Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Aldea de San Nicolás | Propuestas universitarias sostenibles de Urbanismo y Paisaje (y III)

Las nuevas energías y el muelle surgen como estrategias en la economía aldeana

Alumnos de Arquitectura ofrecen al municipio alternativas ante la presión urbanística

Las nuevas energías y el muelle surgen como estrategias en la economía aldeana La Provincia

Recuperar la viabilidad del muelle, potenciar el uso de nuevas energías, buscar nuevos nichos de cultivos e incentivar la movilidad a pie. Estas son algunas alternativas que plantean alumnos de la escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en la asignatura del Paisaje, y tres del máster de Economía del Turismo del Transporte y Medio Ambiente. Ofrecen modelos ante la nueva presión que supondrá la nueva autovía con Agaete y el cierre del anillo insular, la protección del medio y la caída de la agricultura de exportación. E

Zineb Khafalah.

La propuesta para el máster se basa en «mantener los paisajes naturales». Los planificadores deben pensar en un marco urbano multidimensional para brindar soluciones sostenibles desde la perspectiva de la movilidad y la economía, garantizando el esparcimiento en todos los espacios, sobre todo los abiertos, el muelle y lugares públicos.

El modelo urbano prevé crear un anillo de cierre de la ciudad y transformar el centro de la ciudad en áreas peatonales y limitado para coches y motos. Todo, con un enfoque de zonificación (residencial, industrial y agrícola) .

La avenida de San Nicolás y calle trasera Dr. Fleming se abren al esparcimiento, servicios y relajación. Se protege la arquitectura tradicional como un patrimonio, respetando los patrones de construcción existentes como el modelo de casa de terraza lineal, balcones y los ventanales.

Crea un parque industrial fuera del centro de la ciudad para promover actividades de valor añadido como la transformación de tomates y la producción de cosmética derivados de plantas locales, como el aloe vera. Se ensanchan dos hectáreas el espacio verde de la plaza del Anfiteatro o Nueva, para que sea el eje peatonal de la ciudad. Por último, se potencia el uso de energía renovables.

Las nuevas energías y el muelle surgen como estrategias en la economía aldeana La Provincia

Isaías León.

Bajo el título, «Ser La Aldea», plantea tres línea estratégicas: 1. Una centralización de la zona agrícola (y aunar a las empresas del sector y la creación de un parque agrícola donde albergar maquinaria y transporte). 2. Concentración de las áreas de desarrollo urbano en el ancho y tronco de la estructura. Propone seguir el modelo de César Manrique, en Lanzarote. Y disponer de corredores peatonales entre el norte, centro y la playa. 3. Desarrollo comercial de la costa. Es un enclave natural único, en cuyo paseo marítimo se pueden abrir los restaurantes y tiendas. Y también reforzar el valor del muelle, con servicios marítimos, y como centro logístico para el transporte de la mercancía agrícola.

Chiara Scopigno.

‘Energizando La Aldea de San Nicolás un caso de estudio para una solución integrada sostenible’. Es el título de este trabajo, cuyo reto es «darle vida a la Aldea», y multiplicar la capacidad de producción energética. Y se basa en tres estrategias: 1. Integrar la infraestructura con la existente y el medio natural, que sea capaz de satisfacer las necesidades a medio y largo plazo; 2. Optimizar el uso de los recursos que garantiza el municipio y la energía; 3. Explotar y multiplicar las oportunidades de crecimiento..

El profesor que ha dirigido los trabajos que se han expuesto en estas últimas ediciones, Jian Taira, reconoce que les hubiese gustado llevar sus 22 propuestas de 53 alumnos a La Aldea, pero no han tenido la oportunidad. «Es una base de datos del conocimiento útil, que ponemos gratis al servicio del pueblo y que debería interesar. Es un regalo para La Aldea», sentencia. Tras pasar por el Castillo de La Luz, esta semana se expone en la propia facultad.

Las nuevas energías y el muelle surgen como estrategias en la economía aldeana La Provincia

El eje natural del barranco

Tomás Bordes-Adrián Matos

  • La carretera de acceso al litoral se percibe como una barrera paisajística en dirección perpendicular al flujo natural del barranco. Esta vía resuelve parcialmente la vinculación del núcleo urbano de Los Casorenes con las áreas de oportunidad detectadas y el puerto. Pero, en la práctica, no existe un nexo entre ellos. Se propone la puesta en valor del eje natural del barranco y su repetición para crear una secuencia que asiente las bases de un sistema de diques que conecta los lugares de interés transversalmente y se relacionan visualmente con el Roque Nublo, el Teide, el horizonte y los elementos de paisaje costero. Estos ejes se unen generando un único gesto que establece las líneas que conformarán los diques transversales a la costa, la estructura estereotómica. Los diques dan acceso a ambas playas en forma de escaleras. Uniendo estos diques, y relacionando el puerto con el núcleo urbano, se coloca la pasarela ligera. También se prevé un pequeño volumen entre muros para vestuario y aseo.

Los nuevos miradores

Andrés Herrera-Jackeline González

  • El proyecto opta por intervenciones puntuales basadas en los ejes paisajísticos del lugar. Por una parte, el eje de horizonte de El Teide, Roque Nublo y Roque de La Aldea. Y el eje constelar-vertical sobe el cielo. Las acciones se basan en la percepción visual o miradores. El proyecto propone un mirador en la zona del Morro, sobre el Muelle y el Puerto. Se propone instalar luminarias que reproducen las constelaciones más relevantes del cielo local, y una cúpula o lugar de refugio para contemplar el cielo (tres estructuras que apunten a los citados tres puntos). Y dos actuaciones a modo de miradores con las mismas intenciones. En la playa, se diseña un mirador costero y una plataforma que flota en el agua, que sería un nuevo lugar de ocio. Las intervenciones se conectan para formar un recorrido peatonal por la costa.

Encuentros bajo el sol

Kendra Araujo-Adriana Carenzio-Iria Gavilán. 

  • El proyecto se basa en una recorrido por el litoral, aprovechando y poniendo en valor su paisaje natural. Va desde el faro al Charco, y se propone: 1. Un mirador. 2. una plataforma que dispone de diferentes niveles. 3. Un graderío. 4. Una zona inundable por la marea. El recorrido entre ambos puntos, por tanto, es variable, con zonas de paseo volado, zonas de estancia con mobiliario de asiento y vegetación, y zonas que se ensanchan invitando al caminante a detenerse a observar el paisaje. E, incluso, zonas de encuentro para tomar el sol. Todo ello, sugieren los alumnos, con la intención de generar un paseo impredecible, que cuente con espacios que escapen de lo cotidiano y de un recorrido entendido como algo lineal y monótono, que solo tiene como fin llegar al destino.


Compartir el artículo

stats