Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan del Cabildo para la conservación de Bandama lleva dos años congelado

Medio Ambiente dispone desde 2018 de un documento que pide crear un centro de visitantes en el lagar | Propone limitar el acceso de vehículos al mirador del Pico

Miembros de la Asociación Sociocultural Amigos de Bandama junto al lagar del caserío, con el Pico al fondo.

El Cabildo de Gran Canaria dispone desde hace dos años de un documento para la ordenación del Caserío, el Pico y la Caldera de Bandama, que detalla el deterioro de alguna de sus instalaciones y recomienda una serie de medidas para su conservación, entre ellas limitar el acceso de vehículos al mirador e instalar el centro de información de ese espacio protegido en el abandonado lagar del siglo XIX y en las casas tradicionales de los alrededores.

El denominado Anteproyecto de Infraestructuras de Acceso y Acogida del Monumento Natural de Bandama fue encargado por la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo y entregado por el equipo redactor en diciembre de 2018. Desde entonces se mantiene congelado en algún despacho de ese departamento -o al menos se desconoce alguna actuación ligada a ese plan-, razón que ha llevado a la Asociación Sociocultural Amigos de Bandama a solicitar a la actual consejera, Inés Jiménez, la aplicación de las medidas propuestas en ese documento del propio Cabildo.

Tras recordar que se trata de “un espacio con características naturales de alto valor a preservar” y “un potente punto de interés para visitantes locales y turistas”, declarado como Monumento Natural en 1994, el anteproyecto señala que “en los últimos años son múltiples los indicadores que urgen la ordenación de los aspectos relacionados con el uso del monumento natural, especialmente en lo que se refiere a los accesos, recorridos y espacios de acogida de visitantes”.

Desde 2016 está aprobado el Plan de Gestión de la Zona Especial de Protección Bandama, en el que “se definen los objetivos, medidas y mecanismos de evaluación dirigidos a la conservación del enclave” y en noviembre de 2017 se elaboró el Análisis de la Capacidad de Acogida del Monumento Natural de Bandama, en el que “se establece la capacidad de acogida de uso público del espacio, además de proponer una serie de medidas para la mejora de su gestión”.

Impactos negativos

“Con datos del punto de información turística situado en el Pico de Bandama”, subraya el documento, “más el Estudio de Capacidad de Acogida, se puede estimar que acuden unos 400.000 visitantes anuales al área. Este intenso número de visitantes se relaciona en dicho estudio con impactos negativos en el propio recurso (desestabilización de la ladera sur del Pico de Bandama, erosión incrementada en las laderas y culmen de la Cadera de Bandama) y genera en los propios visitantes la percepción de que se ha sobrepasado el número de visitantes que permitan disfrutar de una experiencia de la naturaleza con la suficiente tranquilidad”.

Se ha constatado también que la principal demanda de los visitantes es disponer de información ambiental (no turística) y otros servicios básicos. “Estos problemas, para algunos de los cuales ya se recogen indicaciones en las Normas de Conservación del Monumento Natural, demandan una pronta intervención del órgano gestor del espacio natural protegido al objeto de regular el flujo de visitantes, ordenar el uso público en base a la capacidad de acogida, minorar los impactos negativos sobre los valores del espacio y dotar de mayor satisfacción a la visita”, apunta.

A juicio de los tres redactores del anteproyecto, más allá de los servicios que se presten tanto a vecinos como a visitantes, “se hace necesario repensar el lugar de una manera global, que incluya todos los elementos que intervienen en el área”. Eso requiere, añaden, “reforzar la idea de que el Monumento Natural de Bandama es por muchos motivos un espacio natural privilegiado, un símbolo dentro de los espacios protegidos en Gran Canaria y que, por tanto, debe preservar todas sus características naturales y potenciar todos los valores relacionados con el disfrute de las mismas”.

Dado que las Normas de Conservación ya prevén la prohibición de paso al Pico de Bandama de vehículos cuyo peso sea superior a los 3.500 kilos, de manera cautelar hasta que se realice un estudio geomorfológico detallado para conocer el grado de estabilidad del sustrato en las zonas de la carretera afectadas por pérdida de material, se propone hacer cumplir esa prohibición y también limitar el tránsito de vehículos a motor al mirador.

“Dicha restricción no impide el acceso al pico, puesto que este puede realizarse a pie o mediante vehículos de capacidad menor (bicicletas, lanzaderas, microbuses) sino que pretende reducir el impacto ambiental y mejorar la experiencia de los visitantes”, sostiene la propuesta.

También se plantea crear en el caserío un espacio permanente para los servicios al visitante: información, interpretación del entorno, proyecciones y aseos. “La ubicación parece la más adecuada y además permite la rehabilitación de una serie de edificaciones tradicionales situadas en dicho lugar y que se encuentran en abandono o con intervenciones inadecuadas”, precisa el documento.Anteproyecto de Infraestructuras de Acceso y Acogida del Monumento Natural de Bandama

EL GOBIERNO INSULAR GUARDA SILENCIO

plantea “la rehabilitación y restauración de las edificaciones que conformaban un antiguo lagar y otras anexas, en distinto estado de conservación y utilización”. Se propone “aunar las edificaciones para desarrollar un conjunto edificatorio de una sola planta baja, restaurando unas edificaciones, demoliendo parte de construcciones posteriores y organizando el conjunto a partir de un patio existente”. El documento especifica que “al centro se accedería por el patio del lagar, para desde este espacio abierto organizar un recorrido por todas la edificaciones distribuyendo en las mismas las diferentes necesidades; acceso y administración, aseos, exposición y sala de proyecciones, además de la presencia del lagar”. | J. M. N.

Compartir el artículo

stats