Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las algas japonesas alcanzan la costa y a casi todas las playas del municipio de Telde

Vecinos y usuarios de La Garita lamentan la presencia de espuma en la orilla

La playa de La Garita, en el municipio de Telde.

La presencia y acumulación del alga invasora japonesa (asiática) se ha confirmado en gran parte de la costa del municipio de Telde y prácticamente en todas sus playas, como confirmaron fuentes municipales, después de la masiva aparición en parte de la costa de la capital grancanaria y en lugares concretos como en San Cristóbal y en La Laja.

Las mismas fuentes, indicaron que se trata de «un proceso natural», en base a las altas temperaturas y a las corrientes marinas procedentes del norte y que alcanzan todo el litoral este de la Isla, y aclararon que la espuma que pueda existir en las orillas «es una consecuencia de la descomposición natural de las algas». Varios vecinos y usuarios de la playa de La Garita e habían lamentado durante la mañana de ayer de la presencia «de la existencia y de suciedad del agua».

El concejal de Playas, Jonay López, manifestó que esta situación «no perjudica el baño. Las playas están en óptimas condiciones. A mí no me han notificado una presencia masiva de las algas japonesas». Eso sí, el edil reconoció que «cuando tuvimos que cerrar la playa de La Garita en julio por un tema de contaminación, por otras causas, se apreciaba una mayor presencia de algas asiáticas».

De todos modos, Jonay López aseguró que «en las tareas de limpieza y criba de la arena de nuestras playas se retira todas las algas que se encuentran durante ese trabajo».

En Las Palmas de Gran Canaria, esta llegada masiva de talofitas ha provocado la protesta por parte de la cooperativa de pescadores de San Cristóbal (Pescatobal) porque provocó una importante reducción de las capturas y que los barcos hayan tenido que faenar a Arguineguín. 

En el caso de Telde y de los pescadores de Taliarte, el edil de Playas afirmó ayer a este periódico que «no me ha llegado ningún comentario por parte de nuestros pescadores sobre la situación en la que están en la actualidad por esas algas».

Por otro lado, los pescadores del barrio capitalino de San Cristóbal plantean que «se aprovechen» estas invasoras asiáticas «como abono, y así contribuir a la contención y control de esta especie». Eso sí, se pide también que no se aplique esta medida «con ánimo de lucro, ni se caiga en la especulación».

Compartir el artículo

stats