Telde

Inspección en el centro de San José de Telde tras las quejas por maltratos

Inspectores de Bienestar Social comienza a recabar información tras las quejas presentadas por las familias v Isabel Mena afirma que se controlan los centros 

Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CADI) de San José de Las Longeras de Telde.

Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CADI) de San José de Las Longeras de Telde. / LP/DLP

José A. Neketan

José A. Neketan

El Gobierno de Canarias ha comenzado a investigar el Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CADI) de San José de Las Longeras de Telde, tras las denuncias presentadas recientemente por varias familias por supuestos maltratos a las personas usuarias. 

La Viceconsejería de Bienestar Social ha enviado a varios inspectores a estudiar las instalaciones y comprobar las quejas que presentan las familias denunciantes, que sostienen que sus hijos llegan a casa con magulladuras, golpes y con orines en su ropa interior.

El viceconsejero de Bienestar Social, Francsico Candil, explicó que «en principio lo que han hecho los inspectores es contrastar la información de las denuncias que han hecho los familiares y también escuchar la versión del centro. Es probable que también escuchemos a la familia para ver cuál es la denuncia y conocer su gravedad. A partir de ahí se tomarán las medidas pertinentes».

Candil destacó a que la empresa niega muchas de esas quejas. «Hay alguna cuestión de lo que denunciaba la familia como las posturas en la que se pone a algunos familares, ropa sucia, y el centro lo niega y además afirma que puede demostrar que eso no es así, con lo cual estamos en el momento de recabación de datos que tenemos que contrastar y elaborar un informe y ver si hay que tomar medidas sancionadoras», y añadió que «tenemos que ser muy cautos todavía porque lo que hay es una denuncia pública». 

Once inspecciones

Por su parte, la consejera de Política Social, Accesibilidad, Igualdad y Diversidad, Isabel Mena, insistió en que el Cabildo hace las inspecciones habituales. «Tenemos un cuerpo propio de inspectores, y en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CADI) de Telde, concretamente se han hecho once inspecciones, y en ninguna de ellas se han detectado casos de malos tratos ni ninguno de esos casos que han sido denunciados por las familias en los medios de comunicación no han sido comunicados al Cabildo por la vía oficial, ni a través de ninguna queja ni en petición de alguna reunión con los responsables de los centros ni están recogidos en ninguna de las actas del centro», aseguró la consejera.

Mena manifestó que en estos días se ha redoblado los esfuerzos para tener un estado exacto de la situación del centro, «y por supuesto plena colaboración con la Fiscalía en todo lo que necesite para que haga una investigación en mayor profundidad». Precisamente, el Grupo Popular reclamó a la corporación insular que minicie una investigación de motu propio y que no se «escude» en el Ministerio Público. Las familias tienen previsto reunirse hoy con el Diputado del Común de Canarias, Rafael Yanes, para exponerle sus quejas.

En cuanto al caso en el centro de El Tablero, en el que presuntamente un usuario entró en la habitación de otro y lo mordió provocándole una serie de heridas y tuvo que sera trasladado al servicio de Urgencias, Isabel Mena explicó que este caso «se trata de un incidente entre dos personas usuarias en el que uno agrede a otro, y eso sí que está recogido en todos los informes que maneja el Cabildo, y además tenemos informes del hecho, como debe ser el cauce habitual de todas las personas trabajadoras que estaban en ese turno y se han tomado las medidas oportunas para evitar que se vuelva a producir una agresión de este tipo que ha sido entre dos usuarios».