Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar

Una empresa reclama 447.000 euros por expropiarle un pinar en 2001

Gáldar pretendía construir un cámping en La Herradura

Vista del Paisaje Protegido de las Cumbres en Gáldar, con su zona de pinares. La Provincia

Una empresa reclama 447.000 euros y los intereses generados durante 20 años al Ayuntamiento de Gáldar por la expropiación de una zona de pinar de 33.265 metros cuadrados en las medianías, en la que se pretendía en sus inicios construir el cámping de La Herradura.

El entonces alcalde de Gáldar Demetrio Suárez optó en el año 2001 a la fórmula de la expropiación para hacerse con una finca situada en un paraje natural, donde iba a levantar un área de acampada similar al de Los Llanos de la Pez del Cabildo. Para ello, el jurado de expropiación dictaminó siete años después que la cantidad a pagar en un justiprecio a los afectados era de 268.000 euros, si bien la familia José Samsó pedía por su propiedad 3.338.000 euros. Dadas las discrepancias económicas, acudieron a la Justicia. Y una sentencia en 2011 del Tribunal Superior de Justicia de Canarias dictaminaba que esos 33.265 metros cuadrados de pinar valían 447.000 euros.

«Han sido desleales; y en el camino nos encontraremos», le avisa el alcalde

decoration

Según manifestó en el último pleno municipal el alcalde, Teodoro Sosa, se reunió luego en compañía del abogado municipal con los propietarios, un encuentro en el que el Ayuntamiento manifestó que no tenía interés en seguir con la expropiación, entre otras razones por la situación económica de la Corporación. Y, según recuerda, la empresa le comunicó que tampoco tenía interés y que dejaría morir el expediente. Pero ahora la empresa ha desempolvado la resolución judicial y exige ese dinero e intereses.

Sosa manifiesta que Samsó rompió un pacto para frenar la compra, pero ahora pide hasta intereses

decoration

«Yo me siento engañado por esta empresa. Lo digo así, engañado. Y no es la primera vez. Y en las dos ocasiones he tenido testigos», declaró el alcalde en el último pleno del jueves, haciendo mención a un intento de abrir sin autorización un centro de internamiento de menores en la ciudad. «Así no puede ir por la vida. No se puede ganar 10 a 0. Nunca», señaló atacando a los interlocutores de la familia Samsó, y después de que ese día su teniente alcalde, Valeria Guerra, se reuniera con ellos y les pidiera un fraccionamiento de pago. «La reunión no solo no ha sido infructuosa si no que me parece que ha sido con poca educación por parte de la familia, y eso algún día se lo diré, porque el respeto nunca se puede faltar; la educación es muy bonita».

¿Por qué no lo reclamaron antes?

decoration

La empresa también les anunciaba ahora que van a reclamar los intereses, cuya valoración «es desproporcionada», según Sosa. «¿Por qué no la reclamaron en el año 11 o 12», se cuestiona. «Eso se llama deslealtad con mayúsculas», manifestó una y otra vez, en alusión a la reunión en la que supuestamente habían acordado dejar sin efecto la compra.

En cualquier caso, anunció que ya había dado aviso para que se pague el dinero, pero también que van a pleitear hasta el final si reclaman los intereses «estratosféricos» que se les puso ahora sobre la mesa. «Quiero dejar claro que esto no va como reproche, ni es un ataque a nadie y lo quiero dejar claro», en alusión al entonces gobierno municipal.

"Seremos el único ayuntamiento de Canarias en comprar un pinar"

decoration

En cualquier caso, añadió que «será el único ayuntamiento de Canarias que compre un pinar. Pero bueno, tendremos ese pinar. No se puede hacer un cámping porque la normativa no lo permite. Pero es cuestión de ponernos y hacer un gran merendero en la zona de medianías».

Y terminó su alocución con una velada amenaza a la empresa, al entender que «no se ha comportado, ni han sido leales con las conversaciones mantenidas conmigo», declarando que «no todo el mundo viene con buena fe, pero en el camino siempre nos encontraremos. Eso es así», ratificando que pleitearán hasta el final si les reclaman los intereses de 20 años. «Pagar, sin duda, pero reírle las gracias, que lo tengan muy claro que no nos van a encontrar siempre frente a las injusticias y a las deslealtades». 

Compartir el artículo

stats