Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Padres y alumnos a la carrera

El centro público de Costa Teguise reúne alrededor de un millar de corredores en la avenida de Playa Bastián

Padres y alumnos a la carrera

Padres y alumnos a la carrera

Una marea amarilla de corredores de todas las edades cubrió ayer el paseo marítimo de Playa Bastián, en Costa Teguise, de un tsunami de vida saludable. La tercera edición del Running del colegio público de esa localidad reunió a alrededor de un millar de alumnos, exalumnos, padres y profesores que se apuntaron a este evento.

La iniciativa, organizada por el centro educativo y el Ayuntamiento de Teguise, tenía por objetivo motivar a los niños y a sus familias para que abandonen el sedentarismo y apuesten por la actividad deportiva. Este encuentro, que forma parte del proyecto de salud del colegio, tiene también entre sus fines "desarrollar habilidades sociales, emocionales, físicas y psíquicas entre toda la comunidad educativa", explicó la directora colegial, Carmen Rosa Márquez.

Otra de las metas era "fomentar la convivencia entre la comunidad educativa en torno a la carrera para aunar esfuerzo, disciplina, voluntariedad, compromiso y satisfacción por conseguir un proyecto común".

Los primeros en lanzarse a correr fueron los más pequeños y sus padres, que cubrieron la distancia de 1.200 metros de longitud, aún con un sol de justicia a las seis de la tarde. A continuación, comenzaron el recorrido de 2.400 metros los estudiantes de más edad, también en compañía de sus padres. Lo mismo lo hicieron los que cubrieron los 4.800 metros.

Después del esfuerzo llegó la recompensa en forma de hidratación con manzanas, zumos de frutas y sándwiches. Asimismo, hubo música para seguir moviendo el esqueleto en Playa Bastián a ritmo de batucada y de los temas de pinchadiscos locales.

Las nuevas tecnologías también se apuntaron a la Running, que tuvo su propio 'selfie'. Un ingenio de un padre del colegio, Íñigo Labarga, fue la nota original de la jornada. Íñigo se valió del palo largo de un rodillo de pintor para fabricar el ingenio, que ató al carrito de su bebé. Colocó en la parte superior del mismo una pequeña cámara con la que grabó la carrera. Acudió a esa cita deportiva con su mujer, Ruth Hernández, y sus hijos, dos niños de nueve años y 11 meses, respectivamente, y una niña de cinco. El bebe fue, probablemente, el participante más joven de toda la convocatoria.

Quienes están en forma son Andrea Portals (10), Leire Asla (10) y Mar Rodríguez (11). "El deporte nos mantiene sanas y nos ayuda a estudiar", indicaron las pequeñas a la espera de que comenzaran los sorteos de la fiesta deportiva. Sesiones de spa, estancias de fines de semana en hoteles y complejos de apartamentos fueron algunos de los regalos aportados por empresas de Costa Teguise.

Javier García es profesor de Educación Física en las instalaciones educativas. "A la gente de Costa Teguise le gusta el deporte y el hecho de que haya aquí buenas zonas para practicarlo al aire libre es uno de los motivos".

Los preparativos de la Running comenzaron el pasado mes de enero y las inscripciones en marzo, recordó la directora del colegio. La Running también está abierta a los exalumnos. En esta ocasión se apuntaron unos 200 de los alrededor de 1.000 que estuvieron este viernes en el concurrido paseo de Playa Bastián. No hubo ni vencedores ni vencidos. El gran triunfo fue el de los hábitos saludables, una carrera que tiene como meta toda la vida.

Compartir el artículo

stats