Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La agencia tributaria insular

El Cabildo acusa ahora a empleados de Valora de actuar en "beneficio propio"

Un informe niega que se haya 'espiado' a los políticos y empresarios

Protesta de trabajadores de Valora ante la oficina de Las Palmas de Gran Canaria.

Protesta de trabajadores de Valora ante la oficina de Las Palmas de Gran Canaria. JUAN CARLOS CASTRO

Los dos trabajadores de Valora que están sancionados por consultar datos fiscales de forma irregular fueron expedientados "por utilizar una herramienta de trabajo" de ese organismo público "en beneficio propio", no por "espionaje a políticos y empresarios". Estas afirmaciones están incluidas en un informe encargado por el gobierno del Cabildo de Gran Canaria a los servicios jurídicos de la agencia tributaria , que también niega que el director de la entidad, Félix Rivero Rieckers, haya tenido alguna responsabilidad en la aplicación de las medidas disciplinarias contra esos dos empleados.

El informe sostiene que los trabajadores sancionados utilizaron una web de búsquedas de información fiscal "para un uso personal no justificado por ningún expediente tributario que estuvieran tramitando", lo que supone un cambio sustancial respecto al expediente instruido por dos funcionarias del Servicio de Recursos Humanos del Cabildo, que en ningún momento recoge que esos dos empleados usaran el sistema informático en "beneficio propio". Esta última afirmación ha soliviantado aún más a los afectados y a los sindicatos, que ya han recurrido las sanciones en las vías administrativas y no descartan acudir también a los tribunales.

Máximo Bautista, vicepresidente de Valora y coordinador de Economía y Hacienda del Cabildo, solicitó el informe al letrado de la entidad, Juan Ramón Viera, después de que este periódico desvelara la conflictividad laboral en la agencia tributaria y diera a conocer las sanciones por espionaje a políticos y empresarios, entre ellos el propio Bautista y Rivero Rieckers. El presidente del gobierno insular, José Miguel Bravo de Laguna, ha encargado un segundo informe sobre las adjudicaciones a dedo a una empresa de Alicante vinculada con un antiguo trabajador de Valora y actual miembro de ejecutiva insular del PP, denunciadas por la oposición en el último Pleno de la corporación.

Aunque el segundo informe no está concluido, en ambos se exculpa al director Félix Rivero, pues ni tuvo participación directa en el expediente sancionador ni tiene competencias en las adjudicaciones de contratos, una función que corresponde al propio Cabildo.

Respecto al origen del expediente a los dos trabajadores, el informe señala que "en Valora se tuvo conocimiento de la posible utilización fraudulenta de una herramienta de trabajo" y, una vez expuestos los hechos, fueron los Servicios Jurídicos del Cabildo los que "recomiendan, de forma verbal, la iniciación de los correspondientes expedientes disciplinarios y que los mismos fueran tramitados directamente por el Cabildo, garantizándose de esa forma la imparcialidad". La sanción, dos meses de empleo y sueldo a cada trabajador (que cumplen actualmente), fue adoptada por el Consejo Rector de Valora, un órgano formado por políticos, no por Rivero Rieckers.

Empresas

El informe también aclara que, al contrario de lo que aparece en el expediente instruido por el Cabildo, el director de Valora ya no tiene ningún tipo de relación con las empresas Limpiecan y Oasis Internacional Air Lines. La primera de ellas, "en la que Félix Rivero figuraba como consejero, causó baja provisional en Hacienda con fecha de 1 de abril de 2002". Además, desde octubre de 1996 había renunciado al cargo de presidente y la junta general acordó dejar inactiva la empresa. Respecto a Oasis Air Lines, también cesó como administrador único en 1996.

Paradógicamente, esos datos erróneos, por no estar actualizados, son los consultaron los trabajadores expedientados. Rivero Rieckers ha entregado al Cabildo los documentos del Registro Mercantil de Las Palmas, de la Tesorería General de la Seguridad Social y las declaraciones de la renta desde 2011, año en que tomó posesión como director de Valora.

Los sindicatos CCOO y UGT han reclamado de forma reiterada al presidente José Miguel Bravo de Laguna que destituya a Rivero Rieckers, al que atribuyen los conflictos laborales y los hechos denunciados por los trabajadores y los grupos de la oposición del Cabildo en las últimas semanas.

Compartir el artículo

stats