Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Vacunación

El mayor brote detectado hasta ahora en Santa Lucía alcanza a 80 personas

La cifra de afectados podría aumentar en los próximos días, ya que los rastreadores siguen ampliando el campo | Las reuniones por la Semana Santa pasan factura

Un sanitario realiza una prueba PCR en las Islas.

Un sanitario realiza una prueba PCR en las Islas.

Santa Lucía sufre un brote con 80 afectados por coronavirus. Es el caso de propagación más elevado que se ha manifestado en el municipio grancanario desde que se produjo la epidemia hace más de un año.

La reuniones y celebraciones con muchos asistentes durante los días festivos de Semana Santa comienzan a pasar factura al municipio del Sureste de Gran Canaria. De momento, el contagio ha alcanzado a 80 personas, si bien los rastreadores continúan ampliando el campo de localización para tener controlados a todos aquellos allegados con los que han tenido algún tipo de contacto recientemente. Por este motivo, no se descarta que la cifra pueda aumentar todavía en los próximos días.

Un bar en el que se gritó ‘Viva el Covid’ fue desalojado por un exceso de clientes en marzo

decoration

Los expertos tratan de determinar el origen de este brote masivo que tiene su foco en Santa Lucía, y que dispara las cifras de contagiados en el conjunto de Gran Canaria, cuyas estadísticas siguen sin controlarse tras los días festivos de la semana pasada, a pesar de las restricciones impuestas y la vigilancia policial para evitar este tipo de casos.

Este es el brote más grave que se ha registrado hasta la fecha en Santa Lucía. Hasta ahora el municipio más afectado por los contagios está siendo Las Palmas de Gran Canaria, aunque se habían registrado picos en otras localidades en casos puntuales.

Sin embargo, Vecindario ya había sido noticia por algunas actuaciones policiales por situaciones irregulares, que han puesto en peligro la salud de muchas personas.

La Policía Local desalojó hace un mes un bar que tenía en su interior unos 60 clientes más los trabajadores, cuando el aforo está limitado a 40, con la reducción del 50% que estaba entonces establecida. Cinco personas fueron denunciadas, entre ellas el propietario y un cliente por enfrentarse a los policías. Además, durante la actuación se gritó “viva el Covid”.

La Policía clausuró el año pasado un local por su actitud reincidente contra las normas de salud

decoration

En junio del año pasado la Policía también precintó un bar-cafetería de la Avenida de Canarias de Vecindario que cuatriplicaba el aforo permitido con las restricciones impuestas entonces por el Covid-19, que estaba abierto hasta las tres de la mañana en alguna de las visitas realizadas, con público bailando y vulnerando al menos media docena de normas de protección sanitaria, tal y como publicó en su momento este periódico.

La propietaria había sido denunciada antes hasta en cuatro ocasiones, por hechos similares, aunque siguió con su actitud.

Compartir el artículo

stats