Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo desatasca la obra para revestir los falsos túneles de la Avenida

Los pasos de Pérez Muñoz y Torre Las Palmas serán recubiertos tras cinco años de espera

Cinco años con las paredes al aire. JUAN CARLOS CASTRO

El Cabildo de Gran Canaria retomó a finales de diciembre las obras de revestimiento de los falsos túneles de Pérez Muñoz y Torre Las Palmas, así como la terminación del arreglo de los otros dos pasos subterráneos, los de la Base Naval y Santa Catalina, que se quedaron sin terminar durante el mandato pasado, por problemas con la empresa adjudicataria sobre el coste de un modificado realizado al proyecto inicial. Tras desatascar el arreglo y poner en marcha la fase final de la obra, el consejero insular de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, pretende ahora que los trabajos estén terminadas el próximo verano, con el objetivo de dotar los pasos de mayor seguridad e iluminación y, sobre todo, para eliminar la penosa imagen que tienen todavía los falsos túneles de Pérez Muñoz y Torre Las Palmas, con el hormigón a la vista, desde que se levantó la cobertura anterior hace más de cinco años.

Y es que el revestimiento de los pasos subterráneos de la Avenida Marítima ha estado presidido por un tremendo retraso y no pocas complicaciones. No en vano, el actual alcalde de la capital Augusto Hidalgo llegó a referirse a ellos como el "expediente misterioso", cuando estaba en la oposición en el Cabildo.

Las obras de recubrimiento de los pasos de Santa Catalina y la Base Naval se iniciaron en 2013 después de más de tres años con el hormigón levantado y las paredes llenas de humedad. El anterior revestimiento se levantó para garantizar la seguridad de los automovilistas, tras las continuas caídas de cascotes. La obra se prolongó durante todo el mandato anterior, tras un año de parálisis, por las discrepancias entre la adjudicataria y los técnicos del Cabildo en torno al coste de un modificado. Al final, quedó pendiente la colocación de una serie de vinilos con el nombre de Gran Canaria, una actuación que se va a terminar ahora.

Las paredes de los pasos de Pérez Muñoz y Torre Las Palmas se están acondicionando desde hace más de un mes para instalar los nuevos paneles del revestimiento y la nueva iluminación. Estas obras tienen un coste de 1,4 millones. "Ahora mismo se está actuando en los cuatro túneles. Una noche se actúa en unos y otra en otros, porque hay que cerrarlos al tráfico. Los trabajos se están realizando por la noche", para no generar atascos, señalaron fuentes de la Consejería de Obras Públicas. "En los otros túneles, que sí tenían revestimiento, se están colocando unas placas de vinilo decorativas en el revestimiento y se les va a dotar de iluminación".

Ángel Víctor Torres indicó que "el Cabildo de Gran Canaria ha venido realizando mejoras en los túneles y pasos subterráneos de la capital, que están relacionadas con el embellecimiento y la seguridad. Lo hemos hecho con el túnel de Julio Luengo y ahora por fin hemos podido desbloquear administrativamente las obras de revestimiento de los túneles de la Avenida Marítima para poder culminarlas y poner correctamente el nombre de Gran Canaria iluminando los vinilos. Esta obra coincide con una segunda en Pérez Muñoz, en la que con una inversión de 1,4 millones de euros estamos revistiendo los subterráneos de nuestra capital, que tendrán mejor iluminación y más seguridad". "Además", añadió, "contribuye al embellecimiento de nuestra red viaria de carreteras".

Compartir el artículo

stats