Cabildo de Gran Canaria

Morales se compromete a rematar el modelo progresista iniciado en 2015

El nuevo Cabildo de Gran Canaria se constituye sin sorpresas y con medio millar de invitados

Afianzar el modelo de la ecoisla y rematar los proyectos que inició el gobierno progresista hace ocho años. Ese es el compromiso adquirido este sábado por Antonio Morales tras tomar posesión como presidente del Cabildo de Gran Canaria. El mandato de la nueva corporación se ha iniciado sin sorpresas, de cordialidad institucional y en un ambiente festivo, solo interrumpido por el discurso catastrofista de Vox, que fue acogido con silencio y algunos abucheos frente a los aplausos del resto de los intervinientes en el acto de la constitución del Cabildo.

"No partimos de cero. Gran Canaria hoy es mejor que en 2015. Avancemos confiadas y confiados porque la sociedad está movilizada, espera que rematemos lo iniciado, que culminemos lo proyectado, que materialicemos lo prometido. El mandato que iniciamos debe permitirnos extender y afianzar la ecoísla que orienta nuestro proyecto y la acción de gobierno", resaltó Morales en su discurso, para luego enumerar las principales actuaciones que ha proyectado para los próximos cuatro años.

"Queremos culminar la gran obra del Salto de Chira, ya iniciada. Es la pieza imprescindible para la descarbonización que nos exige la lucha contra el cambio climático y la desertización. Y para convertirnos en vanguardia mundial garantizando la seguridad hídrica de la isla y la soberanía energética rompiendo nuestra dependencia de los combustibles fósiles", apuntó.

El presidente elogia a los 21 alcaldes salientes por su actuación durante la pandemia y la crisis

Entre las acciones decisivas, anunció Morales, estarán la de la movilidad sostenible, con el inicio de las obras del tren, la ejecución del plan sociosanitario más ambicioso de la historia de la isla hasta llegar a la 2.000 plazas, la inauguración del Museo de Bellas Artes, la consecución del Parque Nacional de Guguy, la culminación de las obras del Estadio de Gran Canaria y de esta Casa Palacio, el polo de desarrollo azul de Taliarte, el radiotelescopio de Temisas, los primeros parques de eólica marina del estado, la ampliación de Infecar, la finalización de las obras en marcha de renovación del sur turístico, la modernización de la administración, el sector audiovisual, la vivienda, la industria y comercio, la economía circular, la investigación y el conocimiento de la mano de la ULPGC, la PLOCAN o el ITC.

Morales arrancó así su tercer mandato como presidente del Cabildo y si se mantiene hasta el año 2027 habrá sido el único representante político de la etapa democrática que ostenta ese cargo durante 12 años consecutivos. El socialista Carmelo Artiles también ganó tres elecciones seguidas, las de 1983, 1987 y 1991, pero al inicio del tercer mandato fue desalojado por una moción de censura del resto del arco político.    

«No partimos de cero. La isla es hoy mejor que hace ocho años. Rematemos lo iniciado»

Antonio Morales

— Presidente del Cabildo

La nueva composición del Cabildo permitirá a Morales gobernar con una holgada mayoría absoluta de 16 de los 29 consejeros. En la oposición quedan los siete representantes del Partido Popular (PP), tres de Coalición Canaria (CC) y otros tres de Vox, que a la vista de sus intervenciones de ayer tampoco formarán un bloque compacto.   

Revive el Pleno de constitución del Cabildo de Gran Canaria / T. M. R.

Continuidad

La repetición del acuerdo entre Nueva Canarias (NC) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), destacó Morales, «garantiza continuidad, pero no es continuista porque tiene objetivos ambiciosos, promete eficiencia para culminar y acortar plazos, modernidad para afrontar nuevos retos que garanticen futuro, determinación para encontrar financiación para proyectos estratégicos, fortaleza y firmeza para defender los derechos de Gran Canaria y diálogo para que toda la sociedad grancanaria sienta como propia la acción de este Cabildo».

Morales inició su discurso con un aviso a los que tengan la tentación de deslegitimar el resultado de las urnas el pasado 28 de mayo y recordó que los dos grupos que forman el gobierno insular fueron los dos más votados por los ciudadanos, lo que refrenda el apoyo de la población de la isla a las políticas progresistas desarrolladas en los anteriores mandatos.  

«Gracias, Gran Canaria, tienen que ser mis primeras palabras. Gracias por la confianza renovada, por el esfuerzo compartido, por la complicidad sostenida durante estos ocho años apasionantes, fructíferos, pero muy duros a la vez», manifestó el presidente, quien subrayó que solo puede «devolver tanto afecto y compromiso, prometiendo una vez más mi lealtad insobornable a las necesidades y derechos de cada una de las grancanarias y grancanarios que compartimos la pasión de vivir en la isla de nuestra vida».

En referencia a su tercera victoria consecutiva y a la reedición de los pactos de izquierda, Morales  recordó que «no es fácil que en el Cabildo de Gran Canaria la ciudadanía renueve la confianza en su gobierno y el cambio de mayorías ha sido casi una constante en la etapa democrática». 

«Por eso», añadió, «tiene más valor y debemos leer bien qué se ha reconocido y valorado en este periodo para que fuera confirmado en las urnas». A su juicio, la población «ha percibido una institución cercana, sensible con las dificultades y comprometida con nuestra gente en los momentos más duros». Como ejemplo, afirmó que en la crisis de 2020 se decidió poner los recursos del Cabildo que estaban en los bancos a disposición de quienes lo necesitaban, «sin economicismos que deshumanizaran nuestra acción».

Asegura que los grupos opositores contarán con los medios necesarios para realizar su labor

«El plan de medidas de emergencia cuando el Covid nos llevó a la parálisis, los distintos programas de inversión pública para reactivar la economía y para proteger a los más vulnerables o los planes de cooperación con los municipios, hicieron visible a un Cabildo que a lo largo de la historia, a veces, ha aparecido demasiado invisible o lejano», comentó. 

La ciudadanía, según Morales, «también comprobó que la isla evolucionaba, que avanzaba hacia una transformación económica paralela a una potenciación de los cuidados, la inclusión y la igualdad». 

«Este gobierno de NC y PSOE garantiza continuidad, pero no es continuista»

Antonio Morales

Tras agradecer el apoyo de las 90.281 personas que votaron a su candidatura, también mostró su «aprecio y consideración» a las que votaron a otros grupos políticos porque expresan una conducta cívica y comprometida con el Cabildo, con la isla y con la democracia. «Gobernaremos para todos y tengan la seguridad de que todos los grupos políticos presentes en esta institución, porque así lo ha decidido la ciudadanía, ejercerán sus responsabilidades como oposición con los recursos y el respeto que así se establece en un estado de Derecho», adelantó.  

Celeridad

Morales también presumió de la celeridad y el entendimiento para conformar el nuevo gobierno de la isla, lo que atribuyó a «la responsabilidad y el respeto a la voluntad popular» con la que han actuado las dos fuerzas políticas mayoritarias. 

«Con serenidad y con prontitud hemos alcanzado un acuerdo que incluye a 16 representantes de esta corporación, que prioriza la obligación que asumimos con nuestra isla, el programa a ejecutar y la estabilidad de gobierno; podemos sentirnos orgullosos los grancanarios porque la noticia haya sido que no ha habido noticias, ni actuaciones que desacreditaran la acción política, como a veces comprobamos a nuestro alrededor», recalcó antes de dar las gracias al socialista Augusto Hidalgo por su «talante» y al resto de los compañeros del gobierno «por su responsabilidad».

Las prioridades son Salto de Chira, el tren, las 2.000 plazas sociosanitarias y acabar el estadio

La transformación de Gran Canaria «que ha reconocido la ciudadanía», consideró, «no hubiese sido real sin el equipo de consejeros que hemos conformado el gobierno de la isla en estos últimos ocho años, junto a directores, asesores, trabajadores y trabajadoras, que durante el mandato se han entregado con profesionalidad, integridad y colaboración a esta hermosa tarea colectiva». 

También tuvo un reconocimiento especial para los 21 alcaldes y alcaldesas de Gran Canaria, con quienes «nos hemos fundido en los tiempos más difíciles para atender, socorrer y recuperar a miles de personas, de empresas y entidades que las crisis habían dejado en la soledad, el desamparo o el desconcierto». A su juicio, en esa etapa complicada de la pandemia, los responsables del Cabildo y de los ayuntamientos han sido «primero de Gran Canaria» que de sus respectivos partidos políticos, algo que «la isla lo notado y lo ha premiado.» 

«Hoy el Cabildo de Gran Canaria es más municipalista que nunca, tal vez porque aplico todas las enseñanzas aprendidas en mi Agüimes natal y me siento alcalde - como lo fui durante 28 años- junto a los alcaldes y alcaldesas de nuestra isla», insistió. 

Presume del pacto del Cabildo frente a otros acuerdos «que desacreditan la acción política»

Aunque sin citar a nadie, Morales lanzó una advertencia a los que pretendan recortar derechos, en clara referencia a Vox, o perjudicar a la isla en el reparto de fondos de la Comunidad Autónoma, que sería el caso de CC y PP en el Gobierno canario.   

«Frente a soluciones populistas o neofascistas quiero presidir un gobierno que amplíe los derechos de las personas, la igualdad de oportunidades y el autogobierno de nuestras islas, reduciendo desigualdades, ofreciendo oportunidades de vida a quienes vivimos aquí, asegurando que ninguna mujer es víctima de la violencia de género, garantizando la sostenibilidad ante los desafíos del cambio climático, dinamizando la actividad socioeconómica y protegiendo a las pequeñas y medianas empresas canarias que son las mayores generadoras de empleo», puntualizó. 

Reparto de áreas

Aunque la repetición del pacto de gobierno con el PSOE se anunció desde la misma noche electoral, cualquier duda sobre la continuidad de Morales al frente del Cabildo se disipó el jueves 15 de junio con la firma del acuerdo entre NC y los socialistas, que impide cualquier operación de los otros grupos políticos para formar una mayoría alternativa.

El llamado Pacto por Gran Canaria también estableció el reparto de las 15 áreas de gobierno. Además de la Presidencia de Morales, a los consejeros de NC le corresponden siete departamentos: Teodoro Sosa en Presidencia y Movilidad Sostenible; Minerva Alonso en Desarrollo Económico, Industria, Comercio y Artesanía; Pedro Justo Brito en Hacienda y Emergencias; Inés Miranda en Política Territorial y Paisaje; Carmelo Ramírez en Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional; Miguel Hidalgo en Sector Primario, Soberanía Alimentaria y Seguridad Hídrica; y Raúl García Brink en Medio Ambiente, Clima, Energía y Conocimiento.

«Frente a las soluciones neofascistas, hay que ampliar los derechos de las personas»

Antonio Morales

Por su parte, los socialistas llevarán ocho consejerías: Augusto Hidalgo en Obras Públicas e Infraestructuras, Arquitectura y Vivienda; Isabel Mena en Política Social, Accesibilidad, Igualdad y Diversidad; Guacimara Medina en Cultura; Juan Díaz en Empleo y Desarrollo Local; Carlos Álamo en Turismo; Margarita González en Administración Pública y Transparencia; Olaia Morán en Educación y Juventud; y Aridany Romero en Deportes.

El Consejo de Gobierno Insular, el máximo órgano de decisión del Cabildo, tendrá cinco representantes de NC y cuatro del PSOE. Se mantienen tres vicepresidencias, para Augusto Hidalgo, Teodoro Sosa e Isabel Mena.

La mayoría de los consejeros de NC y PSOE del anterior mandato, 11 de los 16, seguirán en sus departamentos para dar continuidad a la gestión.