Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad sólo vacuna a la Policía Local de Arucas

El cuerpo de seguridad es el único de entre las policías locales de los municipios con más habitantes de la Isla que ya ha recibido la primera dosis

Funcionarios de la Policía Nacional haciendo cola para vacunarse en la Comunidad Valenciana el 25 de marzo.

Funcionarios de la Policía Nacional haciendo cola para vacunarse en la Comunidad Valenciana el 25 de marzo.

Sorpresa y malestar entre los agentes de las policías locales de Gran Canaria. Los 31 miembros de la Policía Local de Arucas recibieron la pasada semana la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras el resto de los cuerpos de seguridad de los principales municipios de la Isla aún están a la espera de ser inoculados. Algunos agentes cuestionan que solo se haya beneficiado hasta ahora el personal de Arucas, que, según recalcan, curiosamente es el municipio del que fuera alcalde hasta las pasadas elecciones y actual presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Los policías locales del norte de Gran Canaria acudieron entre el miércoles y el jueves de la semana pasada al centro de salud de Arucas para recibir la primera inyección. El alcalde, Juan Jesús Facundo, reconoció que la plantilla había sido vacunado y precisó que lo hicieron con la dosis de la farmacéutica Astrazeneca, la misma que se le aplicó a los componentes de la Policía Canaria, Guardia Civil y la Policía Nacional.

Sin embargo, cuatro fuentes policiales consultadas aseguraron que se utilizaron las de Pfizer -destinadas sobre todo a mayores de 60 años y personas condiciones de riesgo, además de sanitarios y sociosanitario- ya que, además, el jueves -cuando aún quedaba parte de los agentes por recibir la dosis- había entrado en vigor la recomendación de no utilizar Astrazeneca entre las personas de menos de 60 años.

"O tuvieron mucha suerte o se han saltado un procedimiento extraordinario y diferenciado para ese cuerpo", apuntó el delegado del sidicato CSIF en las policíales locales de Las Palmas, Armando Martín, quien agrega: "Si tuvieron muchas suerte hay que ver donde está el factor suerte, y si es por un procedimiento extraordinario, habrá que ver por qué unos sí y otros no", agregó.

Martín apuntó que durante la jornada de hoy ha intentado saber por qué ha habido esa diferenciación entre la Policía Local de Arucas y el resto. En este sentido, el sindicalista explicó que al haberse producido seis contagios entre los 31 agentes que componente el cuerpo aruquense, existía un mayor riesgo a quedarse sin efectivos en caso de un nuevo brote. "Nos alegramos por las gestiones que ha hecho su alcalde, pero si ese procedimiento existe, que sea para todos".

Carlos Lemes, delegado de CCOO, se pronuncia en el mismo sentido. Al igual que Martín, se congratula con que la Policía Local de Arucas sea vacunada, "pero es que ya teníamos que haber sido vacunados todos los policías locales desde hace dos meses como ya se hizo con la Guardia Civil y la Policía Nacional". "Lamentamos que el presidente del Gobierno de Canarias no haga el mismo empeño en que se vacunan los 1.700 policías locales de toda Canarias", aseveró.

El también agente de la Policía Local de Santa Lucía incidió en el caso del municipio de Sureste, que en las últimas semanas ha registrado uno de los brotes más importantes en el Archipiélago con más de 80 positivos. "Estamos acudiendo noche tras noche a edificios con ruidos o llamadas de rastreadores del Covid, porque hay personas con contagio confirmado que no guardan la cuarentena", lo que supone para los agentes estar en riesgo de un posible contagio.

Lemes solicitó que a los policías locales se les de la opción de vacunarse con Astraseneca "de forma voluntaria". "Que sean los propios agentes quienes elijan, porque tenemos que seguir trabajando y ayudando a los ciudadanos, pero queremos hacerlo con seguridad, con la seguridad que están dando las vacunas".  

Y es que la vacunación de los agentes de las policiales locales de Canarias estaba prevista al mismo tiempo que se ha realizado con los docentes. Los centros de salud tenían hechas sus reservas para los agentes. En algunos casos se repitieron las peticiones en varias ocasiones a la consejería de Sanidad. Pero, la sorpresa llegó a última hora, porque una contraorden ha paralizado que los agentes pasen por las manos del personal de enfermería, aludiendo que ha sido una decisión del ministerio de Sanidad, según ha podido saber este periódico de un responsable sanitario, quien señala que la orden afecta al grupo en el que se incluyen los cuerpos de seguridad. 

Esa contraorden supuestamente se ha saltado para la Policía Local de Arucas y también para los cuatro agentes que conforman las policiales locales de Tejeda y Artenara. En los casos de los municipios cumbreros, el alcalde tejedense, Francisco Perera, señaló que se trata de casos excepcionales ya que los cuatro funcionarios (uno de Tejeda y el resto de Artenara) fueron vacunados porque había vacunas de sobra en ese momento, ya que no se presentaron todas las personas señaladas, y se les administró para evitar que caducaran. 

Otros alcaldes de Gran Canaria consultados por este periódico reconocen que sus agentes siguen a la espera de que les llamen, pese a que han aportado todos los datos, así como en algún caso hasta de sus integrantes de Protección Civil. 

Compartir el artículo

stats