El patrimonio cultural inmaterial de Ingenio, respecto a costumbres, saberes, tradiciones y conocimientos, corre peligro de desaparición. Por ello, a se hace un inventario y trabajo de campo.

La Asociación Cultural Coros y Danzas de Ingenio, con más de 70 años de historia, destaca y advierte que el patrimonio cultural intangible del municipio puede desaparecer «porque gran parte de ese saber lo tienen las personas más mayores, y con el fallecimiento de éstas, ese conocimiento se va con ellos. Además de otros factores, lo que está claro es este patrimonio inmaterial está en riesgo, en peligro». Así se explicó la antropóloga y máster en Patrimonio Natural y Cultural por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) Eliana Marcela Gutiérrez León, que es miembro del equipo que ha puesto en marcha Coros y Danzas.

«Este patrimonio inmaterial está en riesgo de desaparecer, Si no se toman medidas específicas, no sólo el proyecto que estamos haciendo de un inventario, sino otras a nivel legislativo, ese rico patrimonio podrá desaparecer en pocos años, como ya desaparecieron la bajada del macho y la bajada del cochino, como está en riesgo el tejido en palma. Hay que darle también difusión a ese patrimonio cultural e inmaterial, y también darlo a conocer de forma especial a niños y niñas, y a jóvenes», manifiesta la antropóloga.

«Hace falta, para que no desaparezca: difusión, más entre niños y jóvenes, y legislación », afirma una antropóloga

Eliana Marcela Gutiérrez está acompañada en el citado grupo de trabajo por Souadou Sene Faye y por Aday Segura García, quienes son componentes y monitores de la citada asociación cultural.

A la hora de hablar de patrimonio intangible, Coros y Danzas se refiere al amplio acervo cultural relacionado con las tradiciones, costumbres, saberes, conocimientos, técnicas y fiestas, como lo vinculado a las expresiones, adivinanzas y elementos orales, y también los santiguados y remedios, entre otros.

Los tres miembros de este equipo de trabajo han realizado un inventario del patrimonio cultural inmaterial, exactamente desarrollado una primera fase, entre agosto de 2021 y febrero de 2022, y han comenzado la segunda el pasado mes de mayo, que durará hasta el mismo mes del año que viene. 

Abundante información

Eliana Marcela, Souadou y Aday han recopilado ya mucha información para el inventario mediante un centenar de entrevistas a personas mayores y a algunos jóvenes de distintos barrios de la villa de Ingenio, además de trabajo de campo, lectura de documentos físicos y virtuales, y la consulta de entrevistas de Estecanal, y de páginas como de la Fundación para el Estudio y Desarrollo de la Artesanía Canaria (Fedac) y del instituto canario de las tradiciones, entre otras. Todo la información obtenida ha sido grabada, y forma parte de vídeos, y también se han creado fichas con todo el material.

«El patrimonio cultural intangible es el resultado de procesos sociales que se originan en contextos específicos, y que originan historias locales y comunitarias», explica Souadou Sene Faye, quien agrega que «no hay que olvidar es cultura viva en diversidad, influyente, rural y urbana. También es convergente y divergente, como también se recrea en la memoria del pasado, pero se transforma en el presente. Son las voces y miradas de individuales y de grupos sociales que crean simbolismos».

La primera parte de este proyecto se ha centrado en recoger tradiciones y expresiones orales, usos sociales, rituales, actos festivos músicas, danzas, castos de trabajo y teatro tradicional. Por ejemplo, en el caso de cantos de trabajo, se han recogido el testimonio de una mujer, que de joven, cantaba a las empaquetadoras de tomate «para que no se quedasen dormidas», y las canciones que se interpretaban cuando se araba.

La segunda fase abarcará deportes, juegos tradicionales, técnicas artesanales, conocimientos y saberes populares, y espacios culturales, que conservan la tradición, como las iglesias de La Candelaria, en el casco de Ingenio, y el Buen Suceso de Carrizal, y el taller de Coros y Danzas.

Sobre más ejemplos de lo que es patrimonio cultural inmaterial, Gutiérrez León señala: «religiosidad popular, como en los entierros; los toques manuales de las campanas, que eran distintas series de avisos e información».

David Castellano: «Canarias es pobre en inventarios de este tipo de patrimonio y rica en cultura y por posición»

«Expresiones orales y adivinanzas; el cochinero, que ha desaparecido como profesión, no el criador de cochinos, sino el que salía con el burro y los cochinos, que vendía y hacía trueque; la partera; el pocero; juegos tradicionales [170, según Coros y Danzas, ya desaparecidos]; y la trapera, la colcha que se confeccionaba con diversas prendas», añadió la antropóloga.

El presidente de Coros y Danza de Ingenio, David Castellano resalta que «cuando estuvo aquí el director insular de Patrimonio [Juan Sebastián López García], señaló que Canarias está entre las más pobres en cuanto a inventarios de patrimonio inmaterial. Sin embargo, una de las más ricas por su cultura y por su situación geoestratégica entre África, América y Europa».

Para evitar la desaparición del mencionado patrimonio, Coros y Danzas tiene las claras intenciones de «salvaguardarlo y protegerlo», al mismo tiempo que «compartirlo». Para ello, se está creando una web, como una aplicación en el que se tendrá acceso a todas las fichas y entrevistas realizadas, como a todo el material recopilado».

Presentación

Esta iniciativa respecto al patrimonio inmaterial no ha estado sola, ya que ha contado con el respaldo del Cabildo de Gran Canaria, que aportó 20.000 euros para la primera fase y otros 30.000 para la segunda, y del Ayuntamiento, que proporciona 20.000 euros.

Una presentación de lo ya hecho por parte de los tres miembros del equipo de trabajo de Coros y Danzas, tuvo lugar ayer en el salón de plenos de Ingenio.

En la proyección de lo grabado, explicando lo que se hizo, cómo y por qué; además de una parte de las entrevistas, estuvieron el consejero de Presidencia y Patrimonio Histórico del Cabildo, Teodoro Sosa; la alcaldesa Ana Hernández; el concejal de Patrimonio, Ramón Tejera; el director de Coros y Danzas, David Castellano; y las componentes del equipo de trabajo, Eliana Marcela Gutiérrez y Souadou Sene. Aday Segura no acudió por motivos personales.

Sabios y profesionales

El equipo que hizo parte del inventario del patrimonio cultural intangible tomó la entrevista a los mayores, «los sabios», y a los profesionales como una herramienta fundamental por «la valiosa aportación» lograda. «Los llamamos sabios por sus descripciones y conocimientos», explica Eliana Marcela Gutiérrez. En el centenar de entrevistados están: Clotilde Cruz, poetisa; Pepa Aurora, escritora; Juan López Vega, profesor; Suso Vega, párroco de Ingenio; Pepe Juan Espino, del carnaval; Milagros del Pino Herrera, Pimpina, teatrera tradicional y costumbrista; Lidia Romero, profesora; Antonia María Morales, caladora de Carrizal; Pepe Guedes, agricultor; Isabelita Milán, de la agrupación folclórica Guayadeque; Paco López, artesano; Carmelo Sánchez, filólogo hispánico; Ignacio Cabrera, director de teatro, entre otros. | M. Á. M.