Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ampliación del muelle deportivo debe esperar hasta 2021

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, afirma que depende de la finalización del muelle Reina Sofía para su abrigo

La ampliación del muelle deportivo debe esperar hasta 2021

La ampliación del muelle deportivo deberá esperar hasta 2021, cuando está previsto que finalice la prolongación del dique Reina Sofía para que pueda estar al abrigo de los embates del mar. Fue lo que dijo ayer el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, en la sede del Cabildo insular tras la firma de un convenio de colaboración con el presidente de la institución regional, Antonio Morales, y el edil de Turismo del Ayuntamiento, Pedro Quevedo, para la construcción de 152 amarres en la dársena que ocupa la vela latina para dar cabida a los 85 veleros que participarán en la competición Mini Transat, entre La Rochelle (Francia) y la isla caribeña de Martinica, y que se celebrará entre octubre y noviembre.

El proyecto, que ya cuenta con el visto bueno inicial de Urbanismo aunque el Puerto deberá hace modificaciones, prevé que el muelle deportivo llegue a los 2.000 amarres. Actualmente, la marina dispone de 1.160 atraques, que se quedan pequeños cuando hay alguna competición importante como es el caso de la ARC , que se celebra cada mes de noviembre, y que obliga a salir a los clientes habituales fuera del embarcadero para dar cabida a los participantes.

En los próximos meses, se habilitarán 152 amarres en la zona que ahora ocupa la vela latina para dar cabida a los navegantes de la Mini Transat, que cada dos años utiliza a Gran Canaria o a Madeira como destino intermedio entre la ciudad francesa de La Rochelle, desde donde parte la competición, hasta su destino, la isla de Martinica.

El resto de los amarres -unos 680- deberán esperar la finalización de la prolongación del muelle Reina Sofía y además que la iniciativa privada se anime a hacer el proyecto. Así lo indicó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, quien apuntó que la obra costará aproximadamente unos 20 millones de euros.

"Para que esto pueda ser una realidad, primero hay que terminar la ampliación del Reina Sofía porque si no tendríamos que hacer un muro tan grande en lo que es el muelle deportivo que sería inoperativo para un inversor privado y antiestético", dijo en relación a la necesidad de que los nuevos amarres tengan un abrigo.

"Si todo va bien y se cumplen todos los plazos que tenemos en mente; que hay que decir que se han ido cumpliendo y eso hay que ponerlo en valor porque todo tiene un proceso y participan muchas administraciones, podría ser una realidad en 2021", continúo Ibarra durante su exposición, en el que nombró otras obras de importancia para la ciudad y el área portuaria como son el Acuario Poema del Mar o que se construirán en un futuro como la pasarela que unirá el Puerto con la playa de Las Canteras, a la altura del mercado de abastos.

Economía azul

"Esa es la fecha que tenemos en mente si participa la iniciativa privada. Entonces tendremos toda la parte este de la ciudad volcada a la economía azul, a la generación de negocios relacionados con el mar y turísticamente servirá además de apoyo porque tenemos muchísimas solicitudes para atracar en el muelle deportivo a lo largo del año y nuestro compromiso es solo con la ARC", añadió el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, quien señaló que durante el resto del año hay pocas plazas disponibles. "Todo llegará", subrayó.

La propuesta de ampliación del muelle deportivo no solo consiste en la construcción de nuevos amarres, sino también la edificación de tres edificios y la creación de más plazas de aparcamiento.

En este sentido, los técnicos de Urbanismo que han revisado el proyecto presentado por la Autoridad Portuaria de Las Palmas ya han advertido al Puerto que los dos edificios, de una planta de altura y que irán destinados a servicios dotacionales y servicios, deberán ir soterrados bajo la Avenida Marítima, de forma similar a los locales que están actualmente ubicados al norte del centro comercial Sotavento.

Respecto al tercer edificio destinado a servicios náuticos-deportivos y que tendría tres plantas, Urbanismo ha reducido su superficie a un tercio de los 41.000 metros cuadrados previstos en un principio por el Puerto.

En relación a la ampliación del muelle Reina Sofía, el pasado mes de diciembre la Autoridad Portuaria de Las Palmas recibió el visto bueno de Puertos del Estado para que el Puerto se hiciera cargo de la construcción de 300 metros de atraque para facilitar el atraque de buques y plataformas offshore, que necesitan gran calado, después de que el proyecto fuera desechado por Astican, que en un principio tenía previsto hacerse cargo de la obra ya que gran parte de la actividad del muelle se dedica a reparaciones navales.

La obra que costará unos 20 millones de euros, 8 de los cuales serán aportados por el Estado entre 2017 y 2018, aún no ha salido a concurso público.

Compartir el artículo

stats