Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo y Salvar Chira-Soria mantienen su desacuerdo ante el Diputado del Común

Marino Alduán afirma que la central hidroeléctrica "es un orgullo" para Gran Canaria y Manuel González sostiene que es "un disparate medioambiental"

8

Manuel González, de la plataforma Salvar Chira Soria José Carlos Guerra

El Cabildo de Gran Canaria y la plataforma ciudadana Salvar Chira-Soria exhibieron ayer ante la Diputación del Común sus discrepancias sobre los efectos de la central hidroeléctrica en el barranco de Arguineguín y mantienen su disputa sobre ese proyecto energético en espera del informe de impacto ambiental que debe aprobar el Gobierno de Canarias, previsiblemente antes del verano. 

El Diputado del Común, Rafael Yanes, convocó a ambas partes tras una queja de la plataforma por la presunta utilización irregular de fondos públicos del Cabildo para publicitar el proyecto de Salto de Chira y «atacar» a los grupos y personas que se oponen a la construcción. La reunión permitió intercambiar información y debatir sobre los puntos más polémicos de esa obra, pero no se consiguió ningún avance en las posiciones de fondo. Yanes decidirá sobre esas denuncias cuando reciba el lunes un nuevo escrito de Salvar Chira-Soria.

Tras el encuentro, que duró una hora y media, el director del Gabinete de Presidencia del Cabildo, Marino Alduán, dijo que el Salto de Chira «es decisivo para Gran Canaria en esta década» y que así se ha intentado explicar ante el Diputado del Común, «con argumentos científicos, técnicos y económicos».  

«La petición que hacemos es juntarnos en una misma reivindicación porque todos los sectores sociales quieren que no estemos contaminando, que haya más agua para el campo y más garantías para los agricultores», declaró Alduán, quien subrayó que «es tiempo de que Salto de Chira sea un elemento de orgullo para las grancanarias y grancanarios y el Cabildo va a estar en esa posición».

Por su parte, el músico Manuel González, portavoz ayer de la plataforma, insistió en el rechazo al proyecto de Red Eléctrica de España (REE) y afirmó que es un «disparate medioambiental». En referencia irónica al nuevo nombre impuesto por el Cabildo, señaló que es «un asalto a Chira, un atraco a mano armado», pues insistió en que se oculta información a los ciudadanos.

«Si hay alguien que tiene absoluto interés en combatir el cambio climático, les aseguramos que somos la gente que estamos en esta plataforma», añadió el director del grupo Mestisay, quien consideró que existen alternativas a la planta hidráulica porque cada día se descubren nuevas tecnologías en el ámbito de la acumulación y almacenamiento de las energías renovables. Por tanto, anunció que la plataforma «va seguir luchando» contra ese proyecto porque entiende que va suponer una «catástrofe» para ese barranco. 

Respecto a la queja que analiza el Diputado del Común, la contratación de la empresa 22 Grados para la publicidad e información sobre Chira-Soria, Alduán explicó que la licitación «está publicada en el Boletín de UE desde diciembre de 2020 y cualquier ciudadano la ha podido ver desde hace seis meses», por lo que concluyó que «no hay elementos de ocultación».

Por contra, González consideró que «esa partida de 4,7 millones de dinero público para publicidad está fundamentalmente dirigida a acallar a la ciudadanía que rechaza el proyecto, ahora llamado Salto de Chira, que para la plataforma es efectivamente un asalto, un atraco y una falsedad, pues quieren hacer ver que ese disparate es la única opción posible». 

Sobre el informe de impacto, Alduán recordó que el primer proyecto de REE no le gustó al Cabildo y presentó alegaciones para soterrar las torretas eléctricas o aumentar la producción de agua para los negocios turísticos de Arguineguín. «El proyecto está muy mejorado, pero si el Gobierno de Canarias nos plantea sugerencias en cuanto al soterramiento o la rehabilitación paisajística, el Cabildo va a poner todas las fuerzas para aceptar esas recomendaciones; ojalá tengamos la declaración de impacto y la de interés público antes del verano para que las obras de la desaladora puedan iniciarse antes de las vacaciones y con la Isla llena de turistas, porque esta sociedad necesita un tiempo de ilusiones y Salto de Chira es motivo de ilusión, como antes lo fue la Universidad, el Hospital Negrín o la Circunvalación», agregó.  

El Cabildo presenta el apoyo al Salto de Chira Soria

Diálogo, pero sin concesiones 

Rafael Yanes mostró su satisfacción por el hecho de que la Diputación del Común se convirtiera en «la casa del diálogo» en la polémica sobre la central hidroeléctrica, pero a pesar de que fue «un debate franco, fluido y sosegado», admitió que ese diálogo no es capaz de cambiar la posición política de ninguna de las partes. «No era ese el objetivo, pero bastantes preguntas de la plataforma fueron contestadas», apuntó Yanes, quien explicó esperará al escrito que presentará el lunes Salvar Chira-Soria para ver si pide algún documento al Cabildo. Marino Alduán opinó que fue «un ejercicio de diálogo muy interesante», mientras que Manuel González valoró que «por primera vez un alto cargo del Cabildo baje a escuchar a la ciudadanía», aunque lamentó que no haya concesiones y se utilice el cambio climático de excusa. | J. M. N. 

Compartir el artículo

stats