Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Bodega Insular de San Mateo acoge un grado de FP en Vitivinicultura

El Cabildo cede sus espacios tras un convenio con el Gobierno de Canarias y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen

La Bodega Insular de San Mateo acoge un grado de FP en Vitivinicultura

La Bodega Insular de San Mateo acoge un grado de FP en Vitivinicultura La Provincia

El consejo de gobierno del Cabildo de Gran Canaria acordó ayer la cesión al Gobierno autonómico de varios espacios de la Bodega Insular para posibilitar la puesta en marcha y el desarrollo académico de un Grado Superior en Vitivinicultura. El nuevo ciclo formativo se cursará en el IES Vega de San Mateo, por ser el centro público docente al que están adscritas las enseñanzas de Formación Profesional de ese municipio, donde también se ubican las instalaciones que aporta el Cabildo.

El gobierno insular explicó que «ese es el propósito del convenio de cooperación que vincula a la Corporación grancanaria con el Ejecutivo autonómico y con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Gran Canaria», refrendado ayer.

De este modo, el Cabildo respalda la iniciativa de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias que, en su política de formación agraria de capacitación profesional y dado que el actual contexto socioeconómico cuestiona la viabilidad de las explotaciones vitivinícolas y su sostenibilidad a medio y largo plazo, ha propuesto completar la actual oferta formativa, con la puesta en marcha de este ciclo, que proporcionará al sector titulados especialistas.

Con la aprobación de este convenio, la Corporación Insular responde a la petición del Ejecutivo autonómico de que adecúe espacios y equipamientos que posibiliten el desarrollo de estos estudios, en aras de potenciar el sector agroalimentario de la Isla y de crear un nicho de empleabilidad en el ámbito vitivinícola.

Así, y según estipula el convenio, el Cabildo apoyará la implantación del Grado Superior en Vitivinicultura, mediante la cesión gratuita del uso de distintos espacios de la Bodega Insular. En concreto, serán la zona de administración, ubicada en la primera planta, que incluye salas e instalaciones de exposición y venta, de reuniones, el vestíbulo, el distribuidor, el control, el despacho de Gerencia y los aseos; así como el aula de formación y el laboratorio, ambos situados en la entreplanta del inmueble.

Con esta iniciativa se continúa avanzando en los objetivos de recuperar el sector primario y de preservar el paisaje agrícola, para favorecer la economía circular y el consumo de los productos de la tierra y, en este caso, de los vinos de Gran Canaria. El sector vitivinícola ocupa alrededor de 250 hectáreas de cultivo, distribuidas entre los 21 municipios, y cuenta con 46 bodegas registradas, de las que 38 transforman cada año medio millón de kilos de uva en vino embotellado. Unas cifras que lo sitúan como una alternativa de desarrollo socioeconómico en el ámbito rural. No obstante, el Cabildo ha constatado cómo, en los últimos cinco años, se ha producido un abandono creciente de la superficie de viñedo y se ha cerrado una decena de bodegas.

Compartir el artículo

stats