Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Aulas protegidas frente al covid en Pájara

El Consistorio de Pájara incrementa las normas de control contra el virus en las cuatro escuelas municipales | Se han creado grupos burbuja para los niños y el personal

Un grupo de niños con sus educadoras en una de las escuelas municipales de Pájara. | | LP/DLP

La irrupción de la pandemia covid-19 en marzo del año pasado ha supuesto un antes y un después en los centros educativos de Pájara, que después de unos primeros meses de confinamiento, retomaron la actividad el 23 de junio de ese mismo año, con nuevas normas y protocolos que han permitido al Ayuntamiento majorero continuar prestando un servicio esencial para la vida del municipio sin registrar ningún positivo por coronavirus.

En esa fecha, 138 menores, con edades comprendidas entre los seis meses y los tres años, retomaron las clases en las cuatro escuelas infantiles que operan en el municipio y que volvían a abrir con las medidas preventivas del Gobierno de Canarias y el protocolo elaborado con anterioridad por el Ayuntamiento.

La llamada nueva normalidad obligó a cambiar algunas cosas dentro de las escuelas, como las ratios, que se han establecido por grupos de edad siguiendo las recomendaciones y la organización para crear grupos burbuja, tanto para los menores como para el personal del centro.

En el día a día ya son normales el uso de mascarillas, la higiene de manos y de pies antes de pasar a las instalaciones para preservar a los pequeños que gatean o juegan en el suelo, la ventilación y la presencia de dispensadores de gel, termómetros y otros materiales necesarios para hacer frente a la covid-19.

En cuanto a las rutinas, cada día se procede a la toma de temperatura del alumnado y se elabora un informe de las incidencias que pudieran presentar los menores, además de informar al teléfono habilitado para comunicar aquellos síntomas compatibles con la enfermedad.

También ha cambiado la forma en que los padres recogen a los pequeños. Ahora la recogida se realiza en la entrada del centro para evitar que accedan al centro personas que proceden de entornos laborales diferentes.

Para el alcalde de Pájara, Pedro Armas, el éxito de todas estas medidas se debe a “la colaboración, compresión e implicación que las familias de los menores han mostrado desde el principio en relación con las nuevas normas y, sobre todo, al buen hacer del personal, que han hecho un importante esfuerzo tanto profesional como personal por adaptarse a la rutina de los centros, que sigue siendo clave para preservar la salud de los más pequeños y de la comunidad educativa”.

Las escuelas infantiles de Pájara se ubican en Morro Jable, con siete aulas; Costa Calma, con cuatro; La Lajita, con tres; y Pájara, con otras tres aulas, y atienden a los pequeños en horario de 7.30 a 16.45 horas, si bien desde el Ayuntamiento anuncian que el próximo curso se ampliará el horario y la plantilla para prestar un mejor servicio a las familias.

Pedro Armas asegura que “el Ayuntamiento apuesta firmemente por estos centros como medio para conciliar vida familiar y laboral, así como cumplir con los fines fundamentales de la educación infantil y facilitar el pleno desarrollo de la personalidad y las capacidades cognitivas, afectivas y sociales de los niños y niñas, creando un entorno de aprendizaje en el que se desarrollan, a través del juego, el movimiento, el descubrimiento del entorno y estableciendo sus primeras relaciones sociales”.

Convenio

En el ámbito puramente educativo, además de la programación establecida para cada tramo de edad escolar, se ha implantado el programa pionero, impulsado junto a la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, para promocionar la igualdad y diversidad de forma curricular y vehicular.

Además, el pasado mes de abril el Ayuntamiento y los representantes de los trabajadores firmaron el convenio colectivo específico y la relación de puestos de trabajo (RPT) del Organismo Autónomo Escuelas Infantiles del municipio, un documento que equipara la situación de sus trabajadores con la de los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Pájara y que Armas definió como un “hito histórico” para este municipio majorero.

Con la puesta en marcha de estas actuaciones, el Ayuntamiento de Pájara pretende continuar prestando un servicio educativo de calidad, acorde con los nuevos tiempos, y que garantice el acceso de los menores del municipio a la enseñanza con las máximas garantías de seguridad.

El Ayuntamiento de Pájara mediante el Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles de Pájara se planteó fomentar la planificación de Escuelas Infantiles dirigidas a atender las necesidades socio-laborales de los adultos y proporcionar las bases para el desarrollo integral del menor, haciendo hincapié en sus diferentes capacidades y necesidades.

De este modo, se intenta lograr su progresiva integración en el proceso cultural y social futuro. Con éste objetivo nace la primera escuela infantil en Morro Jable, con fecha de comienzo en octubre del año 1991.

Posteriormente, los citados centros educativos se fueron extendiendo por todo este municipio sureño.

Compartir el artículo

stats