rodolitos que los turistas llevaban en su equipaje. Una iniciativa del PP posibilitó que el Cabildo Insular retirara los mismos y los devolviera al mar.

Compartir el artículo

stats