Santa María de Guía

Seis millones de dos créditos permiten comprar un edificio y ayudar al deporte

El dinero ahora obtenido por el Ayuntamiento supone un 40% de lo que el pleno solicitaba en primera instancia con un concurso público sin éxito

Fachada del inmueble de Las Dominicas, en la calle Marqués del Muni de Santa María de Guía. | | LP/DLP

Fachada del inmueble de Las Dominicas, en la calle Marqués del Muni de Santa María de Guía. | | LP/DLP / Javier Bolaños

Javier Bolaños

Javier Bolaños

El grupo de gobierno de Guía aprueba en un pleno extraordinario dos créditos bancarios por cinco y un millón de euros para financiar obras encaminadas actuaciones en materia de abastecimiento de agua, saneamiento y residuos; infraestructuras deportivas; adquisición de patrimonio, suelo y vivienda protegida; y, por último, dotaciones y equipamientos comunitarios en los barrios del municipio. La cantidad es un 40% de lo que había solicitado en un primer momento a través de un concurso público el alcalde, Pedro Rodríguez, que alcanzaba los 15 millones de euros para financiar el plan extraordinario de inversiones, y que no despertó el interés de la entidades bancarias por su condiciones.

El Ayuntamiento ha recurrido a la financiación bancaria para acometer proyectos cofinanciados con otras instituciones.

Y para ello ha puesto como base para lograr atraer a los bancos su «buena salud financiera» sobre la base de la liquidación del presupuesto del año pasado de la Corporación y que se dio a conocer en agosto. Entre ellos, se detalla el ahorro, el dinero sin gastar de los presupuestos de los últimos años que ronda los 10,6 millones, y que la deuda financiera es de 308.274,28 euros.

[object Object]

En 2019, el alcalde de Guía, Pedro Rodríguez, despidió en un pleno al anterior alcalde, Fernando Bañolas, con un «hasta luego Lucas». Ahora el portavoz del PP, Alejandro Rodríguez, denuncia que el le ha dirigido «un guiño de ojo seguido de un beso, como si estuviese en una discoteca», tras su insistencia al igual que otros compañeros de la oposición, en pedir información sobre que parte del crédito destinaba a la compra del inmueble de Las Dominicas para uso municipal, una casona que fue cedida por las propietarias para la docencia en 1925 y fue sede del colegio de Las Inmaculadas. Sin embargo el alcalde se negó a ofrecer explicaciones, señalando que las negociaciones exigían cautela. El edil popular solicitó que el gesto del alcalde se recogiera en acta a lo que el secretario alegó que no lo había visto. Pero, según su relato, el alcalde lo reconoció, para que así se reflejara. «Fue desagradable», según Rodríguez, quien decidió abandonar la sesión. A parecer según otros compañeros, «siguió con la broma en mi ausencia». | J. B.