Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto del Rosario

Desafió al mar de Los Molinos

Una multitud de personas acuden al poblado costero para visitar la Cueva de Herminia - El mar deja al descubierto la gruta marina en escasas ocasiones al año

Desafió al mar de Los Molinos

La tranquilidad del núcleo costero de Los Molinos se ha visto alterada en los últimos días por el enorme trasiego de personas y vehículos atraídos por uno de los lugares mágicos que ofrece la naturaleza majorera: Cueva de Herminia, una joya natural que solo puede visitarse en muy contadas ocasiones al año. Sin embargo, el acceso a la gruta marina esta rodeada de ciertos riesgos y peligros, que en muchas ocasiones son ignorados por los visitantes. Entre ellos destaca esta vez los incumplimientos a las normas sanitarias por la pandemia de la Covid-19. Otro problema es el bloqueo de los vehículos de los visitantes que colapsan el acceso al caserío.

La difusión en las redes sociales de los encantos del mencionado paraje costero del municipio de Puerto del Rosario, con la presencia de una cueva marina de un enorme encanto, despierta cada año la curiosidad de multitud de personas, animadas por el afán de hacerse unas espectaculares fotos al tiempo que descubren un enclave mágico.

Los Molinos, un pequeño pueblo costero, se encuentra situado a unos 27 kilómetros de Puerto del Rosario. Para llegar, hay que tomar la carretera FV-207 que atraviesa el pueblo de Tefía. Una vez que dejas atrás esta localidad se encuentra un desvió a la derecha y tras superar el Molino y el Albergue de Tefía continúas por la vía FV-221, que lleva directamente hasta la playa de Los Molinos.

La mejor época para acceder a la gruta suele ser el mes de septiembre coincidiendo con las mareas del Pino, momento en que la bajamar se desarrolla al máximo y la gruta queda al descubierto y accesible. Sin embargo, este año la naturaleza se ha adelantado y desde hace varios días numerosas personas han podido llegar hasta la Cueva de Herminia.

En estos días , además, el mar está en calma, ya que esta zona oeste del litoral majorero, conocida también como mar del norte, es muy peligrosa. No hay año en que el mar no se trague a bañistas, surfistas, pescadores o mariscadores.

El acceso a la Cueva de Herminia debe realizarse a marea vacía aunque no deja de tener cierto riesgo ya que en algunos tramos el agua suele cubrir hasta la cintura. Además, el mar remueve con fuerza la arena de acceso a la gruta produciendo hoyos que posteriormente se llenan de agua y suponen una trampa para quienes no conocen la zona.

La Policía Local de Puerto del Rosario y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han tenido que intervenir ante la afluencia de personas a visitar las cuevas, personas que en la mayor parte de los casos hicieron caso omiso a los socorristas de la playa sobre el peligro del acceso.

Los vecinos critican el escaso control de la gente que se apodera del poblado y el bloqueo de los vehículos al único acceso al mismo. "Si hay una emergencia a ver como llegan los servicios de emergencias", dicen.

Compartir el artículo

stats