Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Puerto del Rosario comparten el taxi

El Ayuntamiento capitalino pone en marcha el proyecto piloto de vehículos comunes y accesibles | El objetivo es cubrir el déficit de transporte público en las zonas rurales

Los vecinos comparten el taxi

Los vecinos comparten el taxi

Cubrir el déficit de transporte público existente en las zonas rurales del municipio de Puerto del Rosario es el objetivo que ha llevado al Consistorio portuense a poner en marcha una experiencia piloto con los taxis accesibles compartidos. Muchos vecinos podrán acceder al transporte, debido principalmente a la dispersión de los pueblos y a la escasa frecuencia de paso de las guaguas. Sin embargo, la iniciativa ha generado luces y sombras. Mientras los vecinos y taxistas aplauden el proyecto, otro sector muestra su inquietud al tener que compartir un espacio reducido con personas desconocidas. Este novedoso servicio de transporte, el primero de la Isla, ya se viene desarrollando en los pueblos de Guisguey y Puerto Lajas, aunque en próxima fechas podría ampliarse a otras localidades.

El municipio de Puerto del Rosario cuenta actualmente con un total de 89 licencias de taxis, de las que seis están adaptados para personas con movilidad reducida. De toda la flota, una veintena de vehículos cumplen con estos requisitos y pueden realizar el citado servicio de taxi compartido.

Los precios del nuevo servicio de taxi compartido son bastante asequibles dado que las tarifas, con independencia de los lugares de recogida y de destino, son de 0,50 euros para estudiantes, mayores de 60 años o personas con movilidad reducida y de un euro para el resto de usuarios.

Se han habilitados paradas específicas. La salida será desde la trasera de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, trasera del IES Santo Tomás de Aquino, frente al Centro Salud, IES San Diego de Alcalá, CEIP Majada Marcial,         Parada de guaguas de Puerto Lajas y la última parada en el Teleclub de Guisguey con el posterior retorno a Puerto del Rosario con parada en los mismos puntos.

Esta prueba piloto se realiza a través de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento portuense y la Cooperativa de Taxistas de Puerto del Rosario, por un valor de 2. 000 euros, para que los titulares de licencia de auto-taxi se integren en este nuevo servicio de transporte. Además, el Cabildo de Fuerteventura subvenciona al profesional del taxi con 20 euros cada trayecto.

Desde el Consistorio capitalino se insiste que esta iniciativa pretende paliar la reducción de ingresos económicos a la que se ha visto sometida el sector del taxi por la crisis ocasionada por la Covid, “acercándolo al ciudadano y creando así otra forma de ver el sector en el transporte público, al mismo tiempo que les supone una nueva entrada de ingresos económicos”.

El alcalde Juan Jiménez subraya que “esta idea de taxi compartido surge a raíz de cubrir el déficit del transporte público en las zonas rurales alejadas, creando una línea opcional, segura y adaptada a la situación de la ciudadanía del municipio, cubriendo el traslado de personas mayores de 60 años, de personas con movilidad reducida, y de estudiantes mayores de 16 años que han visto modificado su horario escolar debido a la pandemia, así como el traslado de personas que carecen de vehículo propio”.

Por su parte, Sonia Álamo, concejala de Transportes, afirma que “esta prueba piloto, aprobada en pleno de forma unánime, y pionera en la isla, tiene como objetivo final poder llevar este servicio a la población que vive en las zonas rurales de nuestro municipio y acercarlo a la ciudad”.

Compartir el artículo

stats