Mogán

Mogán instalará farolas con sensores para proteger a pardelas y murciélagos

El municipio participa en el proyecto Life Natura@Night junto a Madeira y Azores para reducir el impacto de la contaminación lumínica sobre especies protegidas.

Ejemplar de una pardela cenicienta.

Ejemplar de una pardela cenicienta. / SEO/BirdLife.

Farolas inteligentes y con sensores que iluminan solamente al paso de las personas y permanecen apagadas o con menor intensidad durante el resto del tiempo. El Ayuntamiento de Mogán implementará el uso de estas tecnologías en las luminarias del municipio para tratar de proteger a las pardelas cenicienta, a los murciélagos y a los insectos nocturnos, especies que se están viendo gravemente afectadas por el impacto de la contaminación lumínica. Y lo hará como localidad piloto, junto a Buenavista del Norte, en Tenerife, en el desarrollo del proyecto Life Natura@Night que tiene como objetivo reducir la excesiva iluminación artificial que afecta a los espacios y especies protegidas de Canarias, Madeira y Azores. «La contaminación lumínica no solo afecta a la fauna, sino también a las personas, es un problema global», señala Elena Ramos, responsable del área social y de voluntariado de SEO/BirdLife Canarias, organización que coordina el estudio de la iluminación actual en zonas muy concretas de Mogán.

Un miembro de una brigada de rescate busca a un pollo de pardela en Mogán.

Un miembro de una brigada de rescate busca a un pollo de pardela en Mogán. / SEO/BirdLife

Para ponerlo en marcha, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) trabaja ya en un proyecto para adaptar la iluminación en cada zona del municipio con el objetivo de ofrecerle al Consistorio las directrices para adaptar su iluminación de la mejor forma, como es la transición de la luz blanca a los tonos cálidos o reducir el número de farolas según las zonas, añade la representante de SEO/BirdLife. Este plan se abordará según las áreas, pues no es lo mismo una zona de alto tránsito de personas como el paseo de la playa que un barrio del interior.

En Mogán, el colectivo ha analizado la iluminación en dos zonas: el paseo marítimo de Las Marañuelas, un espacio turístico y con una alta densidad de farolas, y el barrio de El Cercado, un pequeño núcleo ubicado en el barranco de Mogán. En Las Marañuelas, el principal impacto de la contaminación lumínica es la caída de pollos de pardela cenicienta y otras aves marinas, principalmente entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre, que es la época de la emancipación de los pollos del nido. "Las pardelas se guían por las estrellas y la luna y cuando salen del nido y se encuentran con una barrera lumíninca se desorientan y se golpean con infraestructuras como farolas o edificios", relata Elena Ramos, "en el mar están adaptadas, pero en tierra son aves torpes y tras la caída les cuesta volver a incorporarse y mueren de hambre, atropelladas o depredadas por gatos o perros".

Brigada de rescate

Entre el 25 de noviembre y el 5 de diciembre, una brigada de rescate compuesta por un técnico de la organización y seis voluntarios recorrió el entorno de Las Marañuelas en busca de aves accidentadas y logró rescatar a dos pollos, además de otros dos que se rescataron en Buenavista del Norte. Elena Ramos aclara que aunque Mogán es una de las zonas de Gran Canaria donde más pollos caen debido a su fuerte iluminación por su condición de municipio turístico, solo se recogieron dos aves al estudiarse una zona muy limitada. De hecho, el Cabildo, a través del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre, está realizando ya el recuento de aves recuperadas en toda la isla durante la campaña de la pardela cenicienta, recientemente finalizada, según informaron fuentes del centro.

El Arguineguín, el Ayuntamiento ya ha instalado farolas alimentadas con placas solares que reproducen mayor o menor intensidad al paso de personas, pero recuerda Elena Ramos que deben cambiarse porque tienen una luz blanca y no cálida y además deben enfocar al suelo y no al mar. El Consistorio ya se ha comprometido a sustituirlas.

Por su parte, en El Cercado, el colectivo ha hecho un muestreo de las especies afectadas, entre ellas varios insector nocturnos y el murciélago de Madeira (Pipistrellus maderensis) y un censo de la fauna, dato que todavía está procesando el entomólogo del SEO/BirdLife Canarias. En estos pequeños barrios es donde se podrán instalar tambien farolas con sensores, pues ante el poco tránsito de personas, explica Elena Ramos, no es necesario tenerlas siempre encendidas o con un foco de luz muy potente.

Liberación de pardelas en Caletillas, Tenerife.

Liberación de pardelas en Caletillas, Tenerife. / SEO/BirdLife.

A partir del próximo año se instalarán las nuevas luminarias y posteriormente se revisará el estudio para comprobar cómo han beneficiado a las poblaciones de pardelas y otras aves marinas, murciélagos e insectos.

El proyecto también busca la implicación de la ciudadanía, a través del cambio de las luminarias de sus terrazas, así como de los colegios de arquitectos e ingenieros, a los que SeoBirdLife Canarias se dirigirá para animar a los profesionales a que implementen los cambios de luminarias en sus proyectos arquitectónicos y urbanísticos. El análisis que se ha hecho de dos zonas concretas de Mogán y Buenavista del Norte se marca como objetivo extrapolar los cambios al resto de ambos municipios, pero también a las otras 66 localidades canarias.

Elena Ramos destaca también la importancia de reducir la contaminación lumínica para las personas, pues causa afecciones como los trastornos de los estados de vigilia y sueño, dolores de cabeza o cambios de humor.