Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

Arinaga encarga el proyecto del parque marítimo en un suelo de Muelle Viejo

Tendrá zona para tomar sol, lámina de agua y parque infantil | Precisa del permiso de Costas

Al fondo del Muelle Viejo de Arinaga, cerca de la urbanización, es donde se va a hacer el parque marítimo. | | LP/DLP

La costa de Arinaga sigue siendo la gran apuesta del desarrollo turístico de Agüimes. El Ayuntaniento de este municipio quiere construir en unos terrrenos contiguos a la urbanización Muelle Viejo un parque marítimo, que tendrá zona para tomar el sol, una lámina de agua de una profundidad de 50 centímetros, un parque infantil, bien resguardado del viento, un merendero, y baños públicos. También en la zona de Risco Verde se planea hacer una piscina natural, y habilitar mejores accesos ya que ahora hay que sortear las rocas para entrar al mar.

Para llevar a cabo este parque marítimo, el Ayuntamiento de Agüimes tiene previsto sacar en breve la licitación de la redacción del proyecto del que ya se están concluyendo los pliegos. «Será en diciembre o como muy tarde en enero del próximo año cuando se pretende que se pueda encargar el diseño de todo este suelo», señaló ayer el concejal de Obras Públicas, Efraín González.

Este equipamiento se va a ubicar en el suelo de propiedad municipal que se dejó como zona de ocio tras la construcción de la urbanización Muelle Viejo. Se trata de una parcela de unos 34.340 metros cuadrados que se va a dedicar a todo este equipamiento. Aunque se toman como referencia infraestructuras como la del Parque Marítimo de Tenerife, esta de Arinaga, según comentó el edil, no va a tener las mismas dimensiones porque se dispone de mucho menos espacio.

Con todo, añadió que, sin duda, va a suponer un importante revulsivo para toda la oferta de ocio, y dio por hecho que, una vez decidido cómo será el diseño de este parque, ya habrá que esperar a 2023 para que se pueda presentar en la Demarcación de Costas a fin de contar con la respectiva autorización. «Sabemos que es un proyecto que ya se queda para el próximo mandato, pero es lo normal sobre todo cuando hay que encargar el proyecto, y pedir permiso a Costas», subrayó.

No obstante, informó que la obra que ya se va a licitar es la construcción de los nuevos aseos públicos en el Risco Verde, que estarán ubicados en un espacio ajardinado anexo al Museo de los Hornos de la Cal, entre la calle López de Orduña y el paseo marítimo. Esta actuación también supondrá la rehabilitación de algunos elementos arquitectónicos del propio museo, con el fin de homogeneizar el entorno y lograr la integración visual entre la nueva instalación y el edificio ya existente, para lo que se toma como referencia el muro de mampostería presente que ya existe.

Puso de relieve el edil de Obras Públicas que tanto ese parque marítimo que se levantará en Muelle Viejo como la piscina natural de Risco Verde van a significar una importante transformación de la playa de Arinaga en la que desde 2015 hasta ahora se ha llevado a cabo una importante inversión en la renovación de los escalones de acceso a la zona de baño que estaban deteriorados por la erosión marina.

Sobre esto destacó que antes de final de año se van a acabar los trabajos del cuarto tramo de acceso a esta playa que abarca de la desembocadura del canal del barranco de Arinaga, en la zona sur, a la calle Magallanes. Cada una de las tres primeras fases, que arrancó en la Avenida de los Pescadores y llegó hasta el puesto de socorro, ha supuesto un coste de unos 80.000 euros, mientras que la última, que acomete la empresa Construcciones Quisalba S. L. ,se ha elevado a los 149.100 euros.

Lo que se ha hecho esta vez, según dijo el concejal, es colocar hormigón en masa porque se ha visto que es más resistente a la erosión que el forjado con hierro que fue lo que se empleó en la primera intervención en esta playa. No obstante, también se van a retocar algunos puntos en que el mar ha levantado el cemento, con el objetivo de que los usuarios puedan disponer así de todos los accesos en perfecto estado.

En este último tramo, además se ha aprovechado para retirar unas antiguas esculturas de palmeras de hormigón y acero situados que ocupaban el paseo marítimo porque se encontraban en avanzado estado de deterioro, y se corría el riesgo de que cuando hace mucho viento pudiera producirse algún accidente.

Compartir el artículo

stats