Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

La patronal pide que se actúe contra los vándalos para no espantar a los turistas

Un grupo de jóvenes salta la valla de unos apartamentos y destrozan parte del mobiliario

Mobiliario destrozado por los jóvenes que saltaron la valla y entraron en un complejo turístico el sábado. LP/DLP

La Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas ha reclamado a las autoridades públicas una mayor actuación contra los grupos de jóvenes que cometen actos vandálicos en las zonas turísticas con el objetivo de que esos comportamientos no comprometan la temporada turística tras dos años de pandemia. «La seguridad de los extranjeros y también de los residentes se pone en riesgo y el respeto a los turistas es lo primero», señaló este lunes Tom Smulders, vicepresidente de la FEHT y presidente de la comisión de Turismo y Seguridad de esta organización, «no se puede tolerar que unos pocos que no están en su sano juicio estropeen toda una temporada de verano». Smulders hizo estas declaraciones después de que durante la madrugada del sábado se produjese un altercado en un complejo de apartamentos de Playa del Inglés, donde un grupo de jóvenes saltó la valla a altas horas de la noche, insultaron a las personas que se encontraban alojadas y se llevaran por delante parte del mobiliario con destrozos por valor de 160 euros.

Vandalismo en unos apartamentos del sur de Gran Canaria

Vandalismo en unos apartamentos del sur de Gran Canaria

Y para corregir estos comportamientos la FEHT reclama más seguridad y presencia policial en las zonas turísticas, sobre todo en las noches del fin de semana. «No podemos consentir que esto se convierta en un Magaluf cuando se puso en riesgo la imagen del destino por culpa de los turistas», sostuvo, «la gran diferencia es que aquí las incidencias las están provocando los canarios; nosotros mismos nos tiramos las piedras».

El empresario critica que los jóvenes «no saben comportarse y creen que en el placer y el ocio no hay límites y que nadie debe pararles los pies porque son jóvenes y quieren disfrutar». Pero no generaliza. «No son todos, solo algunos; hay un núcleo duro de chicos machistas que van acompañados de chicas jóvenes que tienen como mucho 16 años», señala. Para el presidente de la comisión de Turismo y Seguridad de la FEHT, los jóvenes «tienen que aprender que el ocio tiene límites y el respeto a los turistas es lo primero porque fueron sus antepasados quienes levantaron el Sur». Por otro lado lamentó también que haya locales de ocio que «apelan a infringir las normas», pues hay establecimientos que han sido intervenidos por la presencia de menores que consumían alcohol y drogas.

Policías

Smulders ha trasladado esta situación tanto al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana como a la subdelegación del Gobierno y ha explicado que la Policía Nacional ya está investigando los hechos. «La Policía se toma en serio nuestras denuncias; no vamos a permitir que se manche la imagen de un destino turístico conocido por su seguridad y su excelencia por situaciones como estas, porque puede afectar a la temporada y provocar que los turistas elijan destinos más baratos y con mayor disciplina».

Vista aérea de una panorámica de Playa del Inglés. LP/DLP

El directivo de la patronal reconoce que la situación es complicada porque en los últimos diez años ha mermado la plantilla de la Policía Local. «Es la herencia de un entramado político que no ha tenido suficiente visión de futuro, pero los policías hacen su trabajo lo mejor que pueden con los recursos tan limitados que tienen», relata, al tiempo que asegura que percibe «mucha predisposición» de la Policía Nacional para atajar estos incidentes. De hecho el sábado por la noche acudió al complejo una patrulla antidisturbios, añade.

El empresario además identifica como autores de los altercados a jóvenes canarios con pocos medios económicos que buscan un ocio nocturno basado en el alcohol y las drogas, y que acaban perdiendo el control y provocan altercados que afectan a los turistas que disfrutan de sus vacaciones, pues los jóvenes más adinerados se han trasladado a la zona de Meloneras, donde han abierto nuevos establecimientos.

Consultado por esta situación, el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ve «inaceptable» este incidente y anuncia que tratará de actuar porque conoce los lugares exactos donde se están produciendo e incluso existen locales que tienen expedientes abiertos por el área de Disciplina Urbanística, según señaló el edil de Urbanismo y Policía Local, Samuel Henríquez. «San Bartolomé de Tirajana es un destino seguro y muestra de ello son los numerosos y multitudinarios eventos que hemos tenido en mayo y que se han celebrado sin incidentes», explicó, al tiempo que reconoció el déficit en la plantilla de policías locales pero destacó que la coordinación entre el resto de fuerzas de seguridad del Estado hizo que los actos fueran un «éxito».

Este no fue el único acto vandálico de este fin de semana contra el sector turístico. Precisamente este lunes, la Policía Nacional detuvo en el aeropuerto de Tenerife Sur a dos turistas británicos de 21 y 22 años cuando pretendían regresar a su país sin pagar los daños que provocaron en la habitación del hotel donde se hospedaban y cuyos daños en las paredes y mobiliario están valorados en más de 2.000 euros.

Compartir el artículo

stats