Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Castellano: "Lo puse bonito, le dije que era un sinvergüenza, un golfo"

El empresario y padre del consejero de Turismo relata cómo se defendió ante la comisión que le exigió el concejal de Hacienda

El empresario José Antonio Castellano alegó que el concejal de Hacienda, José Miguel Rodríguez, le exigió una 'mordida' de 20% para abonarle el monto de lo que le debía el Ayuntamiento.

Castellano reseñó que tras negarse a pagar los 200.000 euros que le pidió el concejal, decidieron ir bajando el porcentaje al 15%, 12%, 10% hasta que contactaron con su hijo, el actual consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, y llegaron a un tope de 8%.

"Presenté varias reclamaciones al Ayuntamiento de Arrecife, hasta que reconocieron la deuda que tenían conmigo que era de 1,4 millones de euros", sentenció.

Resaltó además que siempre se negó a pagar y por ello un día tuvo un altercado de palabras con José Miguel Rodríguez -fallecido durante el proceso y el cual confesó haber cobrado comisiones- al encontrárselo casualmente.

"Lo puse bonito, le dije que era un sinvergüenza y un golfo, después de ese episodio no hablé más con él", afirmó el empresario, quien añadió que ante la insistencia por el pago de la comisión ilícita, decide denunciar. "Varias personas me aconsejaron que no presentara la denuncia en el Ayuntamiento, sino en la Policía Local porque de lo contrario podría filtrarse información", explicó Castellano.

Asimismo, puntualizó que no puede asegurar que Dimas Martín fuera el "jefe" de la trama pero que sí se lo comentaron el concejal Ubaldo Becerra y la mano derecha del fundador del PIL, Matías Curbelo. Hubo momentos en que me dijeron que las ordenes venían de Dimas", recalcó. Sin embargo, reconoció que él nunca se comunicó con el acusado. "Que quede claro que yo nunca hablé con Dimas", expuso.

Igualmente, reseñó que al presentar la denuncia en la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), estos le notificaron que pasarían la denuncia a Madrid para una evaluación. Señaló que posteriormente se comunicaron con él para saber si quería ratificar su denuncia, a lo que respondió que sí.

El empresario expresó que tras interponer la denuncia en la Guardia Civil, el acusado Ubaldo Becerra se comunicó con su hijo y le pidió que concertaran una reunión.

"Yo le dije que esperara, para llamar a la UCO y notificarles. En esa reunión él le dijo que iba a intervenir para que le bajaran la comisión de un 10 a un 8%", afirmó.

En cuanto al cobro de la comisión reveló que desconocía lo que estos iban a hacer con ese dinero y que tampoco le interesaba porque él no les pensaba pagar "absolutamente nada". "Lo único que sabía es que ellos no la iban a cobrar" señaló.

El 25 de mayo de 2009 en un operativo de vigilancia dirigido por la UCO, el empresario relató que se reunió con la mano derecha de Dimas Martín, Matías Curbelo, para hacerle entrega de los 95.000 euros. Este era el monto pactado por estos para que Castellano pudiese cobrar el dinero que el Ayuntamiento de Arrecife le debía. Todo esto con el fin de agarrar al acusado "con las manos en la masa" y tener pruebas sobre la presunta trama delictiva que se estaba gestando en la administración pública.

Compartir el artículo

stats