Entrevista | Gani Mirzo MÚSICO Y PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN MIRZO MUSIC

Gani Mirzo: «Si los políticos escucharan buena música no harían guerras ni esas barbaridades»

El cantante kurdo regresa a Gran Canaria con un nuevo proyecto sonoro que presentará este domingo en la plaza de San Juan de Arucas, a las 19.00 horas, en el marco del XIV Festival Folk Canarias

Antes de su actuación, proyectará el documental 'Armonías para después de la guerra', en el que se muestra cómo el Kurdistán sirio quedó destruido tras largos años de guerra y cómo la música vuelve a sonar entre sus ruinas. Gani Mirzo es capaz en sus conciertos de poner música a la solidaridad y también a la esperanza, aunque sea poca.  

El músico kurdo Gani Mirzo llega este domingo a Arucas para ofrecer al público melodías nacidas de la esperanza.

El músico kurdo Gani Mirzo llega este domingo a Arucas para ofrecer al público melodías nacidas de la esperanza. / LP/DLP

José A. Neketan

José A. Neketan

Regresa usted a la Isla para presentar su nuevo proyecto solidario en el marco del XIV Edición Festival Folk Canarias.

Sí, y también proyectamos antes de la actuación el documental ‘Armonías para después de la guerra’, de Pablo Tosco. La verdad es que después de la guerra, todo sigue arrasando de nuevo a Oriente, medio. La guerra sigue ahí. Sobre 2013 me decidí a hacer un proyecto solidario para ayudar a las víctimas de la guerra, sobre todo a las mujeres que fueron acusadas por el Estado Islámico, y también a los niños que quedaron huérfanos. Tuvimos una tremenda catástrofe, y los músicos no tenían instrumentos. Entonces, hicimos varios proyectos. Esta banda es la cara de este proyecto. Es una banda solidaria que defiende este proyecto y una parte de la aportación económica que genera va al proyecto para seguir gestionando y ayudando a la gente, sobre todo los niños y las mujeres en Oriente Medio. 

¿Qué va a poder escuchar el público que se cite este domingo en Arucas?

El público podrá escuchar piezas musicales de Oriente y Occidente, entre, digamos, melodías kurdas, árabes y españolas. Y a través de este proyecto intentar ser sensibles a las causas humanas, sobre todo hoy en día, porque no vemos proyectos solidarios. Cada vez hay menos músicos y artistas solidarios. Yo creo que debe haber más proyectos solidarios, más gente sensible. Llevamos muchos años trabajando en esto y queremos que la gente se sume a la causa. Que sea sensible, sobre todo con los refugiados, con los inmigrantes que han dejado atrás toda su tierra, su familia y la mitad de la gente que quiere llegar a Europa para buscar un destino mejor y se ahogan los mares, se mueren, y la mitad llega, pero apenas encuentran un gran muro de miles de problemas.

El músico estará compañado por artistas de otros países.

El músico estará compañado por artistas de otros países. / LP/DLP

undefined

¿La música hay que usarla como arma o como herramienta? 

Siempre como herramienta. Yo no diría que es una arma. Es una herramienta para buscar la paz, buscar el enlace entre las personas, buscar la sensibilidad. La música también puede caer en el sonido de las bombas, del terror, de la guerra. Yo creo que si los políticos escucharan cada día media hora de buena música no harían guerras ni esas barbaridades que nos rodean.

¿Cree que la música en este mundo es ahora más necesaria que nunca?

Sí. Yo creo que la música es muy importante en este mundo, sobre todo para los niños con la educación musical, porque los niños son el futuro de todos nosotros, de toda esta tierra. Yo creo que la música crea más sensibilidad en los niños y de mayores se quedan con esa sensibilidad. Despertar los campos sensibles en el cerebro de los niños, no solo con la música, sino también con otras artes como la pintura. Crear un mundo mágico, bello, dulce, amable, simpático, respetuoso, todo en la cabeza de los niños y en la cabeza de la gente. Y la música es una herramienta directa para que la gente se enganche con este elemento tan inexplicable. Pero es muy necesaria. Ahora es más necesaria que nunca. 

Todas las personas que migran se van de sus países con un montón de melodías y de canciones aprendidas.

Exactamente. Dejan su tierra, pero también llevan su herencia, su cultura, su educación, sus canciones, todo lo llevan en su cabeza. Te voy a contra una anécdota que me pasó en Barcelona hace poco y me dejó de piedra. Vi a un pobre chaval africano con frío que iba a dormir en una esquina y se tapaba con unos cartones. Y debajo de esos cartones salieron unas melodías de su teléfono móvil. Escuchaba una canción de su país, no sé si era senegalés o nigeriano, pero salieron unas melodías tan tiernas y tan bellas que pensé que una persona que escuchara eso no podría ser mala persona y no se me merece que le pase eso. Seguramente escuchando esa música tan dulce seguro que es una bellísima persona, pero la vida... Pero no solo la vida sino nosotros mismos, que de verdad somos muy duros con los otros. No somos solidarios, somos solitarios, más individualistas y eso es lo peor que nos puede pasar. 

¿Qué músicos le acompaña en esta gira?

Neila Benbey, una de las mejores voces árabes de España; también en la voz y buzuk, Ibrahim Keivo; en la guitarra acústica Josean Martin y en la percusión y el violín Fran Lasuen. Ofrecemos aires kurdos, canciones con letra de grandes poetas Sirios, como uno de los mejores poetas de Oriente Medio, Nizar Kapani; y luego también hay canciones en español y mezclada con aire andaluz.