Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán.

La Audiencia Nacional paraliza el fin de la concesión de Amadores

El Tribunal admite las medidas cautelares que solicita Puerto Rico para frenar la decisión de Costas que da por caducado el permiso

Vista de la playa de Amadores, repleta de bañistas antes de la pandemia. | | JOSE CARLOS GUERRA

La Audiencia Nacional ha paralizado, de momento, el fin de la explotación de la playa de Amadores para la empresa Puerto Rico S.A .El Tribunal ha aceptado las medidas cautelares que solicitó la empresa concesionaria con el objeto de impedir que se ejecute la decisión adoptada el pasado 23 de febrero por el Ministerio para la Transición Ecológica de denegar la prórroga que solicitó para seguir llevando los negocios y los servicios de temporada de esta cala artificial de Mogán. La playa la construyó sobre la desembocadura del barranco de Amadores, en 1998, esta misma empresa y la concesión expiraba el 20 de octubre de 2018 y por eso solicitó la empresa solicitó una prórroga.

Tras la orden ministerial, Puerto Rico S.A. presentó un recurso a la Demarcación de Costas de Las Palmas, al no estar de acuerdo con la negativa de este departamento de prorrogar la concesión administrativa que actualmente disfruta en la playa de Amadores. Madrid dio por caducada el permiso de explotación porque incumplir las condiciones del contrato, entre las que figuran hacer obras sin permiso, incompatibles con la Lye de Cistas, y ocupar más superficie de la establecida.

El permiso para gestionar la playa se concedió en 1988 por 20 años, y en 1996 a raíz de las obra del enlace peatonal de Amadores con Puerto Rico se amplia a 30 años desde la misma fecha, pero según la interpretación de la empresa tendría derecho a obtener hasta un máximo de 75 años de concesión, cifra a la que se le computaría los 30 años ya disfrutados.

La empresa pretende defender con su recurso la posibilidad que le da la Ley actualmente a los concesionarios de obtener una prórroga, sobre todo porque con ello no solo se mantienen puestos de trabajos directos e indirectos, sino que se garantiza que la playa continúe siendo mantenida por un proveedor estable y de contrastada solvencia que asegura el atractivo turístico que supone esta zona del litoral grancanario.

La empresa presentó en 2015 la solicitud de renovación de la concesión, dado que en 2018 se vencía el plazo de disfrute del dominio, y obtuvo dos informes favorables de la Demarcación de Costas de Las Palmas pero en un tercero, emitido en 2020, Madrid decide dar por concluida la concesión. Sobre esto, la empresa señala en una nota que pese a estar vencida la concesión, ha seguido gestionando la playa con normalidad y pagando el canon establecido, por lo que «no ha existido merma del interés general».

Compartir el artículo

stats