Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer Alamo de Gran Canaria llegó de Tenerife a Agaete en 1630

Del mismo tronco de Néstor procede la rama del que fue Cronista de Gran Canaria y del actual Cronista de Guía

A la izquierda, un quinceañero Néstor Alamo, marcado con una flecha en la imagen original, cortándose el pelo en la barbería de los hermanos canarios Sosa Oliva en Ciego de Ávila (Cuba), el 1 de julio de 1920, A la derecha, Pedro González-Sosa y Néstor Alamo el día de inauguración de su casa museo en Guía creada en la casa natal del historiador. | | LP/DLP

Publicó LA PROVINCIA en su suplemento “Domingo” dos magníficos trabajos sobre la vida y la obra de Néstor Alamo salidos de las plumas de Miguel Ayala y Miguel Rodríguez Díaz de Quintana con ocasión de cumplirse este año el 115 aniversario del nacimiento del que fue investigador histórico y compositor musical. Ocasión que nos va a permitir que, aprovechando esta efemérides, nos atrevamos a pergeñar un brevísimo perfil genealógico del apellido Alamo (en la antigüedad grafiado Del Alamo) muy proliferado en Canarias -inicialmente en Tenerife desde el siglo XVI- y que después se avecindó Gran Canaria con la llegada del primero de este apellido a la villa de Agaete.

El primer Del Alamo se estableció sobre 1630 en la isla de Gran Canaria en la villa de Agaete, a donde llegó procedente de Tenerife por Juan Viera Del Alamo, natural de la localidad de Candelaria, como hijo de Juan Viera Del Alamo y de Ana Rodríguez, naturales y vecinos de la misma localidad tinerfeña.

El Juan Viera Del Alamo establecido en Agaete casó allí con Francisca María Díaz Pérez Macías, natural de la misma villa (hija de Miguel Pérez y de María Masías), boda que debió celebrarse entre 1634 y 1635, porque aparece recogida en el índice del libro primero de Matrimonios, que nos remite a “los folios entre el 83 y el 89, hojas sueltas”, pero que no aparecen. Se ha situado en estos años de acuerdo con las fechas de otros matrimonios registrados en dicho índice, según pudimos comprobar en consulta realizada el año 1987. La falta del tomo segundo de Casamientos de la iglesia de Agaete, junto con otros libros sacramentales de la misma época, impide seguir la evolución de la descendencia habida del matrimonio de Juan Viera Del Alamo y Francisca María Pérez Macías.

La rama del apellido Alamo (insistimos, antiguamente como Del Alamo y así aparece grafiado en los Libros Sacramentales de Agaete) que ostentaba el padre del autor de estas notas y de la que procede igualmente la rama del padre de Néstor, procede del matrimonio celebrado en Agaete en septiembre de 1643 entre Francisco Pérez (otras veces, Francisco Martín hijo de los anteriores Francisco Viera Del Alamo y María Pérez Macías), con Catalina Sánchez, boda oficiada por el cura de aquella villa Andrés Alvarez y en el que actuaron como padrinos Antonio de Castro y Ana Betancor (L.1 fl.75). Un hijo de éstos, llamado Juan, se decidió por el uso directo del apellido Del Alamo de sus antepasados, prefiriéndolo a los demás. A partir de esta persona se elaboró en su día el árbol genealógico de la rama de este apellido del que procedemos, y que en 1990 decidimos dejar impreso en las páginas de una edición familiar que recoge igualmente la amplia historia de los apellidos directos González, Sosa y De la Oliva y otros por vinculación que nos pertenece.

El primer Alamo de Gran Canaria llegó de Tenerife a Agaete en 1630

Juan del Alamo hijo, como se ha dicho, de Francisco Pérez del Álamo y Francisca María Pérez Macías nació en Agaete en fecha no determinada, pero que debió de ser en torno a 1650, porque en la partida de defunción, el 3 de febrero de 1720, el cura dejó expresado que falleció “a los 70 años de edad”. Casó en la misma villa, sobre 1680, con Inés Hernández Ramos, fallecida el 18 de mayo de 1723, por lo que se le presume una edad aproximada a la de su consorte. El primero de los seis hijos del matrimonio fue Juan del alamo Hernández Molina.

Juan del Alamo Hernández Molina, nació asimismo en Agaete -su partida, tal como se desprende del índice que sí se conserva, está en el desaparecido libro segundo de Bautismos- y allí murió el 5 de septiembre de 1685. Contrajo matrimonio en la iglesia de la Concepción con Francisca Barrera Lorenzo, natural de la misma villa matrimonio que procreó siete hijos siendo el cuarto llamado José Del Alamo Herrera.

José Del Alamo Herrera, nacido en Agaete el 17 de septiembre de 1709 y casó allí en primeras nupcias con Juana de Godoy, de cuyo enlace no hubo descendencia. Celebró segundas nupcias, igualmente en la iglesia de la Concepción, con Andrea de Lugo, natural de aquella villa y de la que solo sabemos que murió en la misma localidad el 23 de marzo de 1793, pero dejó al morir tres hijos, siendo el último Antonio Miguel de los Santos Del Alamo de Lugo.

Miguel de los Santos Del Alamo de Lugo, nacido en Agaete el 5 de noviembre 1758 (L.4 fl.53), contrajo matrimonio en la misma iglesia parroquial con María José Alvares, hija de Juan Alvares (ausente en Indias, en 1822 cuando se bautiza a su nieto Victorino, mi bisabuelo) y Angela Rodríguez, naturales y vecinos de Guía, padres de dos hijos, el primero llamado Victorino Del Alamo Alvares.

Victorino Del Alamo Alvares, que nació en Agaete el 17 de noviembre de 1823 (L.6 fl.75) y falleció en Guía, donde había contraído matrimonio el día 20 de abril de 1847 con Juana Martín Macías, nacida en la villa guiense en 1817 e hija de Antonio Martín y de Josefa Masías (así grafiado en la partida), naturales de Tunte, en Tirajana, que procrearon cuatro hijos siendo la primera María de la Concepción Del Alamo Martin.

Esta, nacida en Guía el 20 de junio de 1850, fue bautizada tres días después en aquella iglesia. Casó allí mismo con Bartolomé González (hijo de Antonio González y de María Socorro Santiago), que fueron los progenitores del padre del autor de estas notas, además de otros siete hijos que omitimos para no hacer engorrosa esta breve relación. Por cierto, con ocasión por nuestra parte de unir en el Registro Civil en un solo apellido los de González-Sosa que ostentábamos hasta entonces hubo necesidad de incorporar como segundo el elegido. Y elegimos, por supuesto, el Del Alamo.

Y dirán ustedes, ¿a cuento de qué viene esta relación genealógica del Cronista de Guía con el recuerdo del 115 aniversario de su natalicio del que fuera Cronista de Gran Canaria, investigador y autor musical? Porque del mismo tronco del que procedía nuestro padre, Manuel González Alamo, era originario el padre de Néstor Alamo. Veamos.

Antonio Del Alamo, que es nuestro común tercer abuelo, casó en Agaete, como se ha dicho, con María Alvarez, matrimonio que procreó a José Del Alamo, a Victorino Del Alamo (nuestro bisabuelo) y a Juan Del Alamo (bisabuelo de Néstor).

Juan Del Alamo casó igualmente en Guía con Agustina Rodríguez, de cuyo matrimonio nació, el 20 de enero de 1846, Pablo Del Alamo Rodríguez, que matrimonió en la misma iglesia parroquial guiense con Margarita Santana, natural de Las Palmas de Gran Canaria. Fruto de este enlace fueron, entre otros Nicasio, Pablo y Salustiano Alamo Santana, nacidos en Guía. Casó Salustiano allí mismo con Clorinda Hernández Bautista, que tuvieron por hijos a Néstor, Paulino, Conrado, Augusto, Isidoro, Leoncio y Alberto.

Digamos por último, como recordaba Miguel Rodríguez, que siendo quinceañero Néstor acompañó a la igualmente guiense Josefa Alemán en su viaje a La Habana porque había contraído matrimonio por poder con su tío Nicasio Alamo, establecido en tierras cubanas. Allí permaneció cuatro o cinco años y, por supuesto, entabló amistad con los guienses que habían emigrado a Cuba a mediados del siglo XX. Para curiosidad del lector incluimos una vieja fotografía tomada en la “Barbería La Amapola de los hermanos isleños” que tenían abierta en Ciego de Ávila los hermano Pedro, José, Vicente y Manuel Sosa Oliva -nuestros tíos- y en la que aparece cortándose el pelo un Néstor Álamo casi niño, marcado con una flecha.

Compartir el artículo

stats