Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bartolomé Ruiz González

"Declarar los Dólmenes como Patrimonio Mundial duró diez años"

"España redobla las inversiones en aquellos bienes declarados Patrimonio Mundial por la Unesco", afirma

Bartolomé Ruiz González, durante las VII Jornadas de Risco Caído.

Bartolomé Ruiz González, durante las VII Jornadas de Risco Caído. lp/dlp

Usted, al frente de los Dólmenes de Antequera, obtuvo en el año 2016 la declaración de Patrimonio Mundial.

Sí, hemos hecho un balance de lo actuado a partir de nuestra declaración en Estambul en 2016. En esa misma sesión del Comité de Patrimonio Mundial nos dieron una serie de recomendaciones a seguir.

Tienen que cumplir los compromisos adquiridos entonces.

Hay una serie de acuerdos por parte de España para cumplir una serie de requisitos urbanísticos, patrimoniales o de la disminución de la volumetría del museo de sitio de los Dólmenes.

¿Fue complicado que la Unesco declarara Patrimonio Mundial los Dólmenes?

El proceso fue largo, de más de una década. En él intervinieron diferentes grupos de investigación europeos, españoles y andaluces. El proyecto de investigación más antiguo lo desarrolló la Universidad de La Laguna con el profesor Juan Antonio Belmonte.

¿En qué se basaron para conseguir el reconocimiento?

En otro proyecto fundamental desarrollado por el profesor Michael Hopkins en la Universidad de Cambridge. Él se dedicó durante más de una década a investigar unos 4.000 monumentos megalíticos y llegó a la conclusión de que el 99% tenían orientación celeste solar.

Esa fue entonces la clave para el reconocimiento.

Fue determinante para la fundamentación del expediente.

¿Y cómo fue a partir de ahí?

Sobre ruedas porque sufrimos una primera evaluación, que fue positiva, y que nos pedían una serie de compromisos por parte de las diferentes administraciones en temas urbanísticos y arquitectónicos. Le dimos respuesta favorable a todos ellos y el informe final, que es el que están esperando aquí en Risco Caído, fue positivo. Por lo tanto, eso nos llevó al Comité de Patrimonio Mundial que se celebraba en esa anualidad en Estambul, en Turquía, en julio de 2016.

¿Fue un debate decisivo?

Sí. En el debate celebrado en Estambul anterior al golpe de Estado que se dio por la tarde noche, en esa sesión, por unanimidad de todos los miembros que componían el Comité de Patrimonio Mundial, se aprobó nuestra incorporación. Incluso con once palabras pedidas, todas esas intervenciones fueron favorables a nuestra candidatura, bien ponderando y valorando el sitio como poniendo de relieve la fortaleza del expediente.

A partir de ese momento todo fue más fácil.

Realmente el debate es previo al comité anual. Cuando el comité científico eleva la candidatura, lleva ya todo paralelo. El Comité de Patrimonio Mundial es un órgano compuesto por 21 miembros, por 21 embajadores de la Unesco, de la ONU, y son representantes políticos.

¿Hay algún paralelismo entre Risco Caído y los Dólmenes?

Bueno, hasta ahora sí. Ahora Risco Caído está a la espera de la respuesta a las observaciones y los compromisos que ha adquirido el reino de España con respecto a su candidatura. Realmente en nuestro caso el análisis de la documentación enviada por nosotros fue muy rápido. En 10 o 15 días ya tenían el informe positivo. Lo que ocurre es que nosotros esperamos un poco más tarde. Realmente el comité de expertos se reunió a los diez días de recibir nuestra documentación y ahí ya se produjo el acuerdo de incorporarnos al orden del día del comité de julio.

¿El año que ustedes lograron la declaración se presentó alguna otra candidatura española?

No. Por parte de España era la única ya que en el Consejo de Patrimonio Histórico Español la única candidatura que se puso sobre la mesa fue la del sitio de los Dólmenes de Antequera.

Este año, además de Risco Caído, está el Priorat.

Hay un compromiso no escrito que entiende que cada Estado presente una sola candidatura. Aunque según la tipología, porque hay candidaturas que son extensiones de alguna ya existente. Esa no cuenta. La de Risco Caído es una candidatura nueva.

Por su experiencia, ¿cree que tiene posibilidades de lograrlo?

Pienso que sí porque es un expediente que está muy bien fundamentado. Creo que los investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias, como el profesor Juan Antonio Belmonte, han contribuido a darle solidez y fundamentación al expediente.

¿España cuenta con mucho patrimonio reconocido?

Sí, España tiene bastantes bienes declarados. En el caso del megalitismo era el único sitio de Patrimonio Mundial de un territorio como es la provincia de Málaga. En Andalucía en 2016, de los ocho territorios, de las ocho provincias, dos de ellas no tenían representación en la lista: Cádiz y Málaga. A partir de 2016 solo queda Cádiz.

¿Hay algún otro bien megalítico en España reconocido?

No. Ni en el continente europeo. Hasta 2016 eran cuatro los sitios neolíticos megalíticos declarados en el mundo: los templos neolíticos de Malta, Stonehege en Inglaterra, Orkney en Escocia y Newgrange en Irlanda.

Ahora ya hay cinco.

A partir de 2016 somos cinco los sitios neolíticos megalíticos declarados. Nosotros representamos actualmente a todo el continente europeo porque los otros cuatro sitios están en islas fuera del territorio continental: Malta, Inglaterra, Escocia e Irlanda.

¿Cómo conserva España sus bienes?

En España hay un nivel de conservación bastante óptimo. Es importante el compromiso que adquiere el Estado español al redoblar las inversiones sobre los bienes que declara Unesco. En los Dólmenes de Antequera ha habido una acción por parte de la Junta de Andalucía en la recepción de las competencias. Está claro que a partir de nuestra incorporación en la lista se han incrementado los presupuestos para su valorización y su tutela.

Compartir el artículo

stats