Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcos Hormiga Santana Poeta y escritor

Marcos Hormiga Santana: «La novela descubre las claves del crimen de La Matilla en 1941»

El escritor majorero Marcos Hormiga. | | LP/DLP

Marcos Hormiga Santana (Puerto del Rosario,1975) es poeta y narrador . Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de La Laguna. En 1983 fija su residencia en Gran Canaria, en donde ejerce como profesor de Enseñanza Secundaria y de la Escuela Oficial de Idiomas. Ha escrito numerosas obras y ahora presenta ‘La Hijuela’, basada en un asesinato en La matilla en 1941.

El próximo día 15 presentas una nueva obra.

Es una novela histórica, La Hijuela, basada en hechos ocurridos durante 1941, en La Matilla. Para aquel entonces, todo un acontecimiento en la isla porque está secuenciada a partir del asesinato de una persona acaudalada, Antonio María Berriel Jerez, que tuvo unas consecuencias terribles en su círculo.

Entonces estamos hablando de una novela. Te hacíamos más en el género de la poesía o incluso de la traducción.

Cierto. Sin embargo, ya en el 2015 publiqué una novela titulada Dentro de la Piedra así como un libro de relatos cortos. Desde entonces, debo admitir que me siento cómodo en el género hasta el punto de que tengo obra inédita.

¿Qué quieres decir con que te sientes cómodo?

Sinceramente, me divierte fabular acontecimientos, hacer obra narrativa cuya trama pudiera estar basada en hechos reales o ficticios. La verdad es que el trabajo poético ayuda a plantearte el estilo y, con el tiempo acompañado de algo de experiencia a través de trabajo, uno se siente cada vez más, digamos, recompensado o satisfecho, cómodo.

¿ Por qué escogiste ese tema en particular y cómo te documentaste?

El tema viene siendo recurrente en conversaciones informales en Fuerteventura, desde que ocurrió hasta hoy en día, al menos en una buena parte de la isla. Un asesinato no es algo frecuente en una sociedad particularmente pacífica. En cuanto a la documentación diré que estuve no menos de dos años y medio recopilando información, tanto oral como documental. Visité el archivo del centro penitenciario Salto del Negro; para registros periodísticos, estuve en el Museo Canario; anduve revolviendo en entidades encargadas de documentación oficial y, sobre todo, viaje en un par de ocasiones a Santa Cruz de Tenerife para indagar en el Tribunal Militar Territorial Quinto. Allí encontré el proceso. Tengo registro y copia de todo lo detallado.

¿Qué se sabe del origen del suceso?. ¿Por qué se produjo el asesinato? y ¿Quién fue el homicida?

A partir de la documentación, una vez estudiados cinco procesos judiciales ─dos encausamientos civiles y tres criminales─ los inculpados fueron absueltos en un consejo de guerra aunque pasaron las de San Quintín, por así decirlo. Nunca se esclareció lo ocurrido, bien por interés bien por incapacidad. Sin embargo, hay una teoría extendida sobre la motivación del homicidio.

¿Puedes extenderte un poco?

Sí, bueno, en eso he basado el relato. Me ha llevado un año y medio desenvolver, desempolvar la historia.

Insisto. ¿Puedes adelantar algo?

Llevo trabajando en el texto para esta novela unos cuatro años y medio, a veces dedicado por completo a la narración, otras a desentrañar unas trecientas páginas de documentación totalmente desconocida para mí, siempre con la idea de acabar el proyecto. Debo decir que me guía la narrativa, la obra literaria estilística más allá de que el suceso esté basado en hechos reales. Supongo que un asesinato y sus consecuencias despierta interés pero mi verdadero objetivo está centrado en crear obra literaria, si es de calidad, mejor. Sé que no me he explicado en profundidad pero, lo que quiero apuntar es que a unos días de una presentación, no quisiera desvelar la trama de la novela.

La presentación se hará en La Matilla, a pesar de estar incluida en la Feria Insular del Libro.

Así es. Allí se originaron los hechos y, por auténtica coincidencia, el Cabildo insular tiene dispuesta una feria del libro en la que, durante su recorrido, el día quince de octubre está dentro del evento en el que, ochenta años después, se llevó a cabo el homicidio.

Adelanta al menos algo sobre los personajes o, en su defecto, del estilo.

Elaborar personajes con un perfil psicológico definido es lo más complicado para mí, cuando se trata de narrativa. Tienen que ser creíbles incluso cuando se trabaja fabulación. Lo que puedo decirte, para incluir personajes y estilo en la respuesta, es que me trasladé al ambiente intenso de postguerra y que, en cuanto a estilo, pretendí hacer un barrido anímico, realista, de aquel periodo con la voz de personajes sufrientes y de protagonistas opresores. Es lo que se respiraba en el así llamado oficialmente, segundo año de la victoria.

¿Por qué el título de La Hijuela?

Te parecerá extraño pero fue lo último que decidí con respecto al texto. Manejé un par de nombres para la obra y, al final, casi a punto de mandar a publicar lo que podría haberse titulado Dentro del Silencio o Cenizas de un tiempo azul, me decidí por La Hijuela.

Una hijuela es, en primer lugar, diminutivo de “hija”, también es algo que podríamos definir como un documento en el que aparecen las fincas y el capital de una persona y, la definición más cercana que se da en el Archipiélago canario, al menos en la isla de Fuerteventura, que es la de un trozo de terreno relativamente pequeño que a su vez forma parte de una parcelación mayor.

Compartir el artículo

stats