Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Autor del libro 'Tú has sido mi reina'

Marcos Martín Betancor: "Al principio eran las calles de la ciudad las que presentaban las candidatas"

"Los primeros trajes se asemejaban más a los que ahora se llevan para las fiestas de fin de año", apunta el escritor

Marcos Martín Betancor: "Al principio eran las calles de la ciudad las que presentaban las candidatas"

¿Cómo surgió esta iniciativa y por qué eligió a las Reinas?

Igual que recuerdo a Mazinger Z o la Abeja Maya, entre otros, yo también tenía esa imagen y ese deseo de querer volver a ver a las candidatas. Pero era más fácil localizar a las reinas. Antes de ponerme manos a la obra busqué en editoriales y hemeroteca para ver si había algo recogido, pero no localicé nada. Ahí fue cuando hice yo la recopilación, durante dos años y pico y, a medida que iba avanzando en la investigación, recordaba anécdotas que incluyo en el libro.

¿Puede contar alguna?

Yo de pequeño vivía en la calle Pablo Penáguilas. Cuando José María Íñigo dirigió la gala el año en el que mi calle presentó una candidata, él dijo que era la calle Penaguilas y recuerdo que nos sonreímos porque lo dijo mal. Esas cosas tontas son las que se quedan. Como el vestido que llevaba una de las candidatas que no llegó a ser reina, y se quedó en dama. Representaba al Corte Inglés y salió al escenario con los brazos plegados y en un momento dado los abría y se desplegaban unas alas. Pues por recuerdos así es por lo que yo las quería volver a ver y, de paso, a las drags.

¿Qué incluye este libro?

Están todas las candidatas que se han presentado a Reina, que son más de 500. También los candidatos que se presentaron a Drag Queen. Hay un ranking de patrocinadores y los lugares en los que quedaron sus candidatas y ranking de diseñadores. Hay otras tablas en las que se recogen los pregoneros y directores artísticos que ha tenido el Carnaval, los escenógrafos y diseñadores de los carteles y la duración en días del Carnaval, que en total, si se suman todos, es como si hubiésemos estado dos años de fiesta. Asimismo también se recoge la relación de comparsas y murgas ganadoras en los primeros premios de interpretación.

Su intención es ir actualizando esta publicación. ¿Incluirá en la próxima a las candidatas a Reina Infantil y Gran Dama?

Falta mucho, porque el Carnaval es muy extenso. Se cogieron a estas dos, porque precisamente las reinas y los drags son los que tienen más proyección. Recopilar información me ha llevado casi dos años, así que vamos a ver qué aceptación tiene este libro. No obstante, no estamos cerrados a nada.

¿Cuál ha sido su mayor descubrimiento a través de su libro?

Al principio los patrocinadores de las primeras candidatas eran calles o barrios y, a lo mejor, en un mismo año, presentaban varias. En esos mismos eran empresas privadas las que hacían aportaciones para sufragar los gastos.

¿Cómo han evolucionado los trajes de las candidatas?

Salvando las diferencias, los primeros trajes se confeccionaban como los que hoy se llevan en fin de año, es decir, sin cosas mecánicas ni grandes artilugios. Se utilizaban telas bonitas, pero no tenía la majestuosidad que luego han ido teniendo después. Ha habido trajes que han marcado épocas, como los del diseñador Tino Montenegro, cuando hizo uno solo con metacrilato. Hubo después una evolución con lo que se llamó el galletón que era la pieza circular que llevaban las candidatas detrás del traje. Esa fase está también desaparecida y lo que es raro ahora es ver un traje que no lleve ruedas.

Compartir el artículo

stats